Cancelación de contrato en el recobro de deudas

Por favor,Puntua

En el recobro de deudas como es lógico todo acreedor tiene que acabar firmando un contrato con la empresa de recobro cuando esta desea que le sea gestionado un impagado. Hoy en Grupo Recobro vamos a hablar acerca de la cancelación del contrato en cualquier empresa de este tipo.

Aquí depende sobre todo de qué tipo de contrato se lleve a cabo.

Si como acreedor lo que has contratado es el recobro judicial de deudas este contrato no se puede cancelar en ningún momento pues de hecho no tiene plazo.

Mejor dicho, si que se puedes cancelar el contrato pero teniendo el acreedor que pagar para poder hacerlo.

Porque claro, lo que no vamos a aceptar es que un acreedor contrate con nosotros el recobro judicial de deudas, nos pongamos a trabajar en el recobro judicial y pasados unos meses el acreedor decida que no le interesa más continuar con el recobro de impagados.

Tiempo es dinero y lo que es seguro es que aquí nosotros en caso de cancelación del recobro judicial una vez iniciado el cobro tendremos que cobrar.

Algo parecido pasa en el recobro extrajudicial.

La diferencia entre el recobro extrajudicial y el recobro judicial es que así como el recobro judicial no fija plazo (no lo fija ya que el recobro por vía judicial puede durar años, de hecho nunca se sabe cuándo se pueden conseguir resultados) en el recobro extrajudicial el plazo habitual suele ser de 1 año.

Esto lo que significa es que cualquier deuda que tenga que gestionar la empresa de recobro tendrá un plazo mínimo de 1 año para intentar cobrar la deuda.

Si por alguna de esas el acreedor ha contratado a comisión y desea cancelar el contrato antes de la fecha de vencimiento es evidente que tendrá que pagar parte de los costes derivados de la reclamación de deudas.

La razón es la misma que la del recobro judicial.

Si damos la opción al acreedor de poder contratar con nuestra empresa a comisión no es ni mucho menos para luego dejar que el acreedor decida cuando y como puede cancelar dicho contrato no siendo esto posible en la práctica.

Tampoco es que puedan cancelar contrato aquellos que pagan iniciales en la contratación de la deuda aunque es cierto que a estos clientes por la forma en la que contratan la deuda si somos algo más permisivos pues en parte esos iniciales sirven para cubrir los gastos de la reclamación.

Son los que contratan a comisión los que luego no pueden intentar cancelar el contrato cuando deseen haya o no resultados en el cobro.

Al igual que tiene cosas positivas contratar a comisión también tiene cosas negativas.

¿Razones para querer cancelar el contrato?

Cuando esto se da casi siempre es por lo mismo, porque nuestra empresa no ha conseguido los resultados que el acreedor esperaba.

En estas situaciones es lógico que el acreedor quiera cancelar el contrato, ahora bien, esto no es posible sin abonar para ello los costes de cancelación.

Tampoco es que el acreedor quiera cancelar solo en estas situaciones, desde Grupo Recobro hemos visto casos de personas que querían cancelar contrato cuando veían que el cobro se iba a producir.

Con esto lo que intentaban eran evitar pagar a la empresa de recobro, algo que por supuesto tampoco es que permitimos ni nosotros ni nadie.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + Doce =