Funcionamiento del Proceso monitorio

Por favor,Puntua

 Procesos Monitorios para cobrar deudas

En resumen un juicio monitorio es aquel al que tanto empresas como particulares pueden acudir cuando reclamen una deuda cuya cuantía no supere nunca los 250 000. Esta deuda ha de ser dineraria y debe estar vencida, es decir tiene que haber resultado impagada.

No obstante, en España existe la creencia de que los procesos monitorios no requieren la presencia de abogado y procurador, esto es así pero con una serie de salvedades. Por un lado si acudes a cobrar la deuda judicialmente a través del proceso monitorio y la deuda es inferior a  2000 € entonces si podrás acudir al juzgado sin abogado ni procurador ( lo que reduce considerablemente los costes), sin embargo cuando la cantidad que se pretenda recuperar exceda de ese importe si se requerirá la presencia de abogado y procurador mientras que el deudor no abone la deuda, no la reconozca….

Para poder acudir a un proceso monitorio para el cobro de las deudas has de presentar la documentación correspondiente en el juzgado, documentación de debe demostrar la veracidad y existencia de la deuda. Sirven como documentos contratos, facturas, certificaciones, albaranes sean cuales sean los formatos en los que se sostengan (soporte físico o digital)

En el juzgado se debe aportar información sobre la identidad del deudor, domicilios tanto del acreedor como del deudor, importe de la deuda, todo esto junto con la documentación anteriormente mencionada.

Una vez admitida la demanda por el juzgado este informara al deudor para que en el plazo de 20 días pague la deuda o bien que se oponga. Aquí pueden pasar varias cosas

❶Que pague la deuda

❷ Que se oponga a la misma argumentando sus razones. Esto pueda dar lugar a la apertura de un procedimiento declarativo en la que con carácter general será necesario aportar abogado y procurado.

❸ Que no pague la deuda ni de razones para no pagarla. El juzgado procederá al cobro (embargos.)

Aunque tiene cosas positivas el proceso monitorio lo más habitual es que ocurran los puntos 2 y 3 teniendo además que añadir el hecho de que posiblemente el deudor sea declarado insolvente. Ante estas circunstancias el acudir por la vía extrajudicial suele ser una vía mucho más ventajosa para el acreedor tanto en tiempo como en la rapidez del cobro.

www.cobro-deudas.es

www.cobro-morosos.es

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Trackbacks