Características de una deuda difícil de cobrar

Por favor,Puntua

Características de una deuda difícil de cobrar

Aunque hemos hablado más de una vez acerca de que hay deudas más difícil de cobrar que otras lo cierto es que hasta ahora no habíamos explicado de manera detallada las características que reúnen las “peores” deudas a cobrar. Desde el punto de vista de una empresa de recobro cuando decimos “peores” lo que queremos decir es que es más difícil de conseguir el cobro.

Dicho esto, ¿Que características tienen estas deudas?

Podemos destacara entre las más importantes las siguientes:

❶ Antigüedad: Es el factor más importante y el cual más afecta en los resultados del cobro. Hay un lema que dice “Deuda antigua es deuda muerta” ,algo completamente cierto. En líneas generales las deudas con una antigüedad superior a los 3 años se convierten en deuda difícilmente cobrables, no solo por el tiempo que ha pasado desde que se produce la misma sino también por el hecho de que luego aunque se delegue la gestión de cobro en una empresa como la nuestra puede ser difícil encontrar al deudor en los teléfono( puede que ya no estén operativos, en su domicilio social…).

Y es que siempre es más fácil realizar el cobro nada más se ha producido, de hecho en estos casos los porcentajes de éxitos son muy altos, frente a los porcentajes con deudas antiguas.

❷ Deudores cuya empresa está sin actividad: Este es otro caso también de los llamados complicados. Cuando un acreedor reclama la deuda a una sociedad pero esta se encuentra sin actividad las cosas suelen complicarse bastante. Aunque, todo hay que decirlo, hay casos y casos.

En ocasiones el deudor esgrime que la sociedad ya no tiene actividad por lo que no puede pagar la deuda, sin embargo, según ley, o bien una sociedad concursa o bien se liquida, lo que no se puede es tener la empresa sin cumplir con sus obligaciones.

❸ Deudas entre empresas: Siempre será más difícil reclamar la deuda a una sociedad este o no activa que a una persona física o autónomos. En ese sentido cuando el deudor es un particular generalmente los resultados están más cerca de sr positivos que negativos ya que normalmente hay voluntad de pago. En las empresas sin embargo en gran medida el resultado dependerá de la voluntad de pago, eso siempre que actuemos por la vía extrajudicial, ya que por la judicial exista o no voluntad es más probable el cobro de la deuda.

 

 

 

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 4 =