Negociar honorarios en el recobro de deudas, ¿Es posible?

Es algo que vemos de vez en cuando en el sector del recobro de deudas, personas que intentar negociar los honorarios de la empresa.

Desde Grupo Recobro en este artículo vamos a darte nuestra opinión acerca de este tema en base a nuestra experiencia.

Porque cuando estamos hablando del recobro de deudas lo primero que hay que tener claro es que hay diferentes modalidades de cobro.

No todos los cobros se llevan de la misma forma siendo algo que tenemos que saber antes de intentar nada.

La negociación que se llevaría en el cobro de impagados por la vía del recobro extrajudicial no tiene nada que con la llevada en la judicial.

También depende mucho del tipo de empresa que vaya a llevar el procedimiento pues cada una ópera de manera diferente.

Mientras que una empresa de recobro telefónico no tiene prácticamente gastos una empresa de recobro presencial es justo lo contrario.

Según el tipo de cobro que queramos llevar y la empresa a la que acudamos tendremos más o menos opciones.

¿Cómo negociar en el recobro de deudas?

Lo primero es decir que negociar los honorarios no está bien visto.

Es decir, si la empresa de cobro dice que cobra un porcentaje concreto es el que los clientes tendrían que pagar.

Otra cosa es que a cambio la empresa de recobro obtenga otra cosa a cambio.

Por ejemplo, es habitual que en el recobro de deudas extrajudicial se puedan reducir los porcentajes de cobro si el cliente abona iniciales.

Es una de las vías de negociación con las que cuentan los clientes.

Te pongo un ejemplo.

Empresa de recobro dice que cobra un 50% de la deuda que consiga recuperar trabajando 100% a comisión.

Al cliente le parece mucho tener que pagar un 50% sobre lo cobrado por lo que intenta reducir el porcentaje.

Pueden pasar aquí dos cosas, que la empresa se mantenga firme en su decisión o bien que acepte rebajar este porcentaje a cambio de algo.

Ese “algo” puede ser por ejemplo el abono de honorarios “iniciales” antes incluso de comenzar el cobro.

Puede ser que la empresa acepte reducir los porcentajes de cobro digamos al 35-40% a cambio de que el cliente abone parte de sus honorarios.

Estos honorarios suelen rondar entre los 300-500€ siendo parte de los honorarios a cobrar por parte de los gestores de cobro que acuden al cobro en persona.

Lo que seguro no podréis es rebajar el porcentaje de cobro a cambio de nada más todavía si trabajan a comisión.

¿Qué pasa en el recobro judicial con el tema de los honorarios?

Cuando hablamos del recobro por juzgado lo primero que tenemos que entender es que la mayoría de trabajadores no trabajan a comisión.

Si acudes a cualquier abogado comprobaras como prácticamente todos cobran iniciales antes de empezar a trabajar sin aceptar ninguna negociación en ese sentido.

Por tanto, podemos entender el porqué en el recobro de impagados negociar los honorarios es algo realmente complicado.

Financiar un impago

Más de uno cuando ha sufrido un impago es habitual que necesite buscar financiación para con ello financiar dicha deuda.

En este artículo desde Grupo Recobro nos gustaría poder dar a conocer algunas de las fórmulas para poder financiar un impago.

Con esto lo que buscamos es ayudar a todas aquellas personas que necesitan financiar su empresa tras haber sufrido una deuda.

Decir antes de nada que todas las opciones de financiación que os ofrece el mercado dependen mucho de la situación financiera de vuestro negocio.

Al sistema realmente le da igual que hayas sufrido o no un impago, a la hora de financiarte solo tendrán en cuenta la situación de la empresa que es quien en definitiva tendrá que hacer frente a las deudas.

Al menos es lo que vemos con la firma de préstamos a empresas.

Decir también que no solo está la posibilidad de firmar préstamos, el mercado en ese sentido os ofrece una amplia variedad de oferta.

Financiar un impago ¿Qué opciones tenemos para hacer de esto el menor problema posible?

Porque eso es lo que realmente busca el empresario cuando busca esta gestión.

Quiere mitigar en la medida de lo posible el problema del impago de ahí que actúe de esa forma.

Entre las opciones que podemos señalar en Grupo Recobro estarían las siguientes:

  • Vender la deuda impagada: Es una de las opciones más recurridas pero también de las más complicadas.

Vender la deuda impagada es una de las fórmulas existentes para con ello recuperar el capital perdido.

Esto es algo que por cierto realizan no solo las entidades bancarias en el sector financiero sino que cualquier empresa puede hacerlo si quiere.

Otra cosa es que no tenga sentido hacerlo por coste o bien que la deuda originada aquí dentro no sea de interés para nadie.

Porque aunque hay empresas que se dedican a comprar deudas al final casi todas salen denegadas.

Nosotros en Grupo Recobro tenemos un apartado dedicado a la compraventa de deuda y podemos deciros que el 99% de las operaciones salen rechazadas.

Lo son porque muchas veces quien plantea vender su deuda solo lo hace cuando comprueba que las posibilidades de cobro son nulas.

Que casualidad que cuando un acreedor tiene una buena deuda (por ejemplo aquella que está avalada con bienes inmuebles) nunca la ponen a la venta….

Por eso aunque hacemos constar la venta de deuda como una posibilidad prácticamente nadie en el sector comercial conseguirá llevarla a cabo.

En el sector financiero es diferente ya que el tipo de deudas que se vende es distinto.

Y todo esto sin olvidarnos además de las elevadas quitas impuestas por las empresas que compran deudas.

  • Si tienes una deuda garantizada y de empresa solvente hay financieras que pueden aceptar esto como garantía.

Suelen ser financieras que en lugar de exigir avales en forma de inmuebles y demás aceptan deudas de este tipo.

Ahora, aquí pasa algo parecido que con el punto anterior

En caso de haber alguna financiera que lleve este operativa (el 99% de las mismas no aceptan esto como garantía) solo aceptan deudas de empresas muy solventes

Por ejemplo, deudas con particulares o con pymes directamente saldrán anuladas, con grandes multinacionales y empresas grandes con solvencia la situación será diferente.

Estas dos serian algunas de las fórmulas habituales para intentar financiar una deuda, el resto más bien es la firma de préstamos….

¿Y si el recobro judicial no funciona?

Es una de las preguntas que cualquier empresa o abogado dedicado al recobro judicial de deuda puede recibir por parte de sus clientes.

Porque claro, hay una cosa segura en todo esto, ningún cobro esta el garantizado, ni tan siquiera aquel que viene por juzgado.

Con esto lo que os queremos decir desde Grupo Recobro es que el cobro de impagados siempre tiene cierta tasa de fracaso.

Ni todas las operaciones son fáciles de cobrar ni todas ellas acaban con los resultados esperados.

Es importante tener esto en cuenta ya que en base a esta información es que tenemos que tomar luego las decisiones.

Dar por hecho que seguro se va a cobrar mediante cobro judicial nunca es buena idea.

Si es cierto que puede ser una buena vía de cobro pero no es la única.

De hecho en Grupo Recobro una de las opciones que siempre aconsejamos a nuestros clientes es la de llevar el cobro judicial.

Lo hacemos entre otras cosas porque sabemos de los beneficios de llevar el cobro por esta vía.

Cierto es que también tendrá su lado malo pero es algo que no podemos evitar.

Algo que por cierto no solo se da en el cobro por juzgado sino que también en los otros cobros.

El recobro extrajudicial, el recobro telefónico, por carta tienen también su lado negativo.

Recobro judícial y qué hacer cuando no ha dado los resultados esperados

Si has llevado el cobro a través de esta vía y no has conseguido los resultados que esperabas no desesperes.

Todavía te quedan varias opciones para cobrar la deuda.

Nuestra empresa en ese sentido como especialista en llevar el recobro de deudas por juzgado y en persona siempre aconsejamos como alternativa la vía extrajudicial.

Es decir, si nos has conseguido cobrar a tu deudor a través de las vías tradicionales puede ser el momento de plantear el recobro extrajudicial.

¿Cuál es la ventaja de llevar el recobro extrajudicial de deudas?

La primera de todas es que aquí las variables que influyen en el recobro judicial no influyen para nada.

Me explico, en el recobro judicial con que el deudor sea insolvente es suficiente como para no poder cobrar la deuda.

Pues bien, no es esto lo que pasa por el contrario cuando de lo que hablamos es del recobro  extrajudicial.

Esta vía de cobro no tiene en cuenta las mismas cosas.

Lo que se tiene en cuenta es la situación real del deudor no lo que aparece en ningún papel.

Es por eso que cuando se trata de un moroso profesional desde Grupo Recobro siempre aconsejamos llevar el recobro de deudas así.

En un caso como este el cobro judicial no daría ningún resultado, si por el contrario puede darlo con el recobro de deudas presencial.

Aclarado esto nuestra recomendación acerca de esto es muy clara.

Si el recobro judicial no ha dado los resultados esperados siempre puedes intentar llevar el cobro extrajudicial en persona.

No todas las empresas lo gestionan (nosotros si) ni tampoco hay garantía de resultados pero a cambio obtienes una nueva posibilidad de cobro.

¿Cómo se plantea el recobro de deudas en 2017?

Tras ver como se ha desarrollado el 2016 el recobro de deudas a nivel general desde Grupo Recobro podemos decir que en 2017 se esperan nuevos cambios.

Algo que por otro lado no debe de verse con sorpresa pues es habitual que en los sectores empresariales cada cierto tiempo se produzcan cambios.

No lo vemos solo en el sector del cobro de impagados a través de empresas de recobro, es algo que ocurre en cualquier sector.

En este articulo desde Grupo Recobro nos gustaría poder dar a conocer algunos de los cambios que creemos van a prodcurtise en este 2017.

Lo primero que vamos a ver es un aumento de las tarifas enfocadas hacia empresas que tienen una cantidad de impagados detrás.

Estamos hablando de tarifas como la Tarifa plana la cual a cambio de una cuota mensual de dinero los clientes pueden externalizar toda la gestión de cobros.

La mejora de la economía de nuestro país pensamos puede generar un aumento de la demanda por servicios como este.

Al tener una mejor situación financiera es más probable que las empresas estén dispuestas a pagar por servicios como este.

Siendo además una tarifa ideal para todos aquellos negocios que todos los meses sufren impagos ya sea por el tipo de negocio, por volumen de facturación….

Además, a las empresas de recobro ofrecer tarifas como estas les sale muy rentable ya que se pueden centrar en cobrar deudas sabiendo que cobran honorarios.

Desde el punto de vista de la empresas de cobro una tarifa como esta le permite trabajar habiendo cobrado su honorarios.

La ventaja para el cliente en cambio es que en caso de éxito la empresa de recobro no aplica los porcentajes sobre el cobro (porcentajes que son más altos y que implican un mayor gasto)

El segundo de los cambios que creemos va a producirse aunque es algo ya hemos visto en este 2016 es el aumento de las tarifas con honorarios.

Cada vez más contratar el recobro extrajudicial a comisión va a ser más difícil.

Incluso las empresas de cobro que dicen de trabajar a comisión muchas veces no lo hacen.

Igual que nosotros por cierto.

Si las deudas que pretende contratar el cliente no cumplen con los requisitos como para poder ser contratadas a comisión lo que hacemos es exigir el cobro de iniciales antes de empezar a trabajar.

Y al igual que nosotros lo hacen el resto de empresas.

De hecho somos de las últimas empresas que han dejado de trabajar siempre en el recobro extrajudicial a comisión.

El resto desde hace tiempo que cobraba iniciales antes de empezar  a trabajar.

¿Por qué cobran las empresas de recobro unos iniciales antes de empezar con el cobro de una deuda?

Lo hacen así entre otras cosas para evitar asumir ellas mismas los gastos de reclamación.

Una empresa se puede permitir en parte trabajar gratis, lo que no hará también será asumir todos los gastos originados durante el cobro.

Entre los gastos podemos señalar los gastos de desplazamiento, gasolina, papelería….

Estos pues podemos señalar son los principales cambios en el sector del recobro que esperamos en este 2017.

Cobro deudas y cobro impagados

Colaboradores en el cobro de impagados

En la forma de trabajar que tienen las empresas de recobro en nuestro país es habitual que estas funcionen a través  de muchas empresas y socios colaboradores los cuales se encargan cada uno de ellos de aportar algo en el cobro de deudas y cobro de impagados. Este es quizás uno de los secretos que toda empresa de recobro tiene y que ningún cliente o deudor se plantea cuando se inicia la reclamación de deudas.

¿Nunca te has preguntado como las empresas de recobro obtienen la información de sus deudores? ¿Porque las empresas de recobro tienen tanto éxito en la reclamación de deudas?

Pues precisamente por esto, porque la información es poder y la empresa de recobro la gran ventaja que tiene frente a otros profesionales del cobro es la facilidad que tiene para acceder a la información. Si luego comparamos los resultados que tiene la empresa de recobros con los de cualquier acreedor ya la comparación es excesiva pues la diferencia es abismal.

Entre los colaboradores de las empresas de recobro podemos hablar de diferentes tipos, lo que no vamos a hacer es profundizar en quienes son y que hacen exactamente.

De lo que si podemos hablar es de una colaboración mutua existente entre las empresas de detective y las empresas de recobro. Ambas empresas en muchos casos suelen trabajar de manera conjunta en el cobro de impagados buscando siempre la mejor manera para conseguir resultados. Claro está, no es que la empresa de detectives se haga ver pues no es el caso, ella trabaja en la sombra centrándose sobre todo en la obtención de información y averiguación de bienes, quienes se dejan ver en el recobro de impagados son los gestores de cobro.

Bajo esta forma de colaboración se aumentan en muchos casos la posibilidad de cobro para en caso de conseguir resultados compartir el beneficio con los colaboradores correspondientes.

¿Quieres ser colaborador de una empresa de recobros?

Pues no es muy difícil, siempre y cuando tengas algo que aportar (legal)a la empresa de recobros y a esta le pueda interesar el servicio que ofreces no tienes nada que hacer una solicitud y esperar respuesta.

Nosotros por ejemplo en Grupo Recobro estamos abiertos a colaborar con empresas tanto para obtener información como con gestores de cobro en diversas partes de España que estén dispuestos a trabajar como gestores de cobro y obtener a cambio una comisión que suele rondar el 45% sobre las cantidades recuperadas.

Eso sí, nuestro perfil de colaborador es aquel que no se dedica en exclusiva al cobro de deudas sino que desarrolla otras actividades y en donde el recobro es solo un extra mas de sus ingresos.

De esa manera nosotros desde la central podemos mandar expedientes de cobro al gestor que se encuentra en la localidad del deudor y así hacer un recobro presencial mucho más sencillo. Porque esa es la clave en el recobro extrajudicial de deudas, el tener presencia en donde se encuentra el deudor.

En el recobro judicial no es problema pues todo lo lleva nuestro departamento jurídico directamente desde la central.

Cobro deudas y Cobro Impagados