Cobrador de morosos y labor de este

¿Conoces la labor del cobrador de morosos llamada comúnmente como gestor de cobros?

Porque son estas las personas las que en definitiva se encargan de hacer todas estas gestiones relacionadas con el cobro de la deuda.

Lo habitual es que estas personas trabajen a través de empresas de recobro profesionales aunque también los hay que trabajan por su cuenta.

Y los que trabajan a través de las empresas de recobro en la mayoría de casos son autónomos, no son asalariados de la empresa siendo lo que muchas veces piensan las personas.

Por tanto y desde el punto de vista de la calidad en el trabajo el ser gestor de cobros en España podemos decir que no es fácil.

Sobre todo si no se consiguen resultados pues aquellos gestores que al final de los años consiguen cobrar deudas si pueden tener un buen medio de vida.

Nosotros desde luego en Grupo Recobro somos de los que pensamos que ser cobrador de morosos en España no es fácil.

Al hablar de este tipo de gestores por cierto estamos hablando de aquellas personas que realizan el recobro extrajudicial de deudas.

Porque del mismo modo que sabemos hay personas que ofertan el cobro en persona sabemos de otras que gestionan el recobro extrajudicial.

Son dos tipos de cobros completamente diferentes aunque siendo en algunos casos ofertados por las mismas empresas.

A través de nuestra empresa por ejemplo las personas pueden gestionar tanto una vía de cobro como la otra.

Pueden cobrar deudas a través del juzgado mediante el cobro judicial como hacerlo por la vía extrajudicial.

Con esto lo que quiero decir es que aun siendo dos servicios diferentes pueden ser ofertados por la misma empresa.

No es lo habitual también lo tenemos que reconocer pero si puede darse.

Lo que vemos en el mercado con las empresas de recobro dedicadas al cobro de impagados es que estas suelen especializarse según el cobro a realizar.

Podemos ver empresas centradas en el recobro telefónico.

Hay otras que por el contrario están formadas y gestionadas por abogados las cuales realizan el recobro extrajudicial y luego tenemos la del recobro extrajudicial siendo las que más polémica generan.

Cada uno aquí puede tener su punto de vista pero lo que está claro es que cada una de estas empresas tiene ventajas e inconvenientes.

Ninguna de estas empresas es mejor que la anterior, la clave está en entender el tipo de deuda que tenemos para en base a eso decidir que vía de cobro usar.

El cobrador de morosos tal como lo conocemos aquí solo lo encontraremos en el cobro extrajudicial.

En el cobro judicial son abogados mientras que en recobro telefónico son más bien tele operadores los que realizan la gestión.

A estas personas se las suele hacer un curso de cobro de deudas pero no son profesionales dedicados al cobro.

Pese a todo es la opción que emplean empresas como financieras y telefónicas en la reclamación de sus deudas.

Como ves la labor del cobrador de morosos no la vemos ni en todas las empresas ni en todos los tipos de cobros

¿Cómo se plantea el recobro de deudas en 2017?

Tras ver como se ha desarrollado el 2016 el recobro de deudas a nivel general desde Grupo Recobro podemos decir que en 2017 se esperan nuevos cambios.

Algo que por otro lado no debe de verse con sorpresa pues es habitual que en los sectores empresariales cada cierto tiempo se produzcan cambios.

No lo vemos solo en el sector del cobro de impagados a través de empresas de recobro, es algo que ocurre en cualquier sector.

En este articulo desde Grupo Recobro nos gustaría poder dar a conocer algunos de los cambios que creemos van a prodcurtise en este 2017.

Lo primero que vamos a ver es un aumento de las tarifas enfocadas hacia empresas que tienen una cantidad de impagados detrás.

Estamos hablando de tarifas como la Tarifa plana la cual a cambio de una cuota mensual de dinero los clientes pueden externalizar toda la gestión de cobros.

La mejora de la economía de nuestro país pensamos puede generar un aumento de la demanda por servicios como este.

Al tener una mejor situación financiera es más probable que las empresas estén dispuestas a pagar por servicios como este.

Siendo además una tarifa ideal para todos aquellos negocios que todos los meses sufren impagos ya sea por el tipo de negocio, por volumen de facturación….

Además, a las empresas de recobro ofrecer tarifas como estas les sale muy rentable ya que se pueden centrar en cobrar deudas sabiendo que cobran honorarios.

Desde el punto de vista de la empresas de cobro una tarifa como esta le permite trabajar habiendo cobrado su honorarios.

La ventaja para el cliente en cambio es que en caso de éxito la empresa de recobro no aplica los porcentajes sobre el cobro (porcentajes que son más altos y que implican un mayor gasto)

El segundo de los cambios que creemos va a producirse aunque es algo ya hemos visto en este 2016 es el aumento de las tarifas con honorarios.

Cada vez más contratar el recobro extrajudicial a comisión va a ser más difícil.

Incluso las empresas de cobro que dicen de trabajar a comisión muchas veces no lo hacen.

Igual que nosotros por cierto.

Si las deudas que pretende contratar el cliente no cumplen con los requisitos como para poder ser contratadas a comisión lo que hacemos es exigir el cobro de iniciales antes de empezar a trabajar.

Y al igual que nosotros lo hacen el resto de empresas.

De hecho somos de las últimas empresas que han dejado de trabajar siempre en el recobro extrajudicial a comisión.

El resto desde hace tiempo que cobraba iniciales antes de empezar  a trabajar.

¿Por qué cobran las empresas de recobro unos iniciales antes de empezar con el cobro de una deuda?

Lo hacen así entre otras cosas para evitar asumir ellas mismas los gastos de reclamación.

Una empresa se puede permitir en parte trabajar gratis, lo que no hará también será asumir todos los gastos originados durante el cobro.

Entre los gastos podemos señalar los gastos de desplazamiento, gasolina, papelería….

Estos pues podemos señalar son los principales cambios en el sector del recobro que esperamos en este 2017.

Cobro deudas y cobro impagados

Deuda comercial y descuentos

Al igual que sucede con determinados descuentos realizados entre empresas en las deudas comerciales a veces es necesario la realización de descuentos o quitas para así conseguir cobrar la misma.

En Grupo Recobro escribimos este articulo con el objetivo de que como acreedor de una deuda dejes de ver las quitas como algo negativo en lugar de algo positivo que permita el cobro de la mayor parte de la deuda.

Las quitas son siempre una opción en el recobro de deudas, hay gente a la que no le gusta y hay otros que las aceptan como fórmula para cobrar deudas, aquí nunca habrá una opinión común.

Pero lo que es seguro es que empeñarse en no ofrecer quitas a los deudores más de una vez provoca la imposibilidad de poder cobrar la deuda.

Sobre todo cuando el deudor está en una situación de crisis real con más razón tenemos que plantear esta opción ya que a veces es la única opción.

Intentar cobrar una deuda por las buenas o por las malas sin tener en cuenta la situación de quien tiene que pagar la misma es ir seguro al fracaso absoluto.

Además la empresa de recobro es la primera interesada en que no haya quitas posibles en el cobro de la deuda pues cuantas más haya menos cobrara.

Sin embargo dejar de lado la aplicación de quitas es no ser realista.

No estamos hablando aquí de hacer siempre uso de ellas pues no tiene nada que ver.

Lo que decimos es que para determinados deudores, generalmente morosos fortuitos en donde no existe la voluntad de no pagar la deuda es aconsejable hacer uso de estas tácticas de cobro.

¿Por qué iba un deudor a querer pagar la deuda tras ofrecerle una quita?

Muy fácil, porque con la quita el deudor tiene que pagar una menor cantidad de dinero.

Es posible que lo que antes no podía pagar ahora con la quita si sea posible.

No fueron las empresas de recobro las primeras en ofrecer quitas a sus clientes para así hacer cambiar de opinión a los deudores.

Las primeras que empezaron a aplicar esta fórmula como herramienta para cobrar deudas fueron las entidades financieras.

Se dieron cuenta como reclamar una deuda con intereses de demora y comisiones por impago estaba provocando el poco interés de los deudores en el pago, con más razón si además se trataba de préstamos sin aval.

Por el contrario una vez se les ofrecía una quita sobre el principal de la deuda veían aumentar el interés de estos de cancelar sus deudas en el menor tiempo posible.

Pues esto es algo que siempre se repite, la aparición de quitas va ligada necesariamente al pago de la deuda de manera inmediata.

Ninguna empresa te va a ofrecer una quita a cambio de nada, lo que te ofrecerán serán quitas sobre la deuda a cambio de que liquides la misma al poco tiempo.

Lo que suele pasar es que la entidad acreedora te de un plazo concreto el cual debes de cumplir si deseas cancelar dicha deuda mediante el descuento.

Cobro deudas y cobro impagados

Acreedores de una deuda y contratación

Cuando como acreedor contratas el recobro de una deuda sea del tipo que sea ¿Eres consciente que el servicio que vas a recibir es proporcional al pagado o contratado?

Porque esto es algo que hay acreedores que no consideran, el pensar que pueden contratar un servicio barato recibiendo a cambio el mismo servicio que aquellos que contratan tarifas de mayor coste.

Nosotros en Grupo Recobro lo hemos visto esto más de una vez incluso dentro de nuestras mismas tarifas.

Si conoces las tarifas ofertadas por Grupo Recobro en el cobro de impagados podrás ver como cada una de estas tarifas es diferente a la anterior.

En consecuencia el coste de contratación para el cliente así como los resultados obtenidos también lo serán siendo algo que el acreedor también entiende.

Pero no siempre, hay acreedores que piensan que contratando la tarifa a comisión en el recobro extrajudicial van a conseguir lo mismo que en la tarifa con iniciales.

Y no es así, no porque nosotros no queramos sino porque los resultados dependen la mayoría de las veces de los recursos que pone la empresa para intentar cobrar la deuda.

Seamos realistas, los recursos que pone una empresa de recobro en el cobro de deudas e impagados no es la misma si el acreedor les ha contratado 100 % a comisión que si lo ha hecho pagando iniciales.

Tampoco muchas veces los iniciales juegan un papel fundamental en el recobro, más todavía cuando estamos hablando de pequeñas cantidades de dinero.

¿De verdad crees que unos iniciales de por ejemplo 300€ van a garantizar el cobro de una deuda de por ejemplo 20 000€?

Si ayudara a la empresa de recobro a sufragar parte de los gastos durante la reclamación de deudas (gastos del gestor, gasolina, desplazamientos.) pero en ningún caso esto garantizara la consecución del cobro.

Igual pasa cuando el acreedor contrata la tarifa más barata en el recobro de deudas siendo esta la del recobro telefónico pensando que va a conseguir los mismos resultados que en el recobro extrajudicial de manera presencial.

¿De verdad lo crees?

Puede que con ciertos deudores esto de resultado, sin embargo cuando estamos hablando de deudores intencionales como por ejemplo pueden ser los morosos intencionales de nada servirá todo esto.

Es por eso que en Grupo Recobro no nos cansamos en recordar a los clientes interesados en contratar el recobro de deudas que según la tarifa que contrate esto dependerá mucho el resultado en el cobro.

Cuanto más barato y menos cueste contratar una de estas tarifas más probable es que el cobro no llegue a darse.

Evidentemente las empresas de recobro tienen estas tarifas para aquellos clientes que no pueden permitirse tener que pagar para contratar el recobro de deudas pero tampoco ofrecen luego la misma calidad en la gestión.

Porque no se ve solo en los resultados del cobro se ve también durante la gestión.

La mayoría de empresas de recobro que trabajan a comisión no se molestan en informar a sus clientes acreedores salvo cuando hay resultados en el cobro o para comunicar alguna cosa importante.

En los contratos en iniciales por el contrario si suele verse una mejor comunicación entre empresa acreedora y empresa de recobro.

Cobro deudas y Recobro deudas

Deudas que podemos encontrarnos en el recobro

En este artículo desde Cobro deudas Grupo Recobro vamos a mostrarte qué tipo de deudas nos podemos encontrar a la hora de llevar a cabo la reclamación de deudas.

Decir también que el cobro de impagados es una gestión que por cierto podéis llevar tanto por la vía del recobro extrajudicial como por la del recobro judicial.

Algo a tener en cuenta si tenéis pensado contratar esta vía de cobro por alguna de estas vías.

Tipo de deudas que nos podemos encontrar en el recobro de impagados

❶Deudas entre particulares: Es un tipo de deuda que no vemos tan frecuentemente que otro tipo de deudas como serán las siguientes.

Aun así pueden darse en el mercado siendo algo a tener muy en cuenta.

En el recobro de deudas no es habitual que sean particulares los que al final acaben contratando con la empresa de recobro porque no suele ser de su interés.

Pero si podemos señalar un tipo de deuda habitual cuando estamos hablando de deudas entre personas, son las deudas de alquiler.

El problema de las deudas por alquiler es que son muchas las empresas dedicadas al cobro de deudas que en la práctica no quieren gestionar este tipo de deudas.

No quieren porque aquí de lo que estamos hablando es de deudas muy complicadas de cobrar en donde además los deudores son insolventes.

Con esto lo que quiero decir es que es habitual que en el recobro de deudas no todas las deudas generen interés entre las empresas.

Y las deudas por alquiler por el tipo de deuda de la que estamos hablando no suelen ser interesantes.

Ni por la vía del cobro extrajudicial ni por la del cobro judicial siendo algo a valorar antes de pensar en contratar el recobro.

❷Deudas entre empresas: Es el tipo de cobro de impagados habitual que al final le toca gestionar a casi todas las empresas dedicadas al cobro.

Las empresas a la hora de gestionar el cobro de estas deudas suelen analizar la solvencia de la empresa deudora.

No obstante también es frecuente que en todas estas gestiones los acreedores tengan que hacer unas cuantas gestiones.

Sobre todo si los acreedores contratan 100% a comisión no siendo ya tan habitual en él recobro de deudas.

Mientras que antes si era frecuente que el cobro de deudas fuera llevado a comisión no lo es en cambio hoy en día.

Aquí nos podemos encontrar todo tipo de deudas que pueden ser cobradas, desde deudas pequeñas hasta deudas grandes.

En cuanto a si es mejor llevar el cobro por la vía judicial o por la extrajudicial eso dependerá al final de la persona encargada de contratar.

Son los clientes quienes al final tienen que decidir si llevar el cobro de una forma o de otra, no la empresa de recobro.

Lo que si puede hacer la empresa es en base a su experiencia dar su opinión.

Aun así siempre lo que aconsejamos en Grupo Recobro en el cobro de deudas es que estos lleven a cabo la decisión por su cuenta.

Cobro deudas