Acuerdos de pago previos a la contratación de la empresa de recobro

Acuerdos de pago previos a la contratación de la empresa de recobro 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Cuando un acreedor se plantea el contratar una empresa de recobro en el recobro de deudas y cobro de impagados es habitual que lo haga porque no tiene firmado ningún acuerdo de pago con el deudor. Sin embargo, y por lo que hemos visto desde Grupo Recobro en ocasiones se dan situaciones diferentes en donde quien contrata ya tenía previamente una acuerdo de pago con el deudor.

¿Por qué entonces contratar con una empresa de recobro?

Al fin y al cabo si el acreedor ya ha conseguido un acuerdo con el deudor el trabajo que se supone tiene que realizar la empresa de cobros ya está hecho, no obstante sus honorarios serán cobrados de igual manera.

La razón de esto es porque el acreedor aunque tiene firmado el acuerdo no se fía que de que el deudor vaya a cumplir con sus compromisos de pago. Es por esto por lo que acaba contratando con una empresa de recobro.

Se supone que aquí el acreedor lo que quiere es que sea la empresa de recobro la que este vigilando el cumplimiento de los pagos tal como hubieran acordado evitando cualquier impago por parte del deudor.

No solo eso, el acreedor aquí con la contratación quiere dejar un mensaje claro a su deudor.

“Ahora hay una empresa de recobro que va a estar detrás tuyo, tú decides”.

Porque si el acreedor estuviera convencido de que el deudor va a cumplir con sus compromisos de pago al final no tendría la necesidad de buscar una empresa de recobro teniendo en cuenta que los honorarios de esta además no son precisamente pequeños.

Nosotros desde Grupo Recobro en ese sentido lo tenemos claro, si tu como deudor tienes un acuerdo de pago ya firmado con tu deudor puedes hacer dos cosas, contratar a a la empresa de recobro a comisión en donde esta cobrara según las cantidades que se estuvieran cobrando o bajo la modalidad de tarifa plana.

Bajo nuestra opinión la opción ideal en un caso como este sería la tarifa plana pues está hecha para situaciones de este tipo precisamente.

Es decir, aquí el acreedor en lugar de tener que pagar los honorarios de la empresa de recobro según los porcentajes pactados sobre recuperación de la deuda paga una cantidad fija mensual en donde no se aplica ninguna comisión sobre lo recuperado.

De tal manera una deuda de por ejemplo 10 000€ con un acuerdo de pago de 1000€/mes y con una tarifa del 35% sobre lo recuperado, daría que de cada 1000€ ,350€ serian para la empresa de recobro.

Por el contrario si pagara la tarifa plana además de poder enviar más deudas no solo en la que tiene el acuerdo de pago (como su nombre indica esta tarifa se encarga de hacer cumplir los impagos que ha sufrido el cliente con todas sus deudas) no se aplicaría luego ningún porcentaje sobre la cantidad recuperada.

Además, con la tarifa plana se le suele entregar al cliente herramientas que generen el efecto disuasorio en lo relativo al impago en sus negocios, algo sin duda que muchos agradecen.

Cobro deudas y cobro impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + 4 =