Acciones a evitar por parte del acreedor en el cobro de deudas

Acciones a evitar por parte del acreedor en el cobro de deudas 5.00/5 (100.00%) 1 vote

En el artículo anterior escrito en cobro-morosos.es hemos explicado como hay deudas que no se cobran por culpa única y exclusivamente del acreedor. Con el objetivo de que tu como acreedor no cometas los mismos errores a continuación en Grupo Recobro te vamos a explicar algunas de los errores habituales que cometen los acreedores en el cobro de deudas que en definitiva al final lo que provocan es no cobrar la deuda.

❶ Ponerse en contacto con el deudor tras haber contratado con la empresa de recobro: Es nuestros contratos se establece que cualquier comunicación entre acreedor y deudor una vez firmado el contrato se tiene que poner en comunicación de Grupo Recobro. La razón es muy simple. Nos hemos encontrado con muchos casos en donde el acreedor por propia voluntad ha intentado perjudicarnos el cobro ante las “promesas” del deudor de que si no le molestábamos pagaba la deuda algo que por supuesto nunca cumplía.

Pues bien, aun así, los acreedores al pensar que esto era cierto intentaban por todos los medios que nosotros no pudiéramos realizar nuestro trabajo incluso aun habiéndonos contratado tiempo antes. Aquí como acreedores tenéis que tener en cuenta que este cambio de opinión del deudor normalmente se ve cuando la empresa de recobro entra en acción, si este deudor estuvo tiempo sin pagarte ¿porque ahora si quiere hacerlo?

Muy fácil, porque hay una empresa de recobro por tanto tu como acreedor lo que tienes que hacer es no dejarte influenciar por las palabras del deudor, sencillamente si este se pone en contacto contigo delegar el asunto a los gestores de cobro responsables.

❷Negarse a cobrar la deuda ante la propuesta realizada por la empresa de recobro: Cuando una empresa de recobro busca el cobro lo hace de la mejor manera posible con el objetivo siempre de conseguir resultados positivos. Si para ello hay que dar una serie de plazos para cobrar la deuda o bien hay que proponer alguna quita sobre la deuda se hace y punto.

El problema que se da es que no siempre el acreedor acepta de buen grado el acuerdo conseguido por la empresa de recobro. Esto es un error evidentemente porque la empresa de recobro es la que más experiencia tiene en el cobro de impagos, por tanto, si ha tenido que dar ese acuerdo es por alguna razón.

Además aquí como acreedor no solo eliminas la posibilidad de cobrar en ese momento aunque sea bajo esas condiciones sino que además consigues que los gestores de cobro no estén muy por la labor de seguir trabajando el cobro de tu deuda.

Un acreedor que no es flexible al final lo que provoca es que la empresa de recobro tenga poco margen para conseguir resultados  por tanto ante esta reducción de posibilidades es normal que le dedique menos tiempo a sus expedientes.

❸ Intentar saltarse a la empresa de recobro: Esto es algo que aunque es raro que se produzca también hemos visto, estamos hablando de acreedores que en el cobro de deudas una vez firmado con el deudor el acuerdo de pago y estar cobrando la deuda intentan saltarse a la empresa de recobro para no tener que pagarles los honorarios.

Que decir tiene que cuando esto pasa reclamamos al acreedor la totalidad de nuestros honorarios aunque todavía no se hubiera cobrado la deuda con el deudor.

 Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × uno =