Negación en el recobro de deudas

Negación en el recobro de deudas 5.00/5 (100.00%) 1 vote

A la hora de cobrar deudas nuestra empresa de recobro se tiene que enfrentar a multitud de diferentes situaciones que sin duda alguna darían lugar a poder escribir un libro.

Una de ellas se suele repetir con frecuencia y es le negación del deudor a la hora de reconocer la deuda.

Es decir, no estamos diciendo que aquí el deudor se niegue a pagar la deuda lo que estamos diciendo es que en estas situaciones directamente se niega a reconocer que la deuda existe.

Incluso hemos llegado a ver a deudores que a la hora de negar la deuda incluso han dicho que no sabían ni quién era el acreedor.

Lo curioso de todo esto es que hay hechos suficientes como para demostrar que dicha vinculación existió y fue 100% real.

La pregunta entonces, ¿por qué entonces el deudor se niega a reconocer cualquier vinculación con el acreedor?

Pues muy sencillo, su intención aquí es la de confundir a la empresa de recobro ya que no tiene ninguna intención de pagar sus deudas.

Ahora bien, desde nuestro punto de vista el deudor aquí no actúa de manera inteligente pues cuando un acreedor contrata con la empresa de recobro es porque hay documentación suficiente.

Y claro, cuando esto pasa la empresa de recobro lo que considerara es que se trata de un deudor que no quiere pagar y por tanto será tratado como a un moroso profesional.

El trato que reciben los llamados como morosos profesionales por parte de las empresas de recobro no puede ser peor. Estamos hablando como no de hacer visitas presenciales con coche rotulado, enviar gestores de cobro uniformados…en definitiva hacer todo aquello que busca en el deudor un cambio de opinión.

Estos deudores no cambian de opinión porque quieren que su acreedor cobre sus deudas, la única manera para hacerles cambiar de opinión es provocar que no pueda hacer su día a día con total normalidad.

Por eso decimos que es un error garrafal el cometido aquí por el deudor porque no sabe las consecuencias que ocasiona el actuar de esa manera con la empresa de recobro que recordamos se dedica de manera profesional al cobro de impagados.

Aquel deudor que piense que puede mentir a la empresa de recobros y que luego el recobro será visto como amistoso es porque no conoce el funcionamiento de dichas empresas.

Tenéis que tener en cuenta que quien contrata muchas veces este tipo de recobros es porque da la deuda por perdida.

Y claro, si luego la empresa de recobro consigue los resultados esperados por algo será ¿no te parece?

Sin lugar a dudas el hecho de que se trate de empresas con amplio recorrido y gran capacidad para obtener información y hacer cambiar de opinión al deudor hace de estos profesionales del cobro uno de los mejor valorados desde el punto de vista del acreedor.

Porque es evidente que desde el punto de vista del deudor que sufre la reclamación por parte de la empresa de recobro estos negocios son el mal personificado…..

Casualmente solo son así cuando se les reclama a ellos porque hemos tenido clientes que en su día fueron deudores y luego al pasar a cliente que cosas han cambiado su opinión que tenían de nosotros…

Esto es por lo que decimos que no es lo mismo el punto de vista del acreedor que del deudor.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 4 =