Que pedimos desde Recobro antes de reclamar una deuda

Como empresa de recobro dedicada a la reclamación de deudas desde nuestra empresa somos muy claros a la hora de cobrar deudas. Lo primero de todo que hay que decir es que nuestra empresa tiene hasta tres tarifas diferentes cada una de ellas con sus características y condiciones diferentes que el acreedor puede contratar en caso de estar interesada en el cobro de impagados con nuestra empresa. Cada una de estas tarifas está pensada para un tipo de acreedor diferente con lo que realmente no hay una tarifa mejor ni peor.

Volviendo al tema de los requisitos que pedimos desde Recobro:

❶ El cliente a la hora de querer delegar la gestión en una empresa de recobro tiene que delegar aquella deuda que se pueda cobrar legalmente. Es decir, de nada sirve intentar delegar una deuda en la que por ejemplo el origen del impago es una venta que se hizo en B  en la cual no hay ninguna documentación que demuestre la misma. Esto es muy importante tenerlo en cuenta porque claro, en esos casos si el acreedor intenta cobrar la deuda se puede meter en un problema en lugar de encontrar una solución que es realmente lo que está buscando.

❷ En caso de que el cliente quiera contratar una de nuestras tarifas tiene que asegurarse de que cumple las condiciones previamente. Por ejemplo en el cobro extrajudicial las deudas que se intentan cobrar tienen una antigüedad máxima, a partir de ese año no sería viable el cobro extrajudicial y habría que pasar el expediente a algunas de las otras tarifas.

❸ Si por el contrario el cliente no tiene claro que tarifa mejor se puede adaptar a su situación le recomendamos que pida asesoramiento a uno de nuestros gestores el cual se encargara de asesorarle sobre que tarifa pueda ser la ideal.

❹ En cuarto lugar hablamos de la documentación necesaria siendo este punto junto con el primero el más importante de todos. Es decir, para que podamos gestionar el cobro de la deuda la operación tiene que estar 100% documentada.  Si en el análisis de la operación alguno de nuestros gestores viera que falta algún documento este lo solicitara al acreedor. Es conveniente que antes de realizar ningún envió el acreedor compruebe que la documentación esta completa pues en caso contrario perdemos tiempo de trabajo a dedicar en el expediente de cobro.

❺ Transparencia: Al ser una empresa de cobros hay ciertos acreedores que cuando contratan lo hacen a modo de “venganza” sin buscar ningún cobro de deuda sino que lo hacen para molestar al deudor. No solo eso, hay acreedores que a pesar de no poder reclamar ninguna deuda realmente se inventan deudas con los acreedores haciéndonos creer a nosotros que la deuda no fue cobrada cuando sí lo fue, en estos casos y si el deudor nos demuestra que la deuda no es real actuaremos contra el acreedor reclamando nuestros honorarios convirtiéndose el mismo en deudor nuestro hasta que la deuda sea saldada.

Es muy importante tener en cuenta esto, es decir, si contratas con nosotros y presentas una deuda falsa que luego el deudor demuestra no existe ten por seguro que aunque acudiste a nosotros como acreedor te convertirás en deudor nuestro.

Cobrar deudas y Cobro Impagados

¿Cuándo una deuda es poco probable de que sea cobrada?

Seguro que más de una vez como empresarios habéis sufrido un impago y esto os ha llevado a pensar sobre las posibilidades reales de cobro que tenéis, ¿verdad que si?

Bien, pues para ello vamos a darte nuestra opinión sobre este aspecto, ¿Qué factores tiene que cumplir una deuda para que sea poco probable el cobro?

❶ Antigüedad: Si tienes una deuda antigua y es ahora cuando has pensado en intentar cobrar la deuda ya es demasiado tarde. Al menos por la vía extrajudicial. Ninguna empresa de recobro, abogado…intentara reclamar una deuda antigua y menos si es a éxito. Otra cosa es que haya empresas de recobro/abogados los cuales tienen gastos iniciales se cobre o no la deuda y por tanto te acepten gestionar la deuda.

Nosotros en cambio que cobramos a éxito, te decimos no.

Eso no quiere decir que se te cierren todas las puertas pues la ventaja del sistema judicial es que mientras que la deuda no haya prescrito tu puedes intentar cobrar las deudas. Judicialmente si tiene sentido pues a lo mejor hay algo que se pueda embargar, extrajudicialmente no.

❷ Localización del deudor: S tienes una deuda en la cual el deudor esta ilocalizable es menos probable que consigas cobrarle. Aquí pasa lo mismo que antes, si el deudor no está localizado te puedes olvidar de escoger la opción extrajudicial, en judicial en principio no tiene porque ser un problema porque aunque no lo esté localizable el juzgado tiene un serie de procedimientos que seguir para intentar cobrar.

En extrajudicial en cambio al depender de la voluntad de pago del deudor si no se le localiza ni siquiera se puede iniciar la negociación.

❸ Insolvencia: Si se trata de un deudor insolvente ya sea judicial o extrajudicial es difícil sacar resultado. No obstante, si tienes un deudor de este tipo lo más normal es que se intente actuar extrajudicialmente al no contar el deudor con ningún bien que se le pueda embargar.

Estos tres serian los factores que hacen de una deuda una mala, y si además la deuda cumple las tres mejor puedas dar por perdida la misma. Lo normal no es esto, lo normal es una deuda que puede tener alguno de estos factores pero no lo tres al mismo tiempo.

Y por orden de importancia lo ordenaríamos de la siguiente manera:

Antigüedad> Insolvencia> Localización.

 Cobro deudas y Cobro Impagados

 

 

 

 

 

 

Impagos y devoluciones de mercancía

En los impagos, a veces las cosas no son lo que parecen. Cuando un cliente contrata con una empresa de recobro se supone que lo hace porque hay una deuda real e impagada detrás que busca ser cobrada. Sin embargo, desde nuestra experiencia vemos como hay un nivel de expedientes de cobro que nos llegan en los que realmente el querer reclamar la deuda no esta justificada y por tanto no se realiza esta gestión.

¿Qué tipo de expedientes de cobro son estos?

Para explicar de la mejor manera posible el tipo de deuda a la que nos estamos refiriendo vamos a poner un ejemplo.

La empresa Acreedores SL acude a nuestra empresa de recobro para gestionar un impago. Una vez recibida la documentación comprobamos que la deuda tiene como origen el impago de unas mercancías.Sin embargo, al luego querer analizar más detenidamente la situación vemos como realmente no se ha producido esa deuda ya que las mercancías fueron devueltas.

En este expediente concretamente las mercancías fueron devueltas porqué según la empresa compradora estaba en mal estado, pese a eso el deudor considera que el contrato ha sido incumplido (la venta ha sido realizada) y aunque es cierto ya tiene en su poder las mercancías vendidas ( y además se encuentran en el mismo estado en las que las vendió) considera que debe reclamar esta deuda.

Ahora bien, aunque esto el lo piense la realidad es que ninguna empresa va a gestionar una deuda de este tipo ya que pese a ver contrato de por medio no se considera una deuda exigible y mucho menos como para ser contratada mediante una empresa de recobro.

Casos así son varios los que nos hemos encontrado desde nuestra experiencia.

Un caso similar a este fue un constructor el cual reclamaba la deuda por el impago de unas obras que habia realizado en unas instalaciones, pero luego, al entrar en contacto con el supuesto deudor comprobamos como la deuda se creo porque el constructor no había realizada el trabajo, y de hecho causo destrozos que luego tuvo que pagar el acreedor contratando con otra constructora.

Ese “impago” en consecuencia no puede ser reclamado, y aunque en este caso lo dejamos pasar aquellos acreedores que contraten con nosotros deuda que no sea real ni exigible una vez comprobado esto puede pasar que le reclamemos honorarios por contratar deuda falsa.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Características de una deuda difícil de cobrar

Características de una deuda difícil de cobrar

Aunque hemos hablado más de una vez acerca de que hay deudas más difícil de cobrar que otras lo cierto es que hasta ahora no habíamos explicado de manera detallada las características que reúnen las “peores” deudas a cobrar. Desde el punto de vista de una empresa de recobro cuando decimos “peores” lo que queremos decir es que es más difícil de conseguir el cobro.

Dicho esto, ¿Que características tienen estas deudas?

Podemos destacara entre las más importantes las siguientes:

❶ Antigüedad: Es el factor más importante y el cual más afecta en los resultados del cobro. Hay un lema que dice “Deuda antigua es deuda muerta” ,algo completamente cierto. En líneas generales las deudas con una antigüedad superior a los 3 años se convierten en deuda difícilmente cobrables, no solo por el tiempo que ha pasado desde que se produce la misma sino también por el hecho de que luego aunque se delegue la gestión de cobro en una empresa como la nuestra puede ser difícil encontrar al deudor en los teléfono( puede que ya no estén operativos, en su domicilio social…).

Y es que siempre es más fácil realizar el cobro nada más se ha producido, de hecho en estos casos los porcentajes de éxitos son muy altos, frente a los porcentajes con deudas antiguas.

❷ Deudores cuya empresa está sin actividad: Este es otro caso también de los llamados complicados. Cuando un acreedor reclama la deuda a una sociedad pero esta se encuentra sin actividad las cosas suelen complicarse bastante. Aunque, todo hay que decirlo, hay casos y casos.

En ocasiones el deudor esgrime que la sociedad ya no tiene actividad por lo que no puede pagar la deuda, sin embargo, según ley, o bien una sociedad concursa o bien se liquida, lo que no se puede es tener la empresa sin cumplir con sus obligaciones.

❸ Deudas entre empresas: Siempre será más difícil reclamar la deuda a una sociedad este o no activa que a una persona física o autónomos. En ese sentido cuando el deudor es un particular generalmente los resultados están más cerca de sr positivos que negativos ya que normalmente hay voluntad de pago. En las empresas sin embargo en gran medida el resultado dependerá de la voluntad de pago, eso siempre que actuemos por la vía extrajudicial, ya que por la judicial exista o no voluntad es más probable el cobro de la deuda.

 

 

 

 

Abogado gratis en la reclamación de deudas

Si eres empresa o autónomo y necesitas un abogado para reclamar tus deudas de la manera más eficazmente posible prueba con nosotros, nuestra empresa puede proporcionarte el respaldo jurídico que necesitas para cobrar tus deudas.

Y es que dentro del apartado de recobro judicial nuestra empresa te ofrece abogado gratis en el cobro de impagos en toda España asumiendo el cliente solo el gasto del procurador junto con las tasas judiciales las cuales son obligatorias por ley.

Si además lo que pretendes cobrar es un pagare o un efecto comercial impagado que sepas que además no te aplicamos ninguna comisión en el cobro de la deuda ya que lo que hacemos el cobrársela al deudor, eso sí, solo en operaciones de este tipo.

Para el resto de operaciones de cobro en los que haya que cobrar una deuda nuestros honorarios están en el 35% de la deuda que se consiga recuperar.

El recobro judicial es algo que siempre desde Recobro recomendamos antes de actuar por la vía extrajudicial en caso de que la vía amistosa no haya dado resultado, la ventaja de actuar por esta vía es que tenemos una serie de plazos para cobrar la deuda, es decir, que consigamos o no el resultado que esperamos por lo menos sabremos si vamos a cobrar o no así como cuando.

Esto en la extrajudicial no pasa, el deudor puede pagar o no, y además nunca sabes cuándo lo hará(en caso de que lo haga).

Así que ya sabes, si necesitas un abofado que actué a través de una empresa der recobro en el cobro judicial de la deuda no tienes más que ponerte en contacto con nosotros y procederemos al cobro del impago de la mejor manera posible.

Consulta cualquiera de nuestras ofertas y descubre que podemos hacer por ti.

Cobro deudas y Cobro Impagados