Deudas impagadas de importes elevados

Deudas impagadas de importes elevados 5.00/5 (100.00%) 2 votes

En el recobro de deudas  lo cierto es que cualquier empresa de recobro tiene que gestionar muchos tipos de diferentes deudas, en ocasiones la deuda que tiene que gestionar es de un importe pequeño, en otras es medio y en otras es grande. Hoy en Grupo Recobro lo que vamos a hacer es explicar el procedimiento que se suele seguir en la reclamación de deudas cuando se trata de un importe elevado.

Que por cierto hay que decir que las deudas de importes elevados son normalmente mas difíciles de gestionar pues el deudor se supone lo tiene más complicado para liquidar su deuda.

¿Qué es mas fácil, que un deudor liquide una deuda de 1000€ o una de 100 000€?

Evidentemente la de 100 000€ será bastante más complicada pues la de 1000€ el deudor casi con total seguridad la podrá pagar, y además de muchas maneras.

¿Procedimiento a seguir en el recobro de deudas?

Lo primero que solemos hacer en estas situaciones es analizar al deudor como siempre hacemos. Puede pasar que el deudor no tenga liquidez suficiente como para poder liquidar la deuda al ser un importe elevado pero en cambio el mismo tener bienes como pueden ser inmuebles, vehículos con los que poder cancelar su deuda. Así pues lo primero que haremos será justo esto. Una vez hemos realizado esto el siguiente punto será el de en base a la información obtenida determinar que posibilidades tenemos.

Si resulta que el deudor cuenta con bienes inmuebles por ejemplo y se encuentran libres de cargas una de las cosas que podemos plantear es el pago en especie. Claro está siempre y cuando nuestro cliente este conforme(acreedor) pues es él quien finalmente tiene que decidir si acepta o no dicha gestión.

En caso de que el acreedor no quisiera cobrar en propiedades otra de las opciones que tiene el deudor es la de financiar su deuda con Grupo Recobro.

En este caso lo que haríamos será financiar nosotros directamente al deudor en base a algún inmueble, propiedad para con ello cancelar o por lo menos reducir el importe de la deuda original.

Ejemplo: Deudor tiene un inmueble valorado en 150 000€ libre de cargas. Su deuda asciende a los 80 000€ con nuestro cliente. El pago en especie no se contempla al no interesar a ninguna de las partes.

En consecuencia la damos la opción de que intervenga nuestra financiera la cual será la encargada de obtener un préstamo al deudor para con ello cancelar dicha deuda. En este caso los 80 000€ no se conseguirán pues con una valoración de 150 000€ a lo sumo se llegaría a los 45000€ aproximadamente pero por lo menos conseguiríamos reducir el importe de la deuda.

De esa manera el acreedor no cobra en especie (algo que no quería), el deudor no vende su propiedad y nosotros conseguimos reducir el importe de la deuda.

El restante de la deuda será cuestión de buscar un acuerdo de pago mediante aplazamientos en el pago…

Por otro lado, en caso de que el deudor no contara con inmuebles ni nada a su nombre directamente procederíamos a alcanzar un acuerdo de pago con el deudor aunque se tenga que hacer a medio plazo.

Eso siempre y cuando no tenga la capacidad económica para liquidar la deuda de golpe…

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comentarios

  1. cobro impagados dice

    tiene sentido lo que decís, ademas por razones mas que obvias. Yo de momento de varias deudas que os pasado solo una no me la habéis conseguido cobrado que es la de importe de mas de 50 000€. Pero viendo como trabajais seguramente al final cobraremos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × dos =