Falta de liquidez del deudor se puede solucionar

Por favor,Puntua

 Si resulta que uno de los problemas de tu deudor es la falta de liquidez desde Grupo Recobro en la reclamación de deudas te explicamos algunas de las formulas existentes para evitar en la medida de lo posible que esto sea un problema.

 Al menos así lo hacemos desde nuestra empresa con aquellos acreedores que han contratado con nuestra empresa de recobro.

 Si como acreedor has contratado con nosotros el recobro de deudas y resulta que tu deudor tienen un problema de tesorería pero por el contrario tiene avales con los que poder garantizar las cantidades sin problema esto es algo que podemos solucionar desde nuestra empresa de manera rápida y cómoda.

 Esto es debido gracias a los diferentes departamentos con los que contamos en nuestra empresa teniendo desde departamento de cobros (Grupo Recobro) hasta uno financiero, fiscal…

 Gracias a tener estos departamento desde nuestra empresa podemos dar soluciones en el cobro mucho más allá que el simple cobrar deudas ya sea por la vía del recobro judicial o por la del recobro extrajudicial.                                 

 ¿Cómo solemos plantear estas operaciones en nuestra empresa?

 Lo que hacemos aquí es ver en primer lugar si los bienes que tiene el deudor sirven para poder realizar la operación.

 Aquí la idea es convertir una deuda exigible tanto por la vía del recobro judicial como por la del recobro extrajudicial en una operación de financiación en donde el acreedor desaparece entrando pues una financiera.

 En esta operación todos salen ganando, por un lado el acreedor el cual elimina el impago que fue lo que origino la contratación con nuestra empresa de recobro.

 Por otro lado también se beneficia el deudor ya que evita la reclamación judicial de deudas con lo que eso significa (embargo de bienes en donde además de reclamar la deuda habrá que sumarle los gastos de reclamación, abogados, tasas, procuradores que además no suele ser poco).

 Además, esta operación de financiación lo que hacemos es adaptarla a las necesidades del cliente con lo que luego esto no tiene que ser un problema para poder hacer la devolución.

 Que decir tiene que toda la gestión la realizamos desde nuestra empresa, desde la negociación en el cobro hasta la eliminación de la deuda junto con quitas y demás posibilidades es algo que lo realizamos directamente desde nuestra empresa.

 El acreedor únicamente se tiene que limitar a esperar resultados al igual que pasa con el resto de gestiones realizadas por nuestra empresa.

 Tenedlo claro porque luego surgen los problemas. No sería la primera vez que aquí por la intromisión del acreedor(cliente) se nos ha ido al traste la operación teniendo entonces que reclamar honorarios directamente al acreedor por los perjuicios causados.

 Aquí pasa exactamente lo mismo que con cualquier gestión de cobro, aunque todas las operaciones las planteamos para cobrar en el menor tiempo posible directamente del deudor cuando vemos que esto no es posible pero por el contrario el deudor dispone de avales con los que poder sacar adelante la operación es lo que hacemos desde nuestra empresa.

 Al fin y al cabo contamos con los medios e infraestructura necesaria como para llevar a cabo la operación de principio a fin.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 1 =