Cuando no merece más la pena intentar el cobro

Por favor,Puntua

¿Sabes cuándo decir basta? Nosotros en Grupo Recobro si gracias a los años de trabajo en el recobro de deudas hemos sabido cuando dejar de lado las operaciones de recobro.

Porque aunque siempre se quiera cobrar deudas pues en parte nuestro beneficio depende de ello no es algo que siempre se consiga.

Se puede decir de todas las maneras que quieras pero esa es la realidad, hay operaciones de recobro que no se cobran en su totalidad, incluso las hay en las que directamente la empresa de recobro no puede conseguir ningún resultado en el cobro de impagados.

A través de este artículo en Grupo Recobro queremos darte nuestra opinión acerca de cuándo es recomendable dejar de lado el recobro.

¿Te cuesta más conseguir el recobro o llevar la tramitación más que el resultado que esperas conseguir?

Si esto es así ya de primeras te tendrías que plantear si merece o no la pena el intentar llevar el cobro de deudas.

Nosotros en Grupo Recobro lo tenemos claro, si vemos que el cobro de impagados nos va a costar más dinero del esperado lo que hacemos es dejar el expediente paralizado y punto.

Y aquí da igual si el cliente ha pagado o no iniciales, al ser estos de pequeño importe no suelen cubrir el trabajo de meses de los gestores de cobro.

¿Cuántos coste crees que cubren 300€?

Los dos sabemos que no mucho, de ahí que la empresa de recobro aun a pesar de recibir iniciales por la contratación con la empresa se ponga un tope máximo a partir del cual no pasa.

En los expedientes de recobro a comisión ocurre lo mismo, lo que sucede es que aquí se vigila incluso mucho más los gastos originados durante la reclamación de la deuda.

Así como en el recobro de deudas con iniciales la empresa puede hacer un desplazamiento únicamente para visitar al deudor en cuestión en los trabajos a comisión esto no es posible salvo cuando el deudor se encuentra en la zona habitual de trabajo de la empresa de cobro.

Ningún gestor de cobros se va a desplazar cientos de kilómetros a visitar un solo deudor, algo que ni nosotros hemos hecho.

Porque cuando nos hemos desplazado no ha sido para visitar un único deudor, el acreedor a lo mejor tenía 5-10 deudores siendo estos a los que hemos visitado.

Es en estos casos donde la empresa de recobro tiene que hacer muchas visitas donde al final es probable que al final deje el expediente de lado.

Cada visita conlleva un gasto y lo que nadie hará es gastarse cientos de euros en el recobro ni con iniciales ni sin iniciales.

Cualquier reclamación de recobro lleva coste asociado a la empresa de recobro ya sea en tiempo dedicado por su personal, por el coste administrativo, desplazamientos, materiales…

Llegado a un punto y si la empresa de recobro considera que no es posible cobrar la deuda lo que hará será no perder más recursos en ella siendo todos los recursos dirigidos hacia operaciones más sencillas.

 Cobro deudas y Cobro impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 6 =