Errores del acreedor en el recobro de deudas

En el artículo que a continuación escribimos en recobro deudas nos gustaría dar nuestra opinión acerca de los errores típicos que suele cometer el acreedor en el recobro de deudas, es decir, los errores que comete cuando busca cobrar deudas.

Porque todo hay que decirlo, aunque gestionar un impago es bastante sencillo al menos siempre y cuando estemos dispuestos a cobrar la deuda en ocasiones el acreedor actúa de una manera en donde demuestra su poca experiencia a la hora de cobrar impagados.

Dicho esto vamos pues con los errores.

¿Errores habituales en el recobro de deudas?

❶ El acreedor se piensa que sus deudores son morosos profesionales por haberle dejado a deber alguna factura impagada…En nuestra opinión esto es uno de los primeros errores que suelen cometer los acreedores ya que como al principio suelen ser ellos los que tratan con el deudor el cobro de la deuda suelen actuar de un modo incorrecto, pensando que su deudor es un moroso intencional cuando a lo mejor no es el caso.

Porque una de las peores cosas que puedes hacer como acreedor es tratar a un deudor fortuito como moroso profesional pues así el cobro esta prácticamente perdido. Y en parte es normal, si tratas a tu deudor como a un moroso de este tipo es lógico que luego se niegue a pagarte.

Así pues el primer error es el de analizar mal su impagado.

❷ ¿Quieres gestionar tu mismo el impago? Sin problema, ahora bien, espero que tengas una mínima experiencia en el cobro de impagados y sepas bien lo que haces ya que las estadísticas demuestran como cuando es el acreedor quien reclama la deuda por su cuenta el éxito en el cobro es mínimo a diferencia de cuando es una empresa profesional en el cobro de deudas.

Esta es en nuestra opinión el mayor error que comete un acreedor cuando quiere cobrar una deuda. Entendemos el hecho de que el acreedor se quiera ahorrar el coste del profesional del cobro ya sea este una empresa de recobro, un abogado…pero también tiene que entender que cuanto más tiempo dejemos pasar en el cobro mas difícil será luego gestionarlo.

Hemos visto más de un caso de un acreedor que externaliza el cobro de una deuda con antigüedad a una empresa de recobro tardando 5 años en decidirse por contratar a una empresa de este tipo.

Claro esta, cuantos más años dejemos pasar mas comisión aplicara la empresa de recobro pues menos probabilidades hay de cobro.

❸ Saber externalizar el cobro del impago en la empresa o profesional del cobro correcto. Este punto es importante pues hay acreedores que contratan con la empresa de recobro incorrecta no significando ello que sea una mala empresa, no, más bien que cada empresa de recobro está especializada en un tipo de deuda y esto tenemos que tenerlo en cuenta.

Por ejemplo, hemos explicado muchas veces que hay empresas de recobro que solo hacen recobro telefónico, si contratamos un recobro extrajudicial de 20 000€ en donde sería necesaria la presencia de algún gestor de cobros con esta empresa estamos cometiendo un error ya que la probabilidad de que consigan algo bajo el recobro telefónico es mínimo.

Es lógico.

Cobro deudas y Recobro Deudas

Empresa de recobro reclamando deuda a otra empresa de recobro

¿Cómo es posible esto? ¿Se han dado casos como estos?

Pues sí, aunque a algunos les pueda parecer mentira hay empresas de recobro que han tenido que reclamar deudas a otras empresas de cobro? Porque pasa esto y cuando suele pasar es lo que a continuación te vamos a intentar explicar desde Grupo Recobro.

¿Por qué pasa esto?

Pasa porque los clientes en algunos casos y dejándose llevar por ofertas poco serias y realistas contratan con empresas de cobros poco serias que aunque pueden pintar muy bien luego siempre acaba todo en problemas.

¿Qué problemas son estos?

Pues muy fácil, en los derivados de cuando una empresa de recobro cobra la deuda de su cliente pero luego no liquida al mismo.

Te ponemos un ejemplo:

La empresa “EJEMPLO SL” contrata con la empresa de recobro X la cual ofrece unas comisión del 25% sobre cantidades recuperadas a diferencia de la mayoría de empresas de recobro cuya comisión suele estar en torno al 40-60% sobre lo recuperado.

La empresa en búsqueda de la tarifa más barata contrata con la empresa de recobro X la cual será la encargada de reclamar la deuda. Pasan los meses y la empresa acreedora no sabe nada de la deuda, no solo eso, llega a un punto en el que habla con su deudor y este le explica que el ya ha pagado la deuda, la pago a la empresa de recobro que es la que reclamaba su deuda.

Una vez el acreedor sabe esto acude a la empresa de recobro x a pedir explicaciones pero no obtiene ninguna respuesta. Lo que ha pasado es que ni más ni menos la empresa de recobro que parecía tan buena por las condiciones tan baratos que ofrecía al final ha resultado con que el acreedor se ha quedado sin cobrar un euro.

Y no es raro lo que acabamos de decir. Hay muchas empresas de recobro que tienen casos de haber cobrado deudas y luego no haber liquidado a sus clientes, a nosotros por ejemplo no han llegado casos en donde el cliente quiere contratarnos para reclamar la deuda a otra empresa de recobro que se negaba a liquidarle. Y claro está, estos casos nosotros los rechazamos pues normalmente ya advertimos a los clientes acerca del funcionamiento de ciertas empresas de recobro, es fácil contratar con una empresa barata pero luego cuando surgen los problemas volver a la empresa que te advirtió ANTES DE QUE PASARA lo que al final paso.

Porque esto es algo que hemos advertido desde siempre, aquellas empresas de recobro que repito ponen comisiones por debajo del 35-40-50% (lo habitual ahora es que todas estén por encima del 40%) o bien son empresas de recobro que solo hacen recobro telefónico o bien lo que buscan es directamente cobrarte toda la deuda y luego no liquidar   a sus clientes.

¿Cómo saber qué tipo de empresa es? Bueno, solo hay que escuchar hablar al gestor que nos atiende para darnos cuenta. Nosotros por ejemplo más transparentes no podemos ser a la hora de explicar las cosas,  a partir de ahí el cliente puede decidir contratar con aquella empresa “que le dice lo que quiere oír” o bien con aquella que le explica las cosas tal cual como son. Tú decides.

Cobro deudas y Recobro Deudas

Cuando está justificado que no paguemos una deuda

Ya sé lo que me vais a decir, siempre estamos hablando de cobrar deudas, dando consejos sobre cómo hacerlo y recomendando que tarifas pueden ser mejor para cada tipo de situación, sin embargo en el artículo que ahora escribimos nos gustaría justo hablar del caso contrario, es decir, cuando nos reclaman una deuda que sabemos no tenemos que pagar pero a pesar de eso nos la están reclamando. Para explicar mejor esto iremos poniendo varios casos reales con el que seguro más de uno se siente identificado con ellos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que en un porcentaje alto de las veces cuando nos reclaman una deuda que no tenemos que pagar lo hacen por error. Sin embargo hay otros casos en donde las empresas que supuestamente han realizado esos servicios intentan cobrar a pesar de saber que no deben hacerlo. Aunque parezca mentira esto suele pasar justo con las grandes empresas del sector y en servicios habituales como puede ser telefonía, ADSL…¿Alguna vez te ha pasado que te han cargado una factura cuando el servicio estaba dado de baja? A muchos en más de una ocasión les ha pasado esto y luego por no pagarla se han encontrado con sorpresas tales como que una empresa de recobro se las reclama o bien incluso la inclusión en un registro de morosidad como puede ser el asnef.

Aquí siempre recomendamos primero pagar la factura y luego reclamar la deuda porque estas grandes empresas actúan rápido metiendo a su supuesto deudor en el registro de morosidad. De hecho hay muchos clientes que cuando llaman afirman que están en un registro de morosos por error y que están en trámites para salir de ellos. Por eso compensa más primero pagar la deuda y luego reclamar la devolución.

En menor medida podemos hablar de otro tipo de deuda que son las que se dan entre empresas  y en donde la empresa supuestamente acreedora reclama una deuda que realmente no se puede reclamar. Por suerte el deudor normalmente puede justificar que esta deuda no es real. Por ello te vamos aponer un ejemplo que aunque en principio lo tramitamos como un cobro luego enseguida lo desestimamos .

El acreedor resulta que era una empresa de reformas que reclamaba al deudor el pago de una obra que no había realizado, evidentemente esto en primera instancia no lo sabíamos desde nuestra empresa de recobro, sin embargo por suerte el deudor pudo demostrar que la deuda no existía pues realmente no se había ejecutado el 100% de la obra, sino solo una parte y la cantidad que estaba reclamando era aquella que justo no había realizado.

También nos hemos encontrado con empresas que una vez el cliente da el servicio de baja (por ejemplo el servicio de limpieza de su oficina) le siguen cargando en la cuenta de la empresa recibos por servicios no prestados, y claro está, el cliente no tiene por qué pagarlos.

Este tipo de casos no son habituales pero en ocasiones nos hemos encontrado con este tipo de acreedor, aquel que cree que tiene una deuda que cobrar cuando realmente no tiene nada

Cobro deudas y Cobro Impagados

¿Como suele pagar el deudor sus deudas?

Cuando en ocasiones se produce un impago entre empresas, entre personas…el deudor a la hora de pagar sus deudas suele hacerlo de dos maneras normalmente, con el pago de la deuda en dinero o con el pago en especie. También hay otras opciones que en periodos de crisis como la actual también han llevado  cabo empresas que es la de cancelar la deuda a cambio de trabajos realizados, aunque no es lo habitual.

Hoy hablaremos de las dos maneras habituales empleadas para pagar, el pago en dinero y el pago en especie.

❶ Pago en dinero: Es lo habitual. Cuando a una empresa le deben dinero y quiere cobrar la deuda lo normal y lógico es que se le pague en dinero. No obstante, el gran inconveniente de esta operación es que hay muchos deudores que por la situación actual no cuentan con la liquidez necesaria para afrontar el pago. Sin embargo, esto tampoco cierra todas las puerta de esta vía, pues aunque él no tenga el dinero si puede el deudor encontrar a alguien que se lo preste ( ya sea mediante un préstamo, un amigo, un familiar…)  

A la hora de cobrar la deuda desde nuestro Grupo siempre recomendamos hacerlo a través de banco por dos razones, dejamos constancia del pago (deudor) y del cobro (acreedor) y segundo porque es más seguro para todas las partes. En ocasiones cuando se va a producir un pago después de meses de tira y afloja incomoda mucho a ambas partes verse de nuevo las caras, haciéndolo por banco se evitan de nuevo los problemas.

❷ Pago en especie. Es una opción que aunque en primera instancia el acreedor no suele considerar si lo suele hacer pasado un tiempo cuando ve que no consigue cobrar por la vía tradicional. Lo curioso en todo esto es que al propio deudor muchas veces tampoco se le ocurre esta opción para cancelar la deuda cuando es muy fácil de plantear. Puede pasar que un deudor no tenga dinero pero si tenga mercancía, bienes…con los que así saldar la deuda.

Además, como en muchas ocasiones las deudas se dan entre empresas del sector es factible que esta entrega de bienes tenga un mayor sentido.

En la práctica por ejemplo cuando un deudor paga e especie al final acaba pagando con algún vehículo de su propiedad, pues es un bien que se puede transformar en dinero de manera sencilla.

Cobro deudas y Cobro Impagados

¿Es lo mismo una empresa de recobro que un abogado para la reclamación de deudas?

Esta pregunta no es fácil de responder ya que según la modalidad de cobro por el que queramos llevar el recobro la respuesta es una u otra.

Las diferencias entre una empresa de recobro y un abogado en la reclamación de deudas es evidente. Por un lado está la empresa de recobro la cual suele llevar los cobros de deudas por varias vías como pueden ser la judicial, la extrajudicial o la amistosa y por el otro está el abogado el cual esta especializado en llevar las gestiones por el ámbito judicial aunque también puede llevar el recobro por las otras dos vías.

En el ámbito judicial por ejemplo no suele haber mucha diferencia entre llevar los asuntos a través de un abogado o a través de los abogados de la empresa de recobro ya que la gestiones que se realizan son exactamente las mismas. Sin embargo, aunque en la práctica no hay ningún diferencia si que hay una diferencia para el deudor.

No es lo mismo que te reclame la deuda por lo judicial un abogado que una empresa de recobro, ¿Por qué?

Pues porque el deudor sabe que en caso de que la vía judicial acabe sin éxito muy posiblemente se llevaran las gestiones por la vía extrajudicial algo a lo que ningún deudor gusta, y más si es una empresa de recobro la que pretende cobrar esas deudas.

Dicho esto, está el efecto de actuar con una empresa de recobro. Si en el ámbito judicial ya de por sí afecta al deudor este hecho más lo hace si se actúa por la vía extrajudicial en donde los juzgados no son el lugar en donde se negocia la deuda, sino que toda la gestión se realiza fuera del juzgado.

Es cierto que los honorarios de una empresa de recobro suelen ser más altos que los de un abogado, esto es debido a los costes que asume la empresa de recobro y las gestiones que realiza las cuales suelen ser superiores a los del abogado.

También recordamos a los clientes que conviene reclamar la deuda con la empresa de recobro cuando aún hay tiempo, de poco sirve enviar una deuda antigua o una deuda que se ha reclamado previamente a través de abogado ya que las probabilidades en el cobro disminuyen.

Si quieres éxito de verdad, contrata desde el primer momento.

Cobro deudas y Cobro Impagados