Recobro amistoso y dilema con el deudor

Por favor,Puntua

A pesar de la experiencia que tenemos en Grupo Recobro en todo lo que es la reclamación de deudas e impagos hay una cosa de la que estamos seguros y es que en el recobro extrajudicial de deudas es lógico empezar el cobro de la deuda a través del recobro amistoso.

Por si no te ha quedado claro lo que es el recobro amistoso te diré es el proceso a través del cual la empresa de recobro intenta cobrar la deuda al deudor por las buenas, sin tener que emplear táctica como el recobro presencial y demás.

Es la primera fase del recobro extrajudicial porque como empresa de recobro le damos la oportunidad a los deudores de que por propia voluntad salden sus deudas.

Nosotros no queremos tener que reclamar a nadie por la vía extrajudicial si no hace falta, ahora, lo que tampoco vamos a aceptar es que si el recobro amistoso falla nos vamos a quedar sin hacer nada.

Porque como hemos dicho la experiencia es un grado y nosotros en Grupo Recobro sabemos que cuando un acreedor acaba delegando en una empresa de recobro el cobro de impagados es porque sabe su deudor puede pagar pero no quiere hacerlo.

Es lo que nos hemos encontrado muchas veces durante el recobro de deudas, a deudores que dicen no pueden pagar por teléfono a través de mil excusas y luego cuando se les hace visita presencial se descubre toda la verdad.

Que no es que no quieran pagar sino que no quiere, sin pagar deudas se está mejor es lo que seguro piensan algunos.

Como sino se puede explicar que una persona te diga por teléfono que no puede pagar una factura de 2000€ y luego resulte que el deudor se gasta eso es una semana en cosas además innecesarias.

No cuela como es lógico, por supuesto este tipo de reclamaciones son las que más disfrutamos en Grupo Recobro pues nos permiten emplear las tácticas del recobro extrajudicial con uniformados en su máximo esplendor.

¿Es que acaso fallan las tácticas en el recobro amistoso?

Si fallan sobre todo si hablamos de deudores intencionales.

Se ve rápidamente cuando un deudor es intencional o no, solo con ver la predisposición que tiene en el pago así como en los hechos es suficiente.

El problema en nuestra opinión es que el recobro amistoso es demasiado blando, (cartas, llamadas) y claro esto no es algo que los deudores se tomen siempre en serio.

Pasa que los deudores cuando ven el recobro amistoso no le dan importancia hasta que al final se encuentran con el gestor de cobros en frente suya.

Esa en nuestra opinión es el gran problema de emplear el recobro amistoso que a veces se pierde un tiempo importante que de otra manera no haría falta perder.

Pero claro, ¿Y si el deudor no es intencional?

Tampoco queremos dar un recobro extrajudicial a una persona la cual a lo mejor directamente se ha olvidado de pagar la deuda que también puede darse.

¿Nunca se te ha olvidado pagar algo?

 Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho + 10 =