¿Cómo fijar un acuerdo de pago realista en el recobro de deudas?

¿Cómo fijar un acuerdo de pago realista en el recobro de deudas? 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Durante todo recobro de deudas la posibilidad de alcanzar un acuerdo amistoso de pago casi siempre surge, al menos siempre y cuando el deudor esté dispuesto a pagar sus deudas algo que por desgracia no siempre pasa.

En este articulo desde Grupo Recobro lo que nos gustaría es explicar a todo aquel que nos está leyendo como debe establecer un acuerdo de pago para que de esa forma tanto acreedor como deudor estén contentos y sobre todo, que el deudor puede pagar el mismo.

Porque todo hay que decirlo, de nada sirve alcanzar un acuerdo de pago si luego resulta que el deudor no puede hacer frente a los pagos contraídos.

Por cierto, antes de explicar cómo se hace nos gustaría dejar claro que estos acuerdos de pago solo sirven para aquellos deudores que si tienen intención de pagar, lo digo porque hay muchos deudores que alcanzan acuerdos de pago pero luego al final resulta que nunca acaban cumpliéndolo.

Dicho esto,

¿Que tener en cuenta en el recobro de deudas cuando se pone un acuerdo de pago?

Pues lo primero que suele hacer la empresa de recobro y que por tanto tendréis que hacer como vosotros al ser acreedores directos en caso de no haber contratado ninguna de ellas será la de analizar la situación real del deudor. Aquí no vale solo con preguntar pues no siempre el deudor muestra su situación real, por tanto la labor de investigación debe ser minuciosa si queremos obtener una información útil y servible.

Si nos fiamos de lo que diga el deudor puede pasar que este nos engañe diciendo que no puede pagar o solo una cantidad mínima para con ello alargar lo máximo posible el pago de la deuda cuando a lo mejor resulta que incluso podía pagar toda la cantidad al contado.

Es por ello que desde Grupo Recobro aconsejamos investigar al deudor para ver con que posibilidades cuenta. En esta labor de investigación tenemos que analizar si cuenta con propiedades o bienes a su nombre con los que poder hacer frente a la deuda, tenemos que ver si tiene ingresos demostrables y de que importe….

Con esta información hacer un análisis es mucho mas fácil pues podemos ajustar bastante bien la cuota que el deudor tendrá que pagar.

En cuanto a la hora de poner la cuota mensual que tenga que pagar el deudor conviene que sea una cuota asumible por parte del deudor pero que tampoco sea muy baja teniendo que tardar años en recuperar nuestra deuda.

Así pues y según el importe de la deuda impagada podemos aceptar mayor o menor plazo.

Lo que sí es seguro es que nunca conviene que la cuota fijada por el acreedor y aceptada por el deudor supere nunca el 40% de los ingresos de este pues el riesgo de impago aumenta de manera significativa.

Y en cuanto a ingresos estamos hablando de sus ingresos totales no solo de los demostrables.

Hay que tener en cuenta que hay muchos deudores que se excusan en el tema de los ingresos al tiempo que saben que aparte de sus ingresos demostrables ingresan una parte en b que a lo mejor el acreedor desconoce.

Por tanto si tenemos esa información tendremos que usarla de manera conveniente.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − 13 =