¿Qué hacemos con los que no nos quieren pagar?

¿Qué hacemos con los que no nos quieren pagar? 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Aunque desde Grupo Recobro estamos acostumbrados a escuchar excusas para no pagar sus deudas ya sea retrasando el máximo posible el pago bien desapareciendo del mapa el deudor (no sirve de nada porque desde Grupo Recobro no nos olvidamos de ningún deudor) para no ser localizado por parte de la empresa de cobros hay deudores que desde un primer momento nos dicen que no nos van a pagar sin dar motivo alguno.

Por raro que os parezca cuando un acreedor nos contrata una deuda y ya de primeras el deudor nos dice esto francamente nos genera un alivio incluso escucharlo.

¿Sabéis porque?

Pues porque una vez un deudor te dice que no te quiere pagar puedes olvidarte al 100% del recobro amistoso y pasar al recobro extrajudicial que es donde nuestros gestores de cobro disfrutan reclamando deudas. Durante  el recobro amistoso no se pueden aplicar muchas de las tácticas empleadas en el cobro extrajudicial (por no decir ninguna) por tanto cuando un deudor ya nos deja claro porque vía tenemos que proceder es como si nos estuviera dando vía libre para cobrar deudas.

Porque todo hay que decirlo, de lo que dice el deudor a luego lo que hace hay un trecho.

Ni os imagináis la cantidad de veces que un deudor nos ha dicho que no nos va a pagar de ninguna de las maneras y luego no solo ha pagado la totalidad de la deuda sino que además nuestros gestores de cobro han sacado más por los gastos ocasionados.

Todo deudor tiene un punto débil, siendo casi siempre el recobro presencial el que los saca a relucir.

Recibir llamadas es algo que prácticamente todos los deudores se pueden permitir porque con tan solo no coger el teléfono es suficiente, sin embargo cuando el gestor de cobros realiza una visita el deudor no puede “colgar” ni puede desaparecer así como así.

Y encima eso no es lo peor desde el punto de vista del deudor, nuestros gestores de cobro cuando visitan intentan hacerlo en el peor momento posible para el deudor.

Es decir, intentamos no visitar cuando está en su casa solo, sino justo al revés, a lo mejor mientras que está trabajando y está reunido con clientes, proveedores…Es ahí cuando el resultado del cobro prácticamente es inmediato en un 90% de los casos, claro está siempre y cuando puedan pagar sus deudas.

Nosotros en ese sentido no realizamos estas acciones cuando sabemos el deudor no puede pagar aunque quiera pues no somos tontos, tampoco podrá pagar la deuda. Esta forma de actuar la limitamos a aquellos deudores que se niegan a pagar y sabemos pueden hacerlo.

Quizás sea un error pensar en la buena fe de las personas pensando que casi todas tienen intención de pagar (es lo que pasa casi siempre) sin embargo nuestra política de empresa es la que es.

Nosotros siempre damos la posibilidad al deudor de pagar sus deudas por las buenas, si no lo hace será por otra vía.

Por suerte tenemos el factor investigación como uno de nuestros puntos fuertes pudiendo averiguar la localización del deudor fácilmente haciendo luego posible el recobro extrajudicial mucho mas fácil.

En conclusión, si tu como acreedor tienes una deuda impagada y necesitas de una empresa de recobro extrajudicial o judicial(realizamos ambas gestiones) no tienes más que ponerte en contacto con Grupo Recobro y nos pondremos en contacto contigo para conseguir resultados.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + 19 =