¿Cuántas deudas tiene tu deudor?

En la reclamación de deudas contra un deudor aconsejamos siempre a los acreedores el que conozcan medianamente bien la situación financiera de sus deudores para en base a eso tomar la mejor decisión posible en el recobro de deudas.

Nosotros en Grupo Recobro creemos importante el hacer tal cosa pues somos conscientes de que no siempre merece la pena intentar cobrar a un deudor, sobre todo cuando estamos hablando de deudores que tienen deudas con todo tipo de acreedores.

Si tu deudor resulta que tiene deudas a nivel general, con hacienda, seguridad social, proveedores, otras empresas… no es lo recomendable el intentar cobrar por la vía judicial salvo si vemos margen para llevar a cabo el cobro.

No solo eso, a estos deudores es muy complicado poder cobrarles ya que son deudores que desde el punto de vista mercantil y real no tienen nada al estar embargados por todos los sitios posibles.

Por la vía del recobro extrajudicial quizás podamos intentar el recobro pero sabiendo que hay otros acreedores reclamando la deuda al mismo tiempo o incluso con anterioridad por lo que tenemos que saber las probabilidades de cobro que existen.

Personalmente en este tipo de casos no aconsejamos a los acreedores el llevar el recobro de impagados ni por la vía del recobro judicial ni por la del recobro extrajudicial pues el impago esta casi asegurado.

En el 99% de las veces se trata de empresarios que de verdad han acabado arruinados por la mala trayectoria de su anterior empresa, no son morosos profesionales ni otro tipo de deudores acostumbrados a ver en Grupo Recobro sino que son diferentes.

A casi todos de hecho no se les reclama únicamente deudas con proveedores sino que también tienen deudas con el estado y la administración.

Ejemplos podemos contar mil, no solo ya de pequeños empresarios sino también de los grandes.

Hace un par de años por ejemplo que el ex presidente de los empresarios en Madrid está en una situación de concurso en donde se le reclaman deudas de todo tipo, hacienda, proveedores…

Es algo que le puede pasar a cualquier empresario, si el negocio de repente va mal al final siempre es el mismo quien acaba perjudicado, el empresario que es quien ha puesto el dinero invirtiendo en su negocio.

Quien es trabajador a lo sumo perderá su puesto de trabajo, el empresario por el contrario no solo pierde su puesto de trabajo sino que también puede perder el resto de cosas que tiene.

Como comprenderás, reclamar por la vía judicial a  un deudor que tiene deudas con decenas de acreedores no le preocupara lo más mínimo el que un nuevo acreedor llame a su puerta.

Por eso luego en Grupo Recobro tenemos nuestras dudas acerca de los famosos registros de morosidad.

Se supone estos listados de morosidad lo que buscan es incentivar al deudor a pagar sus deudas pues esto provoca que la empresa lo tenga más difícil para acceder a la financiación, el problema es que aquel que debe a otros muchos deudores como comprenderás le da igual deber a uno más.

Solo quizás a través de recobro extrajudicial y siempre que se piense que el deudor es un moroso profesional (es insolvente pero realmente tenga bienes a nombre de terceros) podemos aceptar el llevar el recobro por esta vía.

Cobro deudas y Cobro impagados

¿Qué efecto comercial es mejor el pagare o la letra cambiaria?

Bueno, esta pregunta está claro que la estamos haciendo desde el punto de vista del acreedor, es decir, aquel que vende a crédito un servicio/producto.. e instrumenta el pago mediante un efecto comercial. En el siguiente articulo desde Grupo Recobro nos gustaría explicaros cual es en nuestra opinión el mejor medio de pago para instrumentar la venta, sobre todo si queremos tener más facilidad luego de cobrar la deuda en caso de que suframos algún impago.

Lo que haremos es explicar primero la letras cambiaria y luego el pagare diciendo  sus ventajas e inconvenientes:

Letra cambiaria: Este tipo de documento es un documento de pago muy seguro pues está sujeto a ley cambiaria y a la ley del cheque. Por tanto al ser un documento con fuerza ejecutiva el procedimiento judicial para reclamar la deuda es mucho más rápido. Esto lo que significa es que si reclamamos dos deudas, una instrumentada a través de la letra cambiaria y otra a través del pagare por la vía del juzgado, el procedimiento de reclamación de deudas de la letra cambiaria será mucho más rápida que la del pagare.

Esta sería precisamente la gran ventaja de la letra, sin embargo la letra cambiaria también tiene un inconveniente y es el coste que tiene para el acreedor querer instrumentar su venta mediante este instrumento. Las letras cambiarias se pueden comprar en el quiosco, pero no son documentos baratos, de hecho, por la escala de timbres la letra más cara puede costar hasta 600€. Esto es debido a que es un documento timbrado.

Dicho de otra menara, cada letra cubre un máximo de capital, si por ejemplo compramos la letra más barata esta nos cuesta unos pocos céntimos pero como máximo podemos poner en la cantidad avalada 24€, la letra más cara en cambio cuesta comprarla casi 600€ pero sin embargo podemos llegar a poner en la letra hasta uno 192 000€. Hay que decir que estos importes son de hace años y es posible que hayan variado, así que si queréis informaron acerca de los timbres actuales es mejor que os informéis directamente en el sitio correspondiente.

Por esta misma razón, la del coste, es normal dejar las letras cambiarias para ventas importantes donde los importes sean más o menos grandes o para temas hipotecarios. Por ejemplo, cuando un promotor le vende a un particular un inmueble a plazos este suele instrumentar los pagos en letras cambiarias para asegurar de la mejor manera posible el cobro de la deuda.

Pagares: Dentro de los pagares podemos diferenciar entre el pagare a la orden y el no a la orden aunque no entraremos hoy en las diferencias de cada uno de estos pagares. Es el medio habitual de pago pues es más económico y así como la letra también está sujeta también a la ley cambiaria del cheque. Los pagares por parte de las empresas es habitual que se descuenten a través del banco…aunque aquí los bancos solo aceptan un tipo de pagare para el descuento.

Lo habitual por tanto es que en las operaciones comerciales entre empresas el medio de pago habitual sea el pagare. En la reclamación judicial de deudas también suele ser bastante rápido la ejecución aunque no tan rápida como la letra.

Conclusión: Si tienes ventas importantes mejor la letra, si es una venta de importe pequeño o medio mejor el pagare.

Cobro deudas y Cobro Impagados

¿Porque existen las empresas de recobro en España?

Las empresas de recobro en España no son algo nuevo ni nada extraño viendo la cantidad de empresas existentes en el mercado dedicadas de manera profesional al cobro de deudas e impagados

Tampoco son raras la presencia de estas empresas de cobro en otros países, sin embargo siendo realistas no tienen tanta presencia como en nuestro país.

¿Porque hay tantas empresas de este tipo en España?

La respuesta en muy sencilla, porque hay demanda.

Y teniendo en cuenta que quien acude a una empresa de recobro lo hace casi siempre porque sabe que el deudor puede pagar (ya que en caso de no poder pagar igualmente la deuda no se cobraría) pero NO quiere explica el porqué la presencia de tantas empresas de este tipo.

Si no hubieran tantos casos como este tened por seguro que las empresas de recobro serian minoría o directamente incluso no existirían, sin embargo en la realidad lo cierto es hay mucha demanda, es más, si todos los acreedores con deudores de este tipo acudieran a empresas de recobro posiblemente serian necesarias incluso más empresas.

España es un país en el que dejar a deber no es algo extraño. Normalmente los empresarios más que dejar a deber suelen retrasar los pagos pero al final suelen acabar pagando, pero hay otros, que no solo no se retrasan en el pago sino que directamente no te pagan.

Es en estos casos en los que el cliente acude a la empresa de recobro en busca de un cobrador profesional.

Tampoco es extraña esta costumbre entre muchos empresarios españoles viendo cómo funciona la administración. El primero que no cumple con la ley y se convierte en deudor es el propio estado, el cual dejar a deber grandes cantidades de facturas sin ningún temor. El que tendría que servir como ejemplo al final resulta que es el mas moroso de todos.

El problema que está causando todo esto es en la influencia que las nuevas generaciones de empresarios (cada vez menos) puedan tener viendo cómo funciona el sistema empresarial aquí en España. Total, si a mí no me pagan ¿por qué voy a pagar yo?

Por eso creemos que el futuro de las empresas de recobro es el de seguir creciendo en trabajo, ya que aunque la crisis pase hay costumbres que luego cuestan mucha cambiar….

Cobro deudas y Cobro Morosos

Impagos entre varias empresas al mismo tiempo

Deudas entre más de una empresa

No es de extrañar que cuando se produce un impago, el impago de una provoque el impago del resto de la cadena.

Esto solía pasar principalmente en las empresas de la construcción en donde generalmente la promotora contrataba a una constructora para la realización de unos trabajos y a su vez esta segunda subcontratada los servicios a otra empresa.

Por regla general, cuanto más grande era el servicio más se subcontrataba.

Es muy posible que la empresa subcontratratada a su vez subcontrate a otras empresas la realización de dichos servicios, por lo que el problema al principio descrito surge cuando alguna de las primeras subcontratas, la constructora o bien la promotora impaga, arrastra al resto hacia la senda del impago.

Para evitar esto nada mejor que una correcta planificación a la hora de determinar con quien se trabaja y bajo qué condiciones.

www.cobro-deudas.es

www.cobro-morosos.es

 

 

Cuando se quiere pagar pero no se puede

No poder pagar una deuda

Como ya hemos hablado anteriormente en muchos otros artículos, no siempre todas las deudas que gestionamos tienen como deudor a un deudor profesional (que son las que normalmente gestionamos) sino que alguna de ellas tienen como deudor a una persona/empresa que aunque quiere pagar no puede hacerlo por una razón u otra.

En estos casos no es recomendable buscar cobrar la deuda sino más bien hay que intentar buscar una solución que se adapte a las necesidades de este.

Por ejemplo la opción de la financiación es una alternativa que nuestros deudores tienen a la hora de pagar la deuda. Como condición necesaria para tramitar una operación de financiación es la de contar con algún aval ya que en caso contrario no sería posible la vía del préstamo.

Aparte de esta alternativa hay otras como el negociar plazos de plago, la entrega de bienes, la realización de trabajos….

Opciones siempre hay.

www.cobro-deudas.es

www.cobro-morosos.es