Pago con bienes y valoración de los mismos

Aunque no lo parezca en el recobro de deudas e impagados son muchas las formas para poder abonar las deudas.

No solo existe la posibilidad de poder pagar las deudas a través de dinero, la aportación de bienes puede ser también una opción.

En Grupo Recobro hoy queremos dar a conocer algunas de las formulas a través de las cuales estas personas pueden llevar el pago de sus deudas.

También queremos explicar cómo funciona el pago de deudas a través de la aportación de bienes siendo algo a considerar.

¿Te interesa conocer cómo funciona el cobro de deudas mediante la aportación de bienes?

Si la respuesta es que si te interesa seguir leyendo.

Decir también que aquí lo más importante siempre va a ser el poder valorar de manera correcta los bienes aportados por los deudores.

Que es por otro lado lo más complicado sin duda alguna ya que la mayoría de las veces no saben en cuanto están valorados.

Nosotros en la empresa lo que solemos hacer en estos casos es intentar hacer una valoración de mercado.

Es decir, analizamos el bien aportado por el deudor y vemos que valor es el que puede tener.

Una vez hemos analizado el valor de este bien lo siguiente que hacemos es ver si está todo bien hecho.

Para ello lo que solemos hacer es comparar con bienes similares y de esa manera analizar su valor.

En el caso de no estar seguros de haber fijado de manera correcta la valoración de los mismos lo siguiente que hacemos es consultar con un profesional.

Dicho coste siempre es el cliente quien lo tiene que abonar.

Por supuesto y antes de hacer nada de esto lo que solemos hacer es consultar al acreedor si está o no conforme con el pago de la deuda.

Es importante tener claro esto ya que no todos los acreedores aceptan cobrar deudas mediante el pago de bienes.

Y lo que no vamos a hacer nosotros es perder todo este tiempo para que luego el acreedor nos diga que no acepta dicho bien.

Para evitar todas estas situaciones lo que solemos hacer es acordar con el acreedor los pasos a seguir.

En caso de aceptar el bien como aval solemos dar dos opciones:

  1. El acreedor se queda con el bien aportado por el deudor para así saldar la deuda o por lo menos reducir la misma.

En este caso el acreedor tendrá que pagar nuestros honorarios con dinero ya que el bien no sería válido.

  1. En caso de querer cobrar la deuda en dinero lo que hacemos es vender el bien aportado por el deudor y así poder cobrar en dinero.

La parte negativa de esta segunda opción es que aquí los acreedores ni nosotros sabemos cuándo vamos a cobrar.

Todo dependerá de cuando se venda el bien y esto es algo que nadie puede saber a ciencia cierta.

Por último en Grupo Recobro nos gustaría añadir que el cobro de impagados mediante la aportación de bienes es la última de todas las opciones recomendadas.

Si podemos siempre preferimos cobrar en dinero al ser lo que los propios acreedores necesitan

Negociar honorarios en el recobro de deudas, ¿Es posible?

Es algo que vemos de vez en cuando en el sector del recobro de deudas, personas que intentar negociar los honorarios de la empresa.

Desde Grupo Recobro en este artículo vamos a darte nuestra opinión acerca de este tema en base a nuestra experiencia.

Porque cuando estamos hablando del recobro de deudas lo primero que hay que tener claro es que hay diferentes modalidades de cobro.

No todos los cobros se llevan de la misma forma siendo algo que tenemos que saber antes de intentar nada.

La negociación que se llevaría en el cobro de impagados por la vía del recobro extrajudicial no tiene nada que con la llevada en la judicial.

También depende mucho del tipo de empresa que vaya a llevar el procedimiento pues cada una ópera de manera diferente.

Mientras que una empresa de recobro telefónico no tiene prácticamente gastos una empresa de recobro presencial es justo lo contrario.

Según el tipo de cobro que queramos llevar y la empresa a la que acudamos tendremos más o menos opciones.

¿Cómo negociar en el recobro de deudas?

Lo primero es decir que negociar los honorarios no está bien visto.

Es decir, si la empresa de cobro dice que cobra un porcentaje concreto es el que los clientes tendrían que pagar.

Otra cosa es que a cambio la empresa de recobro obtenga otra cosa a cambio.

Por ejemplo, es habitual que en el recobro de deudas extrajudicial se puedan reducir los porcentajes de cobro si el cliente abona iniciales.

Es una de las vías de negociación con las que cuentan los clientes.

Te pongo un ejemplo.

Empresa de recobro dice que cobra un 50% de la deuda que consiga recuperar trabajando 100% a comisión.

Al cliente le parece mucho tener que pagar un 50% sobre lo cobrado por lo que intenta reducir el porcentaje.

Pueden pasar aquí dos cosas, que la empresa se mantenga firme en su decisión o bien que acepte rebajar este porcentaje a cambio de algo.

Ese “algo” puede ser por ejemplo el abono de honorarios “iniciales” antes incluso de comenzar el cobro.

Puede ser que la empresa acepte reducir los porcentajes de cobro digamos al 35-40% a cambio de que el cliente abone parte de sus honorarios.

Estos honorarios suelen rondar entre los 300-500€ siendo parte de los honorarios a cobrar por parte de los gestores de cobro que acuden al cobro en persona.

Lo que seguro no podréis es rebajar el porcentaje de cobro a cambio de nada más todavía si trabajan a comisión.

¿Qué pasa en el recobro judicial con el tema de los honorarios?

Cuando hablamos del recobro por juzgado lo primero que tenemos que entender es que la mayoría de trabajadores no trabajan a comisión.

Si acudes a cualquier abogado comprobaras como prácticamente todos cobran iniciales antes de empezar a trabajar sin aceptar ninguna negociación en ese sentido.

Por tanto, podemos entender el porqué en el recobro de impagados negociar los honorarios es algo realmente complicado.

Financiar un impago

Más de uno cuando ha sufrido un impago es habitual que necesite buscar financiación para con ello financiar dicha deuda.

En este artículo desde Grupo Recobro nos gustaría poder dar a conocer algunas de las fórmulas para poder financiar un impago.

Con esto lo que buscamos es ayudar a todas aquellas personas que necesitan financiar su empresa tras haber sufrido una deuda.

Decir antes de nada que todas las opciones de financiación que os ofrece el mercado dependen mucho de la situación financiera de vuestro negocio.

Al sistema realmente le da igual que hayas sufrido o no un impago, a la hora de financiarte solo tendrán en cuenta la situación de la empresa que es quien en definitiva tendrá que hacer frente a las deudas.

Al menos es lo que vemos con la firma de préstamos a empresas.

Decir también que no solo está la posibilidad de firmar préstamos, el mercado en ese sentido os ofrece una amplia variedad de oferta.

Financiar un impago ¿Qué opciones tenemos para hacer de esto el menor problema posible?

Porque eso es lo que realmente busca el empresario cuando busca esta gestión.

Quiere mitigar en la medida de lo posible el problema del impago de ahí que actúe de esa forma.

Entre las opciones que podemos señalar en Grupo Recobro estarían las siguientes:

  • Vender la deuda impagada: Es una de las opciones más recurridas pero también de las más complicadas.

Vender la deuda impagada es una de las fórmulas existentes para con ello recuperar el capital perdido.

Esto es algo que por cierto realizan no solo las entidades bancarias en el sector financiero sino que cualquier empresa puede hacerlo si quiere.

Otra cosa es que no tenga sentido hacerlo por coste o bien que la deuda originada aquí dentro no sea de interés para nadie.

Porque aunque hay empresas que se dedican a comprar deudas al final casi todas salen denegadas.

Nosotros en Grupo Recobro tenemos un apartado dedicado a la compraventa de deuda y podemos deciros que el 99% de las operaciones salen rechazadas.

Lo son porque muchas veces quien plantea vender su deuda solo lo hace cuando comprueba que las posibilidades de cobro son nulas.

Que casualidad que cuando un acreedor tiene una buena deuda (por ejemplo aquella que está avalada con bienes inmuebles) nunca la ponen a la venta….

Por eso aunque hacemos constar la venta de deuda como una posibilidad prácticamente nadie en el sector comercial conseguirá llevarla a cabo.

En el sector financiero es diferente ya que el tipo de deudas que se vende es distinto.

Y todo esto sin olvidarnos además de las elevadas quitas impuestas por las empresas que compran deudas.

  • Si tienes una deuda garantizada y de empresa solvente hay financieras que pueden aceptar esto como garantía.

Suelen ser financieras que en lugar de exigir avales en forma de inmuebles y demás aceptan deudas de este tipo.

Ahora, aquí pasa algo parecido que con el punto anterior

En caso de haber alguna financiera que lleve este operativa (el 99% de las mismas no aceptan esto como garantía) solo aceptan deudas de empresas muy solventes

Por ejemplo, deudas con particulares o con pymes directamente saldrán anuladas, con grandes multinacionales y empresas grandes con solvencia la situación será diferente.

Estas dos serian algunas de las fórmulas habituales para intentar financiar una deuda, el resto más bien es la firma de préstamos….

Otros servicios en el recobro de deudas

Del mismo que desde Grupo Recobro ofrecemos el cobro de impagados también se ofrecen otra serie de servicios.

En este artículo queremos que conozcas los diferentes servicios que pueden ser contratados a través de nuestra empresa.

Si tienes en mente contratar alguno de ellos puede que te interese poder llevar la gestión a través de nuestra empresa.

Porque nosotros no solo ofrecemos el cobro de deudas a nivel nacional siendo algo que se puede llevar tanto mediante el recobro judicial como el extrajudicial.

Además del recobro de deudas también ofrecemos otra serie de servicios que sabemos pueden ser de interés para nuestros clientes.

Decir también que estos servicios son completamente independientes entre sí.

No tienes que contratar el recobro de impagados o ningún otro servicio para poder acceder a alguno de los otros.

Se pueden gestionar también de manera conjunta pero no es obligatorio.

Servicios además del recobro de deudas

  • Registro de marcas: Si necesitas registrar una marca a través del despacho puedes contratar el registro de marcas en tu empresa.

Un servicio que aunque no es muy frecuente desde nuestra empresa podemos llegar a ofertarlo sin ningún problema.

En cuanto al precio de dicho registro puede estar sobre los 120€ aproximadamente.

Dicho esto lo ideal en caso de estar interesado en contratar este servicio es que te pongas en contacto y realices la consulta tu mismo/a.

  • Asesoría para empresas: Dentro de la asesoría para empresas aquí tenemos que diferenciar dos tipos de asesoramiento.

Por un lado está la asesoría fiscal de toda la vida siendo esta la que se realiza para controlar a nivel fiscal un negocio.

Es decir, se ofrecen los servicios básicos de cualquier asesoría fiscal (impuestos, declaraciones y demás)

Por el otro lado tenemos un servicio de mayor valor siendo este el asesoramiento mercantil.

Decimos en Grupo Recobro que tiene un mayor valor porque son muchos los empresarios los que pueden necesitar una asesoría de este tipo.

Por supuesto la diferencia en las tarifas entre cada tipo de servicio es muy evidente.

En el caso de la asesoría fiscal lo que hace aquí la empresa es ofrecer un servicio duradero en el tiempo por el cual cobra en cuotas mensuales.

La asesoría mercantil por el contrario es un servicio puntual y en consecuencia que a nivel proporcional se cobra mucho más caro.

  • Asesoría financiera y búsqueda de financiación: Es un servicio que normalmente no lo gestionamos desde nuestra empresa.

Ahora bien, tenemos la posibilidad de poder ofrecer este servicio a nivel nacional a aquellos deudores o acreedores que quieran obtener algún tipo de financiación.

Si la persona que necesita el dinero es además un deudor al cual le estamos gestionando un cobro es muy posible que obtenga condiciones financieras bonificadas.

Por eso es que desde la empresa siempre intentamos tener colaboraciones financieras en toda España.

Lo hacemos porque es una de las formulas a través de las cuales podemos conseguir cobrar deudas.

Estos tres son solo unos pocos de los servicios que ofrecemos desde nuestra empresa además del cobro de impagados.

No nombramos todos al ser los otros de menor importancia.

 

¿Y si el recobro judicial no funciona?

Es una de las preguntas que cualquier empresa o abogado dedicado al recobro judicial de deuda puede recibir por parte de sus clientes.

Porque claro, hay una cosa segura en todo esto, ningún cobro esta el garantizado, ni tan siquiera aquel que viene por juzgado.

Con esto lo que os queremos decir desde Grupo Recobro es que el cobro de impagados siempre tiene cierta tasa de fracaso.

Ni todas las operaciones son fáciles de cobrar ni todas ellas acaban con los resultados esperados.

Es importante tener esto en cuenta ya que en base a esta información es que tenemos que tomar luego las decisiones.

Dar por hecho que seguro se va a cobrar mediante cobro judicial nunca es buena idea.

Si es cierto que puede ser una buena vía de cobro pero no es la única.

De hecho en Grupo Recobro una de las opciones que siempre aconsejamos a nuestros clientes es la de llevar el cobro judicial.

Lo hacemos entre otras cosas porque sabemos de los beneficios de llevar el cobro por esta vía.

Cierto es que también tendrá su lado malo pero es algo que no podemos evitar.

Algo que por cierto no solo se da en el cobro por juzgado sino que también en los otros cobros.

El recobro extrajudicial, el recobro telefónico, por carta tienen también su lado negativo.

Recobro judícial y qué hacer cuando no ha dado los resultados esperados

Si has llevado el cobro a través de esta vía y no has conseguido los resultados que esperabas no desesperes.

Todavía te quedan varias opciones para cobrar la deuda.

Nuestra empresa en ese sentido como especialista en llevar el recobro de deudas por juzgado y en persona siempre aconsejamos como alternativa la vía extrajudicial.

Es decir, si nos has conseguido cobrar a tu deudor a través de las vías tradicionales puede ser el momento de plantear el recobro extrajudicial.

¿Cuál es la ventaja de llevar el recobro extrajudicial de deudas?

La primera de todas es que aquí las variables que influyen en el recobro judicial no influyen para nada.

Me explico, en el recobro judicial con que el deudor sea insolvente es suficiente como para no poder cobrar la deuda.

Pues bien, no es esto lo que pasa por el contrario cuando de lo que hablamos es del recobro  extrajudicial.

Esta vía de cobro no tiene en cuenta las mismas cosas.

Lo que se tiene en cuenta es la situación real del deudor no lo que aparece en ningún papel.

Es por eso que cuando se trata de un moroso profesional desde Grupo Recobro siempre aconsejamos llevar el recobro de deudas así.

En un caso como este el cobro judicial no daría ningún resultado, si por el contrario puede darlo con el recobro de deudas presencial.

Aclarado esto nuestra recomendación acerca de esto es muy clara.

Si el recobro judicial no ha dado los resultados esperados siempre puedes intentar llevar el cobro extrajudicial en persona.

No todas las empresas lo gestionan (nosotros si) ni tampoco hay garantía de resultados pero a cambio obtienes una nueva posibilidad de cobro.