¿Cómo combatir la morosidad?

Por favor,Puntua

A la hora de trabajar nuestro negocio, sin duda alguna todas las empresas tienen que dedicar un tiempo a combatir al morosidad, al menos así lo recomendamos desde Recobro. Y ojo, no tiene porque significar el combatir una deuda impagada, la morosidad se combate de muchas maneras entre otras a través de la prevención. A pesar de eso hay empresas que nos dicen, “nosotros no tenemos impagos, ni morosos”, sin embargo, pese a eso si dedican un tiempo a evitar este tipo de situaciones.

A continuación desde Recobro te vamos a explicar algunas de las cosas que tienes que saber si quieres combatir la morosidad de la manera correcta.

La morosidad se combate antes de que surja, es decir, reclamar una deuda impagada también seria combatir la morosidad pero lo ideal es siempre combatir de manera preventiva, es decir, antes de que se produzca el impago. Normalmente cada empresa lo hace de una manera distinta, algunas piden informes comerciales de sus clientes, otras en cambio intentan reducir al máximo el plazo de pago mientras que otras directamente solo venden al contado. Vender al contado es una posibilidades pero actuando así perdemos gran parte de nuestra clientela,

¿Por qué? Pues porque casi todas las empresas de este país y del mundo da igual el tamaño que tengan usan los plazos de pago a modo de financiar sus ventas y así lograr captar a su clientela. Quien solo vende al contado lo hace porque o bien no tiene competencia o bien porque tiene suficiente demanda siendo difícil el perder clientes.

¿Cómo podemos entonces combatir al morosidad el resto de las empresas?

❶ El primer punto y quizás el más importante es hacer labores de prevención. Como hemos dicho si queremos reducir al máximo las posibilidades de sufrir un impago es aconsejable dedicar tiempo y recursos en este punto. Aquí podemos hacer dos cosas, podemos dejar a uno de nuestros empleados esta labor o bien podemos delegar en una empresa profesional que se encargue justamente de esta labor.

Si nos decidimos por la primera opción tenemos que entender que no es tan fácil leer un informe y entender la situación patrimonial de una empresa con lo que al empleado habrá que guiarle previamente sobre cómo realizar su trabajo. Si por el contrario escogemos la segunda opción lo dejaremos todo en manos de la empresa encargada y será  ella a la que tendremos que consultar cuando queramos vender a un cliente…y esperar a ver lo que nos dice.

❷ En caso de haber sufrido un impago tenemos también varias opciones. Pero eso sí, hay que actuar desde el primer momento ya que de nada sirve esperar demasiado tiempo a que el tema se solucione por sí solo. Ya sea actuando por nuestra cuenta, contratando a un abogado o bien por la vía extrajudicial mediante la empresa de recobro tenemos que movernos desde el principio. Cuanto más tiempo dejemos pasar más difícil será cobrar la deuda.

Es decir, desde Recobro siempre aconsejamos primero prevención seguida luego de acción en caso de que sea necesario.

Cobrar deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − 8 =