Financiar un impago

Por favor,Puntua

Más de uno cuando ha sufrido un impago es habitual que necesite buscar financiación para con ello financiar dicha deuda.

En este artículo desde Grupo Recobro nos gustaría poder dar a conocer algunas de las fórmulas para poder financiar un impago.

Con esto lo que buscamos es ayudar a todas aquellas personas que necesitan financiar su empresa tras haber sufrido una deuda.

Decir antes de nada que todas las opciones de financiación que os ofrece el mercado dependen mucho de la situación financiera de vuestro negocio.

Al sistema realmente le da igual que hayas sufrido o no un impago, a la hora de financiarte solo tendrán en cuenta la situación de la empresa que es quien en definitiva tendrá que hacer frente a las deudas.

Al menos es lo que vemos con la firma de préstamos a empresas.

Decir también que no solo está la posibilidad de firmar préstamos, el mercado en ese sentido os ofrece una amplia variedad de oferta.

Financiar un impago ¿Qué opciones tenemos para hacer de esto el menor problema posible?

Porque eso es lo que realmente busca el empresario cuando busca esta gestión.

Quiere mitigar en la medida de lo posible el problema del impago de ahí que actúe de esa forma.

Entre las opciones que podemos señalar en Grupo Recobro estarían las siguientes:

  • Vender la deuda impagada: Es una de las opciones más recurridas pero también de las más complicadas.

Vender la deuda impagada es una de las fórmulas existentes para con ello recuperar el capital perdido.

Esto es algo que por cierto realizan no solo las entidades bancarias en el sector financiero sino que cualquier empresa puede hacerlo si quiere.

Otra cosa es que no tenga sentido hacerlo por coste o bien que la deuda originada aquí dentro no sea de interés para nadie.

Porque aunque hay empresas que se dedican a comprar deudas al final casi todas salen denegadas.

Nosotros en Grupo Recobro tenemos un apartado dedicado a la compraventa de deuda y podemos deciros que el 99% de las operaciones salen rechazadas.

Lo son porque muchas veces quien plantea vender su deuda solo lo hace cuando comprueba que las posibilidades de cobro son nulas.

Que casualidad que cuando un acreedor tiene una buena deuda (por ejemplo aquella que está avalada con bienes inmuebles) nunca la ponen a la venta….

Por eso aunque hacemos constar la venta de deuda como una posibilidad prácticamente nadie en el sector comercial conseguirá llevarla a cabo.

En el sector financiero es diferente ya que el tipo de deudas que se vende es distinto.

Y todo esto sin olvidarnos además de las elevadas quitas impuestas por las empresas que compran deudas.

  • Si tienes una deuda garantizada y de empresa solvente hay financieras que pueden aceptar esto como garantía.

Suelen ser financieras que en lugar de exigir avales en forma de inmuebles y demás aceptan deudas de este tipo.

Ahora, aquí pasa algo parecido que con el punto anterior

En caso de haber alguna financiera que lleve este operativa (el 99% de las mismas no aceptan esto como garantía) solo aceptan deudas de empresas muy solventes

Por ejemplo, deudas con particulares o con pymes directamente saldrán anuladas, con grandes multinacionales y empresas grandes con solvencia la situación será diferente.

Estas dos serian algunas de las fórmulas habituales para intentar financiar una deuda, el resto más bien es la firma de préstamos….

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + diecinueve =