Armas con las que atacar en el cobro judicial

Por favor,Puntua

Cuando nuestra empresa de recobro a través del cliente inicia un proceso de cobro judicial de la deuda frente a un deudor no solo tenemos como baza el que el deudor sea solvente o no sino que hay otros métodos para conseguir que el deudor liquide su deuda. En este articulo lo que vamos a hacer es explicarte como solemos trabajar desde Grupo Recobro cuando iniciamos la reclamación judicial de la deuda.

Lo primero a tener en cuenta es que cuando nuestro cliente (acreedor) nos contrata el servicio de recobro en primer lugar lo que solemos hacer es informarle acerca de las diferentes posibilidades con las que cuenta siendo una de ellas como no el recobro judicial de la deuda.

Si el acreedor se decide por esta opción como empresa de cobros tenemos que analizar las posibilidades de cobro teniendo en cuenta un poco la solvencia del deudor, si tiene propiedades a su nombre, empresas, nivel de facturación…es decir, hacemos un poco la tarea del detective para analizar la situación del deudor.

Una vez se hace esto analizamos el modo de actuar del deudor determinando si ha incumplido algunas de la responsabilidades a las que está obligado y en consecuencia instando la responsabilidad subsidiaria del administrador. Porque haciendo esto somos de las pocas empresas de recobro y profesionales dedicados la cobro que solemos ir también contra los gerentes de la empresa cuando se produce algún impago en contra de los intereses de nuestro cliente.

La mayoría de abogados que actúan por la vía judicial solo se limitan a ir contra la empresa entre otras cosas para evitarse las complicaciones propias de continuar con la reclamación. A nosotros en cambio, sintiéndolo mucho por el deudor, nos gustan las complicaciones.

No solo instamos la responsabilidad del administrador, que si vemos cosas como posibles alzamientos de bienes (algo muy fácil de comprobar…) directamente podemos ir por la vía mas peligrosa para el deudor, la penal.

Esto lo decimos porque hay deudores que se piensan que poniendo todos los bienes a nombre la mujer están a salvo y eso con nosotros no es el caso, nosotros si el deudor es insolvente analizamos el entorno haciendo las oportunas averiguaciones.

Te pondremos un ejemplo para explicar como actuaríamos en nuestra empresa:

Deudor dice que es insolvente cuando el acreedor nos asegura que tiene un nivel de vía muy alto, tiene coches, propiedades…

Al hacer el estudio de solvencia de este cliente comprobamos como efectivamente no tiene nada a su nombre pero luego hacemos un análisis de su entorno y vemos como todo esta a nombre de la mujer a pesar de carecer esta incluso de ingresos en forma de nomina/pensión,/autónomo…

En consecuencia analizamos el origen de estas propiedades y vemos como no es ni por herencia, ni donación de sus padres…nada, ha efectuado una compra con dinero “ahorrado” algo que sabemos no es posible y más cuando no tiene capacidad económica para generar esos ingresos.

¿Qué pasa entonces?

Pasa que se le presenta demanda por alzamiento de bienes y se le advierte al deudor acerca de otras posibles acciones a realizar como puede ser blanqueo..pues el deudor sabe que su mujer ha comprado las propiedades con el dinero que este consigue gracias a sus negocios. En base a esto el deudor para evitar problemas paga las deudas y nosotros como no paralizamos cualquier acción.

Como siempre decimos, somos la mejor opción a nivel judicial para el acreedor y la peor sin duda para el deudor.

Cobro Deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − cinco =