Derivar la responsabilidad contra el administrador de la sociedad

Por favor,Puntua

En el cobro por recobro judicial de deudas cuando iniciamos la demanda contra una sociedad por las deudas generadas nosotros no solo nos fijamos en si la sociedad tiene o no bienes con los que responder las deudas, también nos fijamos en si el administrador de la sociedad es solvente así como si ha cumplido o no con las obligaciones existentes  a nivel mercantil.

Porque claro, puede pasar que cuando se le reclame la deuda a una empresa esta no tenga ningún tipo de bienes con los que poder hacer frente a las deudas reclamadas. De hecho, muchos deudores lo que suelen hacer cuando ven que se inicia una reclamación de deudas contra la sociedad es descapitalizar la sociedad de manera que luego tras el embargo dictado por el juzgado el acreedor se quede sin cobrar nada.

Para hacer frente a este tipo de situaciones en Grupo Recobro tenemos dos vías, por un lado derivar la responsabilidad contra el administrador de la sociedad y por el otro lado aplicar el recobro extrajudicial de deudas. Ambas gestiones pueden dar resultado si se hacen bien, la cuestión es saber cuál de ellas aplicar primero.

Si tras una sentencia judicial a favor del acreedor resulta que como acreedores no hemos conseguido cobrar nada el siguiente punto siempre tiene que ser verificar si se les puede derivar la responsabilidad al administrador.

Esto es posible hacerlo siempre y cuando la gerencia de la sociedad no haya cumplido con las obligaciones exigidas a nivel mercantil, presentación de cuentas anuales, no cumplir con los plazos a nivel de capital social (reducir, ampliar o incluso disolver la sociedad)

Aunque existe la creencia de que en las sociedades limitadas nadie responde por las deudas esto no es cierto, si la reclamación de deudas se lleva bien se puede intentar reclamar contra la gerencia de la sociedad en caso de haber incumplido la ley.

Actualmente por ejemplo en Grupo Recobro tenemos muchas operaciones en donde tras sentencia judicial y tras declararse la sociedad insolvente hemos decidido actuar contra el administrador por esto mismo.

No obstante una buena recomendación es ver antes la situación económica del administrador y su solvencia para determinar si merece o no la pena ir contra él.

Porque claro, si luego resulta que el administrador es insolvente de nada servirá actuar judicialmente contra él pues el resultado será siempre el mismo.

Es decir, pasaremos de tener una sociedad insolvente a que el administrador también se declare de la misma manera para así no pagar sus deudas.

Como contramedida a todas estas posibilidades esta la vía del recobro extrajudicial en donde que el administrador sea insolvente sobre el papel no es absolutamente indiferente.

Siempre y cuando el deudor cuente con medios con los que poder pagar su deuda será suficiente para poder iniciar la reclamación contra el mismo.

Sabemos que hay muchos morosos profesionales que son insolventes no significando esto que no tengan capacidad para pagar sus deudas de ahí que sea necesario siempre tener el recobro extrajudicial en la recamara.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × uno =