Diferencias entre un recobro amistoso y un recobro extrajudicial

Diferencias entre un recobro amistoso y un recobro extrajudicial 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Desde siempre cuando hemos hablando de recobro extrajudicial hemos mencionado el hecho de que en un 99% de las ocasiones el cobro se consigue por la vía amistosa, es decir, alcanzando algún tipo de acuerdo con el deudor para que este salde la deuda con nuestro cliente.

Y es que dentro de la opción extrajudicial la negociación amistosa es nuestro punto fuerte, no obstante y a pesar de esto hay ocasiones en los que el deudor directamente no muestra intención alguna de pagar la deuda(aunque pueda hacerlo) por lo que la vía amistosa se da por imposible.

Esto no se da cuando el deudor quiere pagar pero no puede ni cuando hay alguna discrepancia en la deuda existente, en la práctica estas situaciones se dan cuando el deudor puede pero no quiere pagar, es decir, cuando se trata de un impago intencional.

Es en estos casos cuando acudir a una empresa de recobro profesional para el cobro de las deudas es más necesario que nunca, el problema es para el acreedor saber diferenciar cuando se trata de un impago fortuito a uno intencional.

Déjanos a nosotros encargarnos precisamente de esta cuestión, estamos acostumbrados a negociar con ellos y por la experiencia adquirida durante años sabemos analizar qué tipo de deudor es ,si uno profesional del impago o bien uno que no puede pagar por circunstancias económicas, financieras, laborales…

La diferencia en el modo de actuación en el cobro extrajudicial entre una forma y otra son evidentes, mientras que en la opción amistosa lo que buscamos es alcanzar un acuerdo de pago aunque sea a largo plazo con el deudor para que este pueda ir pagando la deuda aunque sea poco a poco, en la otra situación directamente se le pide el total de la deuda sin aplazamientos ni ninguna otra opción, en caso negativo por su parte empleamos todos los medios legales existentes para el cobro de la deuda.

Cobro deudas,cobro morosos e impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 12 =