Gestionar los cobros en la empresa, una forma de no perder dinero

Gestionar los cobros en la empresa, una forma de no perder dinero 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Cuando un empresario/emprendedor crea una empresa uno de los objetivos que siempre tienen claro es que no quieren perder dinero en el negocio. Esa es la base, ahora bien, en las empresas hay ánimo de lucro (excepto evidentemente las empresas sin ánimo de lucro como pueden ser asociaciones, ONGS…), es decir, tienen como fin el conseguir beneficio económico con la realización de sus actividades…

Esto es algo lógico, lo que nos extraña por tanto es ver acreedores que a pesar de esforzarse en no perder dinero o en ganar lo máximo posible luego resulta que pierden dinero por los impagos que sufren y que luego no gestionan.

Y eso no tiene sentido bajo el punto de vista de aquel que intenta ganar el máximo dinero posible con su negocio. De nada sirve esforzarse en ingresar dinero con la empresa si luego por detrás se está perdiendo a través de los impagos que además luego no sabemos gestionar.

Porque eso hay que tenerlo claro, es decir, cuando una de estas deudas se origina y el acreedor no las gestiona desde un primer momento el acreedor no solo no ha cobrado por los servicios realizados sino que además si se trata de la venta de mercancías, materiales…habrá perdido dinero.

Dicho de otra manera más directa, no solo habrá trabajado GRATIS, además habrá perdido dinero por haber hecho tal venta.

Cobrar deudas antiguas y eliminar los impagados

Por esta razón desde Grupo Recobro siempre hemos recomendamos a los clientes que tengan empresa que siempre externalicen los cobros de su empresa en alguna empresa profesional dedicada al cobro de deudas, incluso aquellas empresas que en este momento no tienen impagos deberían de contactar ya con alguna empresa de recobro para una vez tengan algún impago les pueden a gestionar el cobro de manera rápida.

Hoy día es vital gestionar una deuda de manera rápida, primero por la posibilidad de que luego el deudor no está localizado y segundo por el hecho de que cuanto más tiempo dejemos pasar en el cobro de la deuda más difícil será luego gestionarla tanto a la empresa de recobro como al acreedor.

No es lo mismo reclamar una deuda reciente que por ejemplo una deuda antigua del 2006 en la que solo poder contactar con el deudor ya es prácticamente un reto para la empresa de recobro. 

Con tantos años y habiendo una deuda antigua es posible que el deudor se haya cambiado de teléfono, haya cambiado de domicilio…

Especialmente los morosos profesionales son los más escurridizos en ese sentido pues en las deudas antiguas saben lo que tienen que hacer cuando al final aparece una empresa de cobros.

¿Por qué decimos que cobrar deudas antiguas es rentable para la empresa? Es rentable porque la empresa que contrata el servicio está poniendo a disposición de la empresa de cobros que antes consideraban como perdidas, es decir, por poco que se consiga cobrar ya le resulta rentable al acreedor el contratar esa tarifa.

Ahora bien, has de saber que nuestra tarifa a comisión no es apta para estos casos en donde hay deudas antiguas, si las deudas superan los dos años de antigüedad o bien el deudor no está localizado la única tarifa disponible en el recobro extrajudicial es la de tarifa con iniciales.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − Doce =