¿Negociar la venta de una deuda?

¿Negociar la venta de una deuda? 5.00/5 (100.00%) 1 vote

¿Tienes alguna deuda y deseas venderla? Si es así te interesa leer el siguiente artículo que desde Grupo Recobro vamos a escribir.

En el vamos a intentar explicar las cosas que debes de tener en cuenta en la negociación de venta con la parte compradora.

Vender una deuda no es tan fácil como parece, para empezar porque empresas dedicadas a la compraventa de deuda no hay muchas, y las que lo ofrecen suelen limitarse la mayoría de ellas a un tipo de compra en concreto.

Entender esto es vital antes de proceder a vender tu deuda pues si no conoces el sector es más que probable te lleves alguna sorpresa.

Lo principal es saber que las empresas que compraban deudas suelen ser empresas de recobro.

Pocas son las empresas que sin ser empresas de recuperación de deudas se dedican a comprar deuda.

Dicho esto, la segundo y en nuestra opinión lo más importante es el hecho de que la mayoría de estas empresas solo compran deudas de bancos, financieras, empresas de telefonía telecomunicaciones que lo que hacen es vender grandes paquetes de deudas por valor de millones de euros.

Por tanto si como acreedor quieres vender una deuda individual ya con esto tienes que saber que lo tendrás bastante más difícil.

Las empresas que compran deudas no les interesa comprar deudas indiviales pues saben que en caso de no conseguir el cobro habrá vista toda su inversión en una sola operación.

Ejemplo: Tienes una deuda que vendes por 10 000€ la cual te debe una empresa. Si la empresa de recobro compra esa deuda pongamos por 6000€ y luego la empresa no le paga habrá perdido toda su inversión al haber centrado toda su inversión en una sola operación.

Las empresas que se dedican a comprar deudas de manera profesional suelen intentar diversificar de manera que si uno de los deudores no les paga siempre puedan seguir reclamando a otros deudores.

Haciendo esto aunque haya deudores que no paguen habrás oros que si y por tanto el riesgo se reduce de manera importante.

Las empresas saben que tras comprar la deuda la mayoría de deudores no pagaran la deuda pues hay esa reticencia a pagar la deuda a una empresa diferente a la acreedora principal de ahí que se abstengan de comprar deudas individuales.

Solo en caso de que la deuda se encuentre avalada y cuando hablo de aval estoy habldno de garantías reales como inmuebles, vehículos la empresa podrá aceptar mirar esa opción de compra.

Lo siguiente que hay que asumir es que la empresa que compre la deuda exigirá una quita.

Sin quita no hay interés en comprar la deuda, es más, las empresas suelen conseguir quitas de hasta el 90% (no hay más que ver las quitas que consiguen con las entidades bancarias) para darse cuenta de esto.

Intentar vender una deuda poniendo una quita pequeña es perder el tiempo pues oferta hay mu8cha y demanda en cambio para comprar deuda es mínima.

Queráis o no la empresa que compra deudas es la que tiene el poder de negociación y en consecuencia es ella quien tendrá las de ganar a la hora de poner sus condiciones.

La ventaja con la que contáis vosotros los acreedores es que la deuda es vuestra de ahí que al final seáis siempre vosotros los que decidáis si os interesa o no vender la deuda.

Cobro deudas y Cobro impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − Nueve =