Acuerdo de pago justo antes del recobro judicial

Por favor,Puntua

Una de las situaciones que pueden darse en el recobro judicial de deudas es que el deudor en el momento que vea tiene que pagar una deuda por la vía judicial prefiera alcanzar un acuerdo con su acreedor para con ello evitar los gastos de reclamación existentes.

En Grupo recobro como empresa que ha llevado numerosos expedientes por la vía del recobro judicial con una tasa de éxito del 60% podemos decir que este tipo de situaciones es habitual.

Lo es porque aquí lo que pasa es que el deudor ve como la deuda se le puede incrementar de manera importante en caso de no hacer frente a la deuda que tiene con su acreedor.

Si por una de esas el juez le admite a trámite la demanda el deudor lo que se va a encontrarse es un aumento muy importante de la deuda que tiene con su acreedor.

Esto es debido entre otras cosas a los gastos judiciales existentes.

Las famosas costas que tiene que pagar el que pierde el juicio (siendo en un 99% de las veces el deudor quien lo pierde) es lo que provoca que esto pase.

Nosotros en Grupo Recobro lo hemos dicho ya otras muchas veces, lo malo del recobro judicial no es que te reclamen una deuda es el incremento de la deuda.

Que además no es poco, las costas pueden hacer que una deuda pequeña se convierta con el paso del tiempo en una deuda elevada.

No son solo las costas judiciales por otro lado, en los impagos es frecuente que la deuda se incremente debido a los intereses de demora existentes.

Una deuda con por ejemplo una entidad bancaria a los gastos de abogado y procurador tendremos que sumar los gastos por los intereses de demora.

Y las financieras no son las únicas quienes ponen estas clausulas, en los contratos es habitual también poner este tipo de clausulas para con ello desincentivar el impago del deudor.

Estos intereses y comisiones por impago incrementan de manera importante la deuda de manera que si hay algo que se pueda embargar (nominas, cuentas corrientes, bienes inmuebles) el acreedor pueda hacerlo por el importe total.

Al menos esa será su intención pues no siempre se consigue.

Hay muchas deudas en las que el acreedor cobra o mejor dicho consigue embargar algún bien pero este no es suficiente para cobrar el total de la deuda.

Ese es quizás el aspecto negativo del recobro judicial de deudas, que hay casos en donde el deudor paga pero solo parte de la deuda.

Además, si el deudor es insolvente no habrá manera que cobrar ninguna cantidad.

Por suerte los acreedores pueden también contratar el recobro extrajudicial de deudas siendo igualmente valido el interés y gastos que puedan darse por la reclamación de una deuda.

A los deudores lo primero que se les dice es esto, que a la deuda principal pueden tener también que pagar el resto de gastos existentes en la reclamación del impago.

Cobro impagados y recobro judicial

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 − 6 =