A quien paga el deudor

Es una de las dudas que tienen las personas que contratan el recobro de deudas o el cobro de impagados.

¿A quién paga el deudor en el recobro?

La respuesta al menos con nosotros es muy sencilla, siempre paga directamente a nuestros clientes, en este caso al acreedor de la deuda.

Esta forma de trabajar todo sea dicho no es la habitual ni mucho menos en el sector.

De hecho la mayoría de las empresas de recobro dedicadas a cobrar deudas son ellas quienes reciben el cobro de la deuda.

Entendemos los motivos de porque lo hacen de esta forma pero también es cierto afirmar que al final todo esto puede no gustarle a los acreedores.

¿Por qué las empresas dedicadas al cobro quieren cobrar directamente las deudas?

La mayoría de las veces quieren hacerlo porque de esta manera se aseguran el cobro de sus honorarios.

No sería la primera vez que tras el esfuerzo de la empresa de recobro por cobrar la deuda luego resulta que los acreedores no abonan los honorarios pactados.

Esa es la razón principal por la cual la mayoría de empresas exigen el cobro directo.

Así son ellas quienes luego controlan el pago realizado.

Sin embargo el trabajar de esta forma tiene su lado negativo en el sentido de que a muchos acreedores no les hace ninguna gracia.

Por eso nosotros en Grupo Recobro siempre que podemos intentamos que sea el acreedor quien reciba el dinero.

Y si es posible además a través de banco pues es la manera más sencilla de asegurar o garantizar el ingreso realizado.

Esto sobre todo lo vamos a ver en el recobro extrajudicial de deudas ya que con el cobro judicial las cosas son diferentes.

Las empresas especializadas en llevar el cobro judicial lo llevan de manera diferente al llevarse todo por juzgado.

Las dudas acerca de quien cobra el dinero se dan solo en el cobro extrajudicial, es decir, cuando se cobra deudas por fuera del juzgado.

¿Qué opinión tenemos en Grupo Recobro acerca de todo este tema?

Nosotros entendemos ambos puntos de vista.

Por un lado creemos que siempre es mejor que sea el acreedor quien cobre su deuda para evitar a aquellas empresas que actúan fuera de la ley.

También ha pasado que algunas de estas empresas tras haber cobrado el importe de la deuda luego no pagan a los acreedores.

Este mismo problema también se ha dado al revés, es decir, que los acreedores no pagan a la empresa de recobro.

La mejor manera por tanto de evitar todo esto es hacer constar en el contrato de cobro el cómo se pretende cobrar la deuda.

Es incluso hasta aconsejable el explicar los motivos a los acreedores de la decisión tomada.

En la firma del contrato también os aconsejo que figure el plazo de cobro máximo.

Ya sea de un forma o de otra tanto acreedor como empresa de recobro se comprometen a realizar los pagos en un periodo máximo de x días.

De esa manera si pasada esa fecha vemos que no se abonan los honorarios ya se sabrá las intenciones de la empresa en cuestión.

En nuestra opinión esta sería la mejor operativa en el cobro de deudas acerca de quien cobra la deuda.

Deuda comercial y descuentos

Al igual que sucede con determinados descuentos realizados entre empresas en las deudas comerciales a veces es necesario la realización de descuentos o quitas para así conseguir cobrar la misma.

En Grupo Recobro escribimos este articulo con el objetivo de que como acreedor de una deuda dejes de ver las quitas como algo negativo en lugar de algo positivo que permita el cobro de la mayor parte de la deuda.

Las quitas son siempre una opción en el recobro de deudas, hay gente a la que no le gusta y hay otros que las aceptan como fórmula para cobrar deudas, aquí nunca habrá una opinión común.

Pero lo que es seguro es que empeñarse en no ofrecer quitas a los deudores más de una vez provoca la imposibilidad de poder cobrar la deuda.

Sobre todo cuando el deudor está en una situación de crisis real con más razón tenemos que plantear esta opción ya que a veces es la única opción.

Intentar cobrar una deuda por las buenas o por las malas sin tener en cuenta la situación de quien tiene que pagar la misma es ir seguro al fracaso absoluto.

Además la empresa de recobro es la primera interesada en que no haya quitas posibles en el cobro de la deuda pues cuantas más haya menos cobrara.

Sin embargo dejar de lado la aplicación de quitas es no ser realista.

No estamos hablando aquí de hacer siempre uso de ellas pues no tiene nada que ver.

Lo que decimos es que para determinados deudores, generalmente morosos fortuitos en donde no existe la voluntad de no pagar la deuda es aconsejable hacer uso de estas tácticas de cobro.

¿Por qué iba un deudor a querer pagar la deuda tras ofrecerle una quita?

Muy fácil, porque con la quita el deudor tiene que pagar una menor cantidad de dinero.

Es posible que lo que antes no podía pagar ahora con la quita si sea posible.

No fueron las empresas de recobro las primeras en ofrecer quitas a sus clientes para así hacer cambiar de opinión a los deudores.

Las primeras que empezaron a aplicar esta fórmula como herramienta para cobrar deudas fueron las entidades financieras.

Se dieron cuenta como reclamar una deuda con intereses de demora y comisiones por impago estaba provocando el poco interés de los deudores en el pago, con más razón si además se trataba de préstamos sin aval.

Por el contrario una vez se les ofrecía una quita sobre el principal de la deuda veían aumentar el interés de estos de cancelar sus deudas en el menor tiempo posible.

Pues esto es algo que siempre se repite, la aparición de quitas va ligada necesariamente al pago de la deuda de manera inmediata.

Ninguna empresa te va a ofrecer una quita a cambio de nada, lo que te ofrecerán serán quitas sobre la deuda a cambio de que liquides la misma al poco tiempo.

Lo que suele pasar es que la entidad acreedora te de un plazo concreto el cual debes de cumplir si deseas cancelar dicha deuda mediante el descuento.

Cobro deudas y cobro impagados

Fijarse en el precio al final le sale caro al acreedor

Hoy en Grupo Recobro vamos a hablar acerca de los precios fijados en las empresas de recobro según el tipo de empresa de que se trate. La razón por la cual queremos escribir esto es porque vemos como hay clientes que cuando quieren contratar con una de estas empresas al decirles el porcentaje de honorarios lo primero que suelen decir es que tal empresa les aplica menos honorarios…

Y comparar empresas está muy bien, ahora, el problema del sector del cobro es que no todas las empresas de recobro son iguales., es decir, aunque todas ellas pueden dedicarse al cobro de impagados es muy diferente el cómo consiguen resultados en una y otra empresa.

Esa es la diferencia que además muchos clientes ni tan siquiera saben, para ellos todas las empresas de recobro son iguales y trabajan de la misma manera y nada más lejos de la realidad.

Una vez dicho esto vamos a explicar los diferentes porcentajes que suelen aplicar un tipo de empresas de recobro y otras.

Es curioso por tanto ver como hay clientes que acaban contratando con empresas de recobro baratas sin saber luego lo que están contratando. ¿De verdad crees que una empresa de recobro que trabaja al 15% sobre lo recuperado trabaja igual que una empresa que aplica un 45% o 60% sobre lo recuperado?

Si eres de los que creen eso, bueno tu mismo, los resultados los comprobaras una vez dicha empresa empiece con el cobro de la deuda.

Has de saber que las empresas que aplican porcentajes reducidos son empresas de RECOBRO TELEFONICO, esto es algo que hemos dicho una y otra vez pero algunos clientes parece que se siguen sin enterar.

La gestión de esta empresa de recobro se limitara de manera exclusiva a llamar por teléfono a los deudores con el objetivo de conseguir resultados, que decir tiene que no hacen visitas presenciales en ningún caso.

No veras nunca una empresa de recobro presencial con tarifas de este tipo pues al final les supone más coste el desplazarse y hacer las visitas que el beneficio que obtendrían con los cobros.

De hecho la empresa más conocida del sector del cobro la cual emplea coche rotulado y gestores de cobro uniformados en el cobro de deudas para que te hagas a la idea aplica un 60% sobre lo recuperado.

Con esto lo que te quiero decir es que los porcentajes son siempre más elevados en una empresa de recobro presencial.

Y luego claro, pasa lo que pasa, el acreedor observa para su desgracia que no se ha hecho ninguna visita al deudor y no se va a hacer y desea cancelar el contrario pero no puede hacerlo debido a que tiene permanencia.

Por supuesto no entramos a hablar acerca de aquellas empresas o gestores de cobro que se anuncian como recobro presencial aplicando porcentajes bajos pues este tipo de empresas siempre dan problemas al no liquidar luego a sus clientes.

En este caso estamos hablando solo de empresas serias de recobro, luego pueden poner un mayor porcentaje o no de honorarios, pero tu como cliente tienes que entender que los métodos de cobro nunca serán los mismos en una empresa y otra.

Creer lo contrario es vivir en un error.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Excusas del deudor para evitar el recobro de deudas

A la hora de cobrar deudas nuestra empresa de recobro especializada tanto en el recobro extrajudicial como en el recobro judicial nos hemos encontrado con multitud de diferentes casos por los cuales un deudor ha intentado evitar el recobro de deudas de mil maneras diferentes . Es por ello que en el artículo de hoy te vamos a poner las excusas más habituales usadas por los deudores.

Hay que decir también que nuestra empresa de cobro hace las correspondiente averiguaciones y gestiones para ver si se tratan o no de excusas, ya que hay que reconocer que a veces el deudor esta en lo cierto.

Excusas de mal pagador:

❶ A veces el deudor afirma que no ha pagado la factura debido a que el acreedor no ha cumplido el plazo de entrega. Lo curioso es ver como en ocasiones esto no es así (el acreedor cumplió con los plazos), no obstante, en caso de que el acreedor de verdad no hubiera cumplido con el plazo de entrega esto no es motivo suficiente como para no pagar la deuda.

Tan fácil como deudor si ves que tu proveedor no cumple con el plazo de entrega cuando va a entregarte la mercancía/servicio que hubieras contratado negarte a aceptarlo. En caso de aceptar la mercancía y luego no querer pagar lo único que se está demostrando es intencionalidad en el impago, algo que a nuestra empresa de recobro le encanta reclamar .

❷ Servicios o productos defectuosos: Esto es muy fácil de demostrar por parte del presunto deudor. Nosotros por ejemplo hemos tenido casos en los cuales un acreedor ha contratado una deuda que luego al hacer la gestión hemos visto no estaba justificada de querer cobrarla pues el servicio realizado o producto estaba en mal estado.

Como siempre, desde Recobro recomendamos tener documentación que demuestre el mal estado de la mercancía recibida ya que si no sería muy fácil para aquellos deudores que no tuvieran voluntad de pagar decir siempre la misma excusa. Además, damos por hecho de que en caso de estar el servicio/producto en mal estado el deudor lo habrá devuelto al vendedor original no procediendo su venta…

❸ Decir que la deuda es falsa: Aquí el deudor empieza jugar con fuego. Hemos tenido casos en los que el deudor afirma que la deuda no es real, que no ha firmado ningún documento…aquí hay que tener cuidado como se actúa ya que en caso de que el deudor mienta/o por el contrario sea el acreedor quien se haya inventado la deuda, ambos se pueden meter en problemas graves (Firmas falsas..)

❹ Influencia de la crisis en la empresa: Es nuestra excusa preferida, especialmente por parte de los morosos profesionales. Puede que con un acreedor esta excusa sea suficiente, pero para la empresa de recobros que se dedica de manera profesional a esto no están fácil convencer a la empresa de que el impago se debe por este motivo.

Hay que tener en cuenta que la empresa de cobros analiza al deudor, entorno…por tanto, cuenta con bastante más información de la que el deudor en primera instancia puede pensar.

Un deudor que por ejemplo debe 10 000€ y que se acaba de comprar un coche de más de 50 000€, poca crisis puede argumentar para no pagar su deuda.

Esa es una de las ventaja de actuar mediante empresa de recobro, esta tiene capacidad y conocimientos para obtener información sobre los deudores.

Cobro deudas y Cobro Impagados

¿Cuándo una deuda es poco probable de que sea cobrada?

Seguro que más de una vez como empresarios habéis sufrido un impago y esto os ha llevado a pensar sobre las posibilidades reales de cobro que tenéis, ¿verdad que si?

Bien, pues para ello vamos a darte nuestra opinión sobre este aspecto, ¿Qué factores tiene que cumplir una deuda para que sea poco probable el cobro?

❶ Antigüedad: Si tienes una deuda antigua y es ahora cuando has pensado en intentar cobrar la deuda ya es demasiado tarde. Al menos por la vía extrajudicial. Ninguna empresa de recobro, abogado…intentara reclamar una deuda antigua y menos si es a éxito. Otra cosa es que haya empresas de recobro/abogados los cuales tienen gastos iniciales se cobre o no la deuda y por tanto te acepten gestionar la deuda.

Nosotros en cambio que cobramos a éxito, te decimos no.

Eso no quiere decir que se te cierren todas las puertas pues la ventaja del sistema judicial es que mientras que la deuda no haya prescrito tu puedes intentar cobrar las deudas. Judicialmente si tiene sentido pues a lo mejor hay algo que se pueda embargar, extrajudicialmente no.

❷ Localización del deudor: S tienes una deuda en la cual el deudor esta ilocalizable es menos probable que consigas cobrarle. Aquí pasa lo mismo que antes, si el deudor no está localizado te puedes olvidar de escoger la opción extrajudicial, en judicial en principio no tiene porque ser un problema porque aunque no lo esté localizable el juzgado tiene un serie de procedimientos que seguir para intentar cobrar.

En extrajudicial en cambio al depender de la voluntad de pago del deudor si no se le localiza ni siquiera se puede iniciar la negociación.

❸ Insolvencia: Si se trata de un deudor insolvente ya sea judicial o extrajudicial es difícil sacar resultado. No obstante, si tienes un deudor de este tipo lo más normal es que se intente actuar extrajudicialmente al no contar el deudor con ningún bien que se le pueda embargar.

Estos tres serian los factores que hacen de una deuda una mala, y si además la deuda cumple las tres mejor puedas dar por perdida la misma. Lo normal no es esto, lo normal es una deuda que puede tener alguno de estos factores pero no lo tres al mismo tiempo.

Y por orden de importancia lo ordenaríamos de la siguiente manera:

Antigüedad> Insolvencia> Localización.

 Cobro deudas y Cobro Impagados