A quien paga el deudor

Es una de las dudas que tienen las personas que contratan el recobro de deudas o el cobro de impagados.

¿A quién paga el deudor en el recobro?

La respuesta al menos con nosotros es muy sencilla, siempre paga directamente a nuestros clientes, en este caso al acreedor de la deuda.

Esta forma de trabajar todo sea dicho no es la habitual ni mucho menos en el sector.

De hecho la mayoría de las empresas de recobro dedicadas a cobrar deudas son ellas quienes reciben el cobro de la deuda.

Entendemos los motivos de porque lo hacen de esta forma pero también es cierto afirmar que al final todo esto puede no gustarle a los acreedores.

¿Por qué las empresas dedicadas al cobro quieren cobrar directamente las deudas?

La mayoría de las veces quieren hacerlo porque de esta manera se aseguran el cobro de sus honorarios.

No sería la primera vez que tras el esfuerzo de la empresa de recobro por cobrar la deuda luego resulta que los acreedores no abonan los honorarios pactados.

Esa es la razón principal por la cual la mayoría de empresas exigen el cobro directo.

Así son ellas quienes luego controlan el pago realizado.

Sin embargo el trabajar de esta forma tiene su lado negativo en el sentido de que a muchos acreedores no les hace ninguna gracia.

Por eso nosotros en Grupo Recobro siempre que podemos intentamos que sea el acreedor quien reciba el dinero.

Y si es posible además a través de banco pues es la manera más sencilla de asegurar o garantizar el ingreso realizado.

Esto sobre todo lo vamos a ver en el recobro extrajudicial de deudas ya que con el cobro judicial las cosas son diferentes.

Las empresas especializadas en llevar el cobro judicial lo llevan de manera diferente al llevarse todo por juzgado.

Las dudas acerca de quien cobra el dinero se dan solo en el cobro extrajudicial, es decir, cuando se cobra deudas por fuera del juzgado.

¿Qué opinión tenemos en Grupo Recobro acerca de todo este tema?

Nosotros entendemos ambos puntos de vista.

Por un lado creemos que siempre es mejor que sea el acreedor quien cobre su deuda para evitar a aquellas empresas que actúan fuera de la ley.

También ha pasado que algunas de estas empresas tras haber cobrado el importe de la deuda luego no pagan a los acreedores.

Este mismo problema también se ha dado al revés, es decir, que los acreedores no pagan a la empresa de recobro.

La mejor manera por tanto de evitar todo esto es hacer constar en el contrato de cobro el cómo se pretende cobrar la deuda.

Es incluso hasta aconsejable el explicar los motivos a los acreedores de la decisión tomada.

En la firma del contrato también os aconsejo que figure el plazo de cobro máximo.

Ya sea de un forma o de otra tanto acreedor como empresa de recobro se comprometen a realizar los pagos en un periodo máximo de x días.

De esa manera si pasada esa fecha vemos que no se abonan los honorarios ya se sabrá las intenciones de la empresa en cuestión.

En nuestra opinión esta sería la mejor operativa en el cobro de deudas acerca de quien cobra la deuda.

Deudores que manejan dinero en b y en donde es difícil embargar

En España al igual que en cualquier otro país hay deudores que no disponen de ingresos declarados, bienes ni nada para que se les pueda embargar una vez han dejado impagados a empresas, particulares… Generalmente este tipo de deudores se pueden clasificar en dos tipos, están por un lado los deudores que de VERDAD no tienen ingresos, bienes con lo que realmente está JUSTIFICADO que no se pague la deuda (aunque quisieran no podrían ) y por otro lado están los deudores que SI TIENEN INGRESOS Y CAPACIDAD ECONOMICA PARA PAGAR sus deudas pero camuflan su situación real para evitar a la empresa de cobros /acreedor.

Generalmente los expedientes que recibimos para cobrar son más bien de morosos profesionales en donde básicamente su medio de vida lo consiguen a través de no pagar sus deudas.

Ahora, en este articulo te vamos a explicar que es lo que deberías de hacer como cliente si te interesa cobrar tus deudas y tu deudor reúne estas características, como veras, no está todo perdido.

Lo primero que tenemos que tener muy claro es que tendremos como acreedores que descartar el recobro judicial de las deudas, ¿por qué? Muy sencillo, en el cobro judicial solo podemos actuar judicialmente si nuestro deudor como ya hemos dicho no tiene nada embargable pues de nada servirá haber actuado bajo esta forma.

Solicitar cobro de deuda,impago en España
Solicitar cobro de deuda,impago en España

El acreedor que acude bajo esta forma lo único que hará será malgastar tiempo y dinero, además no poco, pues entre tasas judiciales, abogado y procurador el coste puede ser bastante elevado según el importe que estemos reclamando.

Si de verdad queremos tener alguna posibilidad para cobrar a uno de estos deudores tenemos que actuar si o si a través del recobro extrajudicial, eso es así.

¿Y quién lleva el recobro extrajudicial? Las empresas de recobro.

La ventaja que tiene el recobro extrajudicial es que da igual que el deudor no tenga nada a su nombre, si vemos que el deudor está ingresando dinero aunque sea en b sin declarar intentaremos el recobro de deudas bajo esta forma. Es muy fácil intentar por parte del deudor decir que el impago se debe a la crisis , que no tiene nomina ni ingresos al tiempo que está cobrando en b sin que se supone la empresa de cobros se entere.

Por suerte esto no siempre pasa para el deudor pues la empresa de recobro antes incluso de empezar a gestionar el expediente ya obtiene bastante información del mismo gracias al acreedor el cual la facilita con el objetivo de cobrar su deuda.

Si resulta que el deudor nos dice que no tiene ingresos ni ningún bien ni nada con el que pagar sus deudas, que está en una situación de crisis, si luego por una de esas resulta que al visitar el gestor de cobros el mismo descubre el alto nivel de vida que tiene el deudor, no solo conseguirá tener a un gestor de cobros detrás día sí y día también sino que muy posiblemente perderá todas las opciones de negociación (quitas, acuerdos de pago que normalmente da la empresa de cobros al acreedor para facilitar al mismo el pago de la deuda)

Cobro deudas y Cobro Impagados

¿Como suele pagar el deudor sus deudas?

Cuando en ocasiones se produce un impago entre empresas, entre personas…el deudor a la hora de pagar sus deudas suele hacerlo de dos maneras normalmente, con el pago de la deuda en dinero o con el pago en especie. También hay otras opciones que en periodos de crisis como la actual también han llevado  cabo empresas que es la de cancelar la deuda a cambio de trabajos realizados, aunque no es lo habitual.

Hoy hablaremos de las dos maneras habituales empleadas para pagar, el pago en dinero y el pago en especie.

❶ Pago en dinero: Es lo habitual. Cuando a una empresa le deben dinero y quiere cobrar la deuda lo normal y lógico es que se le pague en dinero. No obstante, el gran inconveniente de esta operación es que hay muchos deudores que por la situación actual no cuentan con la liquidez necesaria para afrontar el pago. Sin embargo, esto tampoco cierra todas las puerta de esta vía, pues aunque él no tenga el dinero si puede el deudor encontrar a alguien que se lo preste ( ya sea mediante un préstamo, un amigo, un familiar…)  

A la hora de cobrar la deuda desde nuestro Grupo siempre recomendamos hacerlo a través de banco por dos razones, dejamos constancia del pago (deudor) y del cobro (acreedor) y segundo porque es más seguro para todas las partes. En ocasiones cuando se va a producir un pago después de meses de tira y afloja incomoda mucho a ambas partes verse de nuevo las caras, haciéndolo por banco se evitan de nuevo los problemas.

❷ Pago en especie. Es una opción que aunque en primera instancia el acreedor no suele considerar si lo suele hacer pasado un tiempo cuando ve que no consigue cobrar por la vía tradicional. Lo curioso en todo esto es que al propio deudor muchas veces tampoco se le ocurre esta opción para cancelar la deuda cuando es muy fácil de plantear. Puede pasar que un deudor no tenga dinero pero si tenga mercancía, bienes…con los que así saldar la deuda.

Además, como en muchas ocasiones las deudas se dan entre empresas del sector es factible que esta entrega de bienes tenga un mayor sentido.

En la práctica por ejemplo cuando un deudor paga e especie al final acaba pagando con algún vehículo de su propiedad, pues es un bien que se puede transformar en dinero de manera sencilla.

Cobro deudas y Cobro Impagados

¿Es lo mismo una empresa de recobro que un abogado para la reclamación de deudas?

Esta pregunta no es fácil de responder ya que según la modalidad de cobro por el que queramos llevar el recobro la respuesta es una u otra.

Las diferencias entre una empresa de recobro y un abogado en la reclamación de deudas es evidente. Por un lado está la empresa de recobro la cual suele llevar los cobros de deudas por varias vías como pueden ser la judicial, la extrajudicial o la amistosa y por el otro está el abogado el cual esta especializado en llevar las gestiones por el ámbito judicial aunque también puede llevar el recobro por las otras dos vías.

En el ámbito judicial por ejemplo no suele haber mucha diferencia entre llevar los asuntos a través de un abogado o a través de los abogados de la empresa de recobro ya que la gestiones que se realizan son exactamente las mismas. Sin embargo, aunque en la práctica no hay ningún diferencia si que hay una diferencia para el deudor.

No es lo mismo que te reclame la deuda por lo judicial un abogado que una empresa de recobro, ¿Por qué?

Pues porque el deudor sabe que en caso de que la vía judicial acabe sin éxito muy posiblemente se llevaran las gestiones por la vía extrajudicial algo a lo que ningún deudor gusta, y más si es una empresa de recobro la que pretende cobrar esas deudas.

Dicho esto, está el efecto de actuar con una empresa de recobro. Si en el ámbito judicial ya de por sí afecta al deudor este hecho más lo hace si se actúa por la vía extrajudicial en donde los juzgados no son el lugar en donde se negocia la deuda, sino que toda la gestión se realiza fuera del juzgado.

Es cierto que los honorarios de una empresa de recobro suelen ser más altos que los de un abogado, esto es debido a los costes que asume la empresa de recobro y las gestiones que realiza las cuales suelen ser superiores a los del abogado.

También recordamos a los clientes que conviene reclamar la deuda con la empresa de recobro cuando aún hay tiempo, de poco sirve enviar una deuda antigua o una deuda que se ha reclamado previamente a través de abogado ya que las probabilidades en el cobro disminuyen.

Si quieres éxito de verdad, contrata desde el primer momento.

Cobro deudas y Cobro Impagados

El “ejemplo” de la administración en los pagos

Cuando el gobierno implanta una nueva ley en España en la cual se establecen una serie de medidas para mejorar los plazos de pago y cobro en España se supone que ellos serán los primeros en hacer cumplir esa ley.

Ley, que en la práctica no se está cumpliendo ni por parte del gobierno ni por la mayoría de grandes empresas en nuestro país.

Esto ocasiona dos problemas, primero, la falta de credibilidad que tienen los gobernantes hoy día ya que si hacen una ley y luego ellos son los primeros que incumplen la misma difícilmente se le puede explicar eso al autónomo y a la pequeña empresa que está sufriendo esos problemas.

Segundo, el sector empresarial sigue y seguirá sufriendo los mismos problemas ocasionados siempre por los mismos.

Es más , parece que al final quien no funcione así es que está haciendo el “tonto” (Dicho por varios empresarios). Dejar a deber o pagar una factura con retraso es práctica habitual en nuestro país, y aunque existan mecanismos como las empresas de recobro o el sistema judicial para poder reclamarlas y evitar esto es el propio acreedor el que muchas veces deja pasar estas oportunidades y espera que sea el propio deudor quien al final acabe pagando la deuda.

¿Por qué nos hemos decidido hoy a hablar acerca de la deuda que tiene el sector público con las empresas y autónomos del país?

Básicamente por la cantidad de operaciones que nos llegan en la cual el cliente busca o bien vender una deuda o bien incluso quiere que procedamos al recobro, deuda, cuyo deudor pertenece al sector público.

Si señores, recobrar la deuda a un ayuntamiento, a un gobierno….Algo que nosotros no tramitamos.

Tenemos por ejemplo el caso de una operación en Barcelona, de un ayuntamiento de por allí) en la que se debe al cliente unos 200 000€ y todavía pasados 8 meses ni ha cobrado ni sabe cuándo va a cobrar. Esta persona ha intentado incluso vender la deuda, sin embargo se encuentra con que nade quiere comprársela, raro ¿verdad?

¿No se supone que esa deuda seria una deuda segura para cobrar?, ¿Por qué entonces a nadie le interesa comprarla?

Es increíble como por parte del gobierno están empleando las mismas prácticas que utilizan las grandes empresas con sus proveedores, obligarles por las buenas o por las malas a financiar su circulante no importando si pueden o no asumir estas situaciones.

Con una diferencia, mientras que en el sector privado hay cierto margen de maniobra ya que uno puede elegir si decide trabajar en esas condiciones no en el sector público es difícil poder hacer esto.

Cobro deudas y Cobro Morosos