Quitas y plazos de pago tras acuerdo

Por favor,Puntua

Si conoces el sector del recobro de deudas sabrás que una de las formulas habituales para conseguir cobrar deudas es la de conseguir quitas con los deudores.

Esto es algo que no solo realizamos en Grupo Recobro como empresa dedicada al cobro de impagados, cualquier empresa de recobro seria que se dedique de manera profesional a cobrar deudas sabe que a veces es necesario hacer esto.

Lo que hoy venimos a decir en Grupo Recobro es que a veces es necesario proponer quitas en el pago de deudas al deudor para que el mismo tenga voluntad de pagar las deudas.

Ahora bien, asi como decimos esto también tenemos que decir que el acuerdo de pago va acompañado de una serie de obligaciones por parte de los deudores.

Porque lo que no pueden hacer los deudores es conseguir una quita en su deuda y luego no cumplir con los acuerdos firmados.

Generalmente de hecho cuando se consigue firmar una quita en la deuda esto se hace porque se supone el deudor va a liquidar la deuda en poco tiempo.

Las quitas en el recobro de deudas no se ofrecen a la ligera ni mucho menos, se ofrecen para incentivar el pago al momento por parte del deudor.

Nosotros sabemos que a través de las gestiones en el recobro de deudas ya sea por la vía del recobro extrajudicial o por la del recobro judicial al final el deudor liquidara su deuda, lo que hacemos con la quita es darle la posibilidad al deudor de que cancele su deuda al momento al tiempo que se vea beneficiado con una reducción en su deuda.

Las cosas son asi de fáciles, con la quita si se hacen las cosas bien, el deudor puede pagar la deuda y existe voluntad de liquidar la misma es la mejor opción pues todas las partes salen ganando.

El deudor gana porque cancela la deuda y además gracias a la quita no ha tenido que pagar el total de su deuda, el acreedor gana porque consigue cobrar el impago y la empresa de recobro también gana porque consigue cobrar la deuda de manera rápida.

¿Qué pasa si tras el acuerdo de la quita el deudor no cumple con sus compromisos de pago?

Pasa que al deudor se le pueden complicar las cosas, no solo ya por el incumplimiento del acuerdo sino sobre todo porque si la empresa de recobro considera que el deudor lo único que está haciendo es ganar tiempo es posible que al final vea al deudor como a un moroso profesional.

Cuando esto ocurre y sobre todo con las deudas consideradas como medias o grandes esto se traduce en visitas presenciales al deudor, visitas que a ningún deudor gusta.

Esto es algo que en Grupo Recobro nos ha pasado alguna vez aunque al mismo tiempo se ha resuelto igualmente de manera rápida.

Visitando al deudor que había firmado el acuerdo suele ser suficiente para hacerle cambiar de opinión.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diez − 3 =