Si puedes cobrar hoy mejor que mañana

Un lema que al menos en Grupo Recobro utilizamos con bastante frecuencia es este, si puedes cobrar hoy mejor que mañana hazlo.

Y además está justificado este tema pues esta demostrado que los que no actúan de esta manera tienen una posibilidades de recobro mucho menores a la de los primeros.

¿Por qué se dice en el recobro que hay que realizar el recobro nada más se produce el impago?

Se dice porque se sabe que en caso de no hacerlo la probabilidad de cobrar la deuda será mucho menor.

Lo que recomienda cualquier empresa de recobro o profesional del cobro es que nada más se produce el cobro se reclame el mismo a través de un profesional para que de esa manera el deudor vea que no somos los típicos acreedores que vamos dejando plazos y más plazos, algo que desean los morosos profesionales.

Aquí hay que tener en cuenta que las deudas entre empresas un porcentaje importante de ellas son intencionales, de hecho se dice que el 67% de todos los impagos existentes en nuestro país son de deudores que no tenían ninguna intención desde el principio de pagar sus deudas.

Puede parecer increíble pero así es, en España la cultura del impago está extendida sobre todo entre empresas.

Por esa razón si estas reclamando la deuda a una empresa tienes que partir del hecho de que seguramente esta estadística se aplique en tu caso.

 Y claro, si a un moroso profesional no le das el trato que necesita para que pague sus deudas es evidente que nunca conseguirás el cobro de la deuda.

A todo esto hay que añadir que cuanta más antigua es una deuda más difícil es cobrarla.

Así como una deuda reciente tiene una alta probabilidad de ser cobrada a través de la empresa de recobro cuando hablamos de deudas antiguas la cosa cambia.

También es verdad que todo depende de la antigüedad que tiene, de si tiene unos pocos meses a un año o incluso años….

Y es lógico, ya no solo porque con una deuda antigua el deudor a lo mejor ni tan siquiera se acordaba de la deuda sino porque en el caso de acordarse luego hay que ver si tiene o no intención de pagarla. 

Porque una deuda que el deudor ya da por eliminada es casi seguro una deuda que es imposible de recuperar.

No está solo ese problema, en el caso de deudas antiguas ¿Quien te dice a ti que la propiedad de la empresa sea de la misma persona? ¿El deudor sigue localizado?…

Es frecuente de hecho que por dejar pasar el tiempo y al final cuando el deudor se decide a recuperar el impago la empresa deudora haya cambiado de propietario o incluso que haya cambiado de domicilio no estando ya localizado.

Si esto pasa la culpa la tiene el acreedor no el deudor pues tuvo tiempo de sobra para iniciar la reclamación de la deuda.

En Grupo Recobro como empresa que oferta el cobro de impagados lo tenemos claro, si puedes contratar el recobro nada más se produce el impago, es así de fácil.

Cobro impagados y Cobro Morosos

¿Recobro deudas con deudor no localizado?

En el recobro de deudas y recobro impagados es normal que la empresa de recobro o profesional del cobro que se encargue de reclamar deudas en ocasiones se encuentre con deudores que no se pueden localizar de ninguna de las maneras.

 Si hablamos de estadísticas un 70% de los cobros que se gestionan la localización del deudor está asegurada y de hecho es el propio acreedor quien nos facilita esa información, sin embargo en un 30% de los casos el acreedor hace tiempo que ha perdido de vista al deudor.

Así pues, en Recobro hoy pretendemos explicarte el procedimiento que suele seguir nuestra empresa de recobro (y la mayoría de profesionales del cobro) cuando tienen que gestionar deudas como estas.

Recobro de impagados y la localización del deudor

Como cosa principal a tener en cuenta esta el hecho de que la tarifa ofertada por la empresa de recobro es diferente según si el deudor está localizado o bien si el deudor no está localizado. Esto es así ya que no tiene  nada que ver gestionar el cobro de impagados cuando el deudor se encuentra localizado y se sabe donde hay que visitar para cobrar la deuda que en aquellos cobros en los que solo sabemos un nombre y poco más.

Que además es de puro sentido común, es decir, si tú como acreedor contratas a una empresa de recobro sin facilitar una dirección valida, un número de teléfono con el que poder hablar con el deudor…al final no le quedara otra a la empresa de recobro que hacer las oportunas averiguaciones para dar con el deudor.

¿Estás averiguaciones son gratuitas?

No, tienen coste. Lo que pasa es que aquí el coste la empresa de recobro lo aplica directamente mediante una tarifa con iniciales. Dicho de otra manera, nosotros por ejemplo trabajamos sobre cantidades recuperadas, cobramos solo a éxito, ahora bien, si el deudor no está localizado al acreedor no le quedara otra que soportar una serie de gastos con la empresa de recobro pues al final es la empresa de cobros quien hará las tareas de investigación.

En esta tarea se piden informes comerciales, averiguaciones de patrimonio…llevando todo eso un coste en cada uno de los informes.

Para quien sepa de lo que estamos hablando sabe perfectamente el coste medio que puede tener cada una de estas gestiones, si además por una de esas se tuviera que recurrir a la presencia de un detective pues claro está el coste aumenta de manera importante. Y con todo eso puede que incluso al final no se dé con el deudor. Por mucha tarea de investigación que se haga en ocasiones sí que es cierto que por mucho tiempo que se dedique no se encuentra al deudor de ninguna de las maneras ya sea porque está trabajando en b, no tiene ninguna otra empresa…

Por ejemplo: Un deudor que se ha cambiado de domicilio y está trabajando en b, es decir, sin declarar. Y eso los mas “inocentes”, porque hay otros que si que trabajan pero a nombre de empresas en las que ellos no figuran en ningún sitio, ni como administrador, apoderado, socio de la empresa…. Nosotros por ejemplo hemos hablado con varios deudores que tienen tras de sí numerosas deudas y buscan una sociedad con la que poder facturar y ser ellos la parte invisible del negocio.

Cobro deudas y Cobro Impagados

El recobro de impagados tiene dos vías, el recobro extrajudicial y el judicial

A la hora de hablar del recobro de impagados no nos estamos refiriendo necesariamente al recobro de impagados y recobro de deudas a través de una empresa de recobro sino que aquí dentro puede estar cualquier profesional dedicado al cobro de deudas.

A continuación desde Recobro te vamos a explicar algunas de las opciones que tienes en el recobro de impagados, siendo por un lado el recobro extrajudicial de deudas y por el otro el recobro judicial.

Veremos las diferencias entre un cobro y otro pues no tiene nada que ver el uno con el otro e incidiremos en el aspecto de legalidad.

Opciones en el recobro de impagados

En nuestra opinión, lo primero que tendríais que hacer como acreedores es decidir porque vía vas a reclamar la deuda. Antes incluso de decidir si vas a escoger el recobro extrajudicial o el judicial tenéis que decidir QUIEN será quien reclame la deuda. Aquí posibilidades hay muchas, tú mismo como acreedor, un abogado, un mediador, una empresa de recobro.

Por lo que hemos visto tanto nosotros como cualquier acreedor, nada como una empresa de recobro si se quieren obtener resultado positivos en el cobro de deudas, y esto es algo que se puede demostrar fácilmente. Pregunta a otros acreedores y veras como aquellos que contrataron con empresas de recobro serias al final casi siempre acaban cobrando las deudas.

Una vez tenéis decidido quien reclama la deuda el segundo punto es decidir si se quiere actuar extrajudicialmente o bien judicialmente. No hay ninguna otra opción, tiene que ser una vía o la otra.

empresas recobro, recobro deudas, empresas cobro, recobro impagados, recobro morosos, cobrar deudas, cobro impagados, cobro morosos, morosos

El recobro judicial por ejemplo nosotros lo recomendamos cuando el deudor es solvente y tiene propiedades libres de cargas a su nombre pues el cobro esta casi garantizado, aunque eso sí, tardaremos en cobrar.

Por otro lado el recobro extrajudicial lo recomendamos cuando el acreedor quiere cobrar sin perder el tiempo que se pierde en el cobro judicial o bien cuando el deudor es insolvente sobre el papel, es decir, no tienen inmuebles ni nada a su nombre aunque no por ello significa que no puedan pagar la deuda.

Con los deudores insolventes reclamar la deuda judicialmente es una pérdida de tiempo ya que saben que por esa vía no van a pagar la deuda, se declara la sociedad insolvente y a otra cosa mariposa… Así es como suelen actuar esos deudores, te dicen que no puede pagar, que le reclames judicialmente (saben que no pagaran por esa vía) y así salen ganando.

Sin embargo si a ese mismo deudor le reclamas por la vía del recobro extrajudicial sabe que de nada sirve decir que es insolvente pues seguramente la empresa de recobro habrá comprobado previamente como si tiene capacidad económica para liquidar la deuda, ninguna empresa de recobro intenta cobrar la deuda  a personas que no tienen capacidad real pues en esos casos solo perderían tiempo pues el cobro sería imposible.

Añadir también que en el recobro extrajudicial hay que escoger bien al profesional del cobro que escogemos, lo decimos porque aquí hay de todo, personas y empresas que actúan fuera de la legalidad con los riesgos que eso tiene. En ese sentido nosotros recomendamos a los acreedores contratar con empresas de recobro legales como la nuestra en donde primero trabajamos siempre en base a la legalidad vigente, y segundo, somos transparentes y profesionales en el cobro.

Cobro Deudas y Recobro Impagados

Plazo de recobro en el recobro de impagados

Si alguna vez has buscado una empresa de recobro debido al impago de una factura /pagare (recobro impagados) seguramente una de las primeras cosas de las que te has dado cuenta es la duración del contrato.

Eso es precisamente de lo que te vamos a hablar hoy en recobro deudas, te vamos a explicar porque la duración mínima es la que es. Y es que cuando un cliente quiere contratar una empresa de recobro para el recobro de impagados como mínimo se va a encontrar plazos de 1 año desde la firma del contrato en la gestión, aunque muchas otras empresas de cobro ponen incluso plazos de 18 meses en cada contrato. Es decir, un año sería el plazo mínimo pero nos podemos encontrar perfectamente con plazos muy superiores.

¿Por qué este plazo para el recobro de impagados?

Pues muy sencillo, en el cobro de impagados por la vía del recobro extrajudicial no hay plazo previsto para cobrar deudas, eso lo que significa entre otras cosas es que la empresa de recobro tiene que trabajar sin saber cuándo se va a cobrar la deuda.

Además, hay una cosa que tenemos que tener clara como clientes que queremos contratar, cobrar una deuda no es fácil, y si se contrata a una empresa de  recobro es porque es una empresa profesional dedicada al cobro de deudas y de morosos.

Nadie sabe mejor que la empresa de cobros como poder realizar su trabajo con lo que el plazo que pone lo hace ni más ni menos parea asegurarse que la deuda la van a poder cobrar sin tener que estar pensando en el tiempo que les falta para que acabe la gestión.

¿Pasos que se siguen en la reclamación extrajudicial?

1: Tarea de investigación: esto es lo primero que hace siempre la empresa de recobro. Para poder iniciar el cobro de la manera correcta tenemos que tener suficiente información del deudor. Para ello existe esta fase, sin ella poco podrá hacer un gestor de cobros. Lo normal eso si es que el acreedor facilite casi toda la información que tiene sobre su deudor de ahí que esta fase sea vista como algo complementario a la información que ya se tiene, sin embargo, cuando quien contrata el recobro lo hace sin aportar ninguna información sobre el deudor es esta fase la que marca la diferencia entre cobrar la deuda y no cobrarla.

2: En esta fase ya se inicia lo que es la reclamación de la deuda. Aquí se pueden hacer varias cosas aunque lo normal es que al principio el gestor haga llamadas telefónicas en búsqueda de algún acuerdo de pago, averiguar el motivo del impago…

3: En tercera fase se incluye lo que es la visita presencial al deudor la cual se hace principalmente cuando el deudor no tiene ninguna voluntad de pagar la deuda. Es aquí cuando el punto dos suele no durar mucho tiempo llegando al punto 3 con facilidad.

Aunque hemos puesto solo estos 3 puntos cada uno de estos puntos dura bastante tiempo, no es algo inmediato, esto explica porque la duración del contrato se establece por ese tiempo como mínimo.

Si el acreedor quisiera un plazo de 6 meses por ejemplo se rechazaría la operación automáticamente porque lo que no hace una empresa de recobro es trabajar 6 meses para luego que por tiempo no pueda cobrar la deuda.

Cobro deudas y Cobro Impagados

¿El recobro de impagados funciona?

Ante las dudas por parte de algunos clientes que se preguntan si el recobro de impagados a través de una empresa de recobro funciona, en el artículo que ahora escribimos desde Recobro nos gustaría dar nuestra opinión sobre este tema.

Lo primero que hay que tener claro es que existen muchas diferentes empresas de recobro en la actualidad, están las que solo llaman por teléfono haciendo recobro telefónico, están las que tienen presencia física con gestores de cobro, están los que solo hacen recobro judicial….

Es decir, cada tipo de deuda requiere de un tipo de gestión diferente con lo que claro esta solo tendremos resultados si conseguimos contratar con la empresa de cobros que nos realiza la gestión que nuestra deuda requiere.

Por ejemplo en muchos casos lo que es la reclamación de la deuda no hace falta hacerla en persona ya que con un par de llamadas el deudor liquida la deuda, en otras en cambio si hace falta un gestor de cobros visitando al deudor en busca del cobro.

Cada caso es diferente y eso el deudor lo tiene que tener en cuenta. Lo que está claro es la influencia que tiene la empresa de cobros en el deudor a la hora de pagar la deuda pues esto es algo que vemos todos los días.

En el ejemplo que hemos puesto del recobro telefónico puede pasar que con las llamados del acreedor el deudor nunca se decida a pagar la deuda sin embargo desde el momento en que es una empresas de este tipo la que se pone en contacto las cosas cambien, ya hay mas predisposición a pagar al deuda.

Esto se suele dar con bastante frecuencia sobre todo cuando es un deudor intencional el que debe el dinero, es decir, no estamos hablando de la típica persona que de verdad no puede pagar el cual le da igual que sea el acreedor o una empresa de cobros la que le reclame la deuda ya que aunque quiera no puede pagarla, estamos hablando de aquel que puede pagar y no quiere.

Ahora bien, cuando se habla de si una empresa de recobro es eficaz o no creo que la respuesta es bastante evidente y de hecho no hay más que pensar con lógica.

¿Si tú fueras el deudor, que prefieres, que sea el acreedor el que te reclame la deuda o tener una empresa de recobro detrás tuya?

Sin lugar a dudas todo el mundo quiere como ultima opción que sea la empresa de recobro la que le reclame la deuda ya que entre otras cosas esta empresa se dedica profesionalmente a esto y además sabe que tiene que hacer para conseguir el cobro.

Si además añadimos el miedo que tienen algunos deudores a que se haga notoria su deuda a través de un deudor uniformado no es de extrañar porque este tipo de negocios sean los contratados por aquellas empresas que de verdad están interesadas en conseguir cobrar.

De hecho si nos fijamos en todas las empresas grandes/medianas vemos como tienen contratadas empresas de recobro para cubrir los posibles impagos que pudieran tener ¿Por algo será verdad?

Cobro Deudas y Cobro Impagados