¿Cómo combatir la morosidad?

A la hora de trabajar nuestro negocio, sin duda alguna todas las empresas tienen que dedicar un tiempo a combatir al morosidad, al menos así lo recomendamos desde Recobro. Y ojo, no tiene porque significar el combatir una deuda impagada, la morosidad se combate de muchas maneras entre otras a través de la prevención. A pesar de eso hay empresas que nos dicen, “nosotros no tenemos impagos, ni morosos”, sin embargo, pese a eso si dedican un tiempo a evitar este tipo de situaciones.

A continuación desde Recobro te vamos a explicar algunas de las cosas que tienes que saber si quieres combatir la morosidad de la manera correcta.

La morosidad se combate antes de que surja, es decir, reclamar una deuda impagada también seria combatir la morosidad pero lo ideal es siempre combatir de manera preventiva, es decir, antes de que se produzca el impago. Normalmente cada empresa lo hace de una manera distinta, algunas piden informes comerciales de sus clientes, otras en cambio intentan reducir al máximo el plazo de pago mientras que otras directamente solo venden al contado. Vender al contado es una posibilidades pero actuando así perdemos gran parte de nuestra clientela,

¿Por qué? Pues porque casi todas las empresas de este país y del mundo da igual el tamaño que tengan usan los plazos de pago a modo de financiar sus ventas y así lograr captar a su clientela. Quien solo vende al contado lo hace porque o bien no tiene competencia o bien porque tiene suficiente demanda siendo difícil el perder clientes.

¿Cómo podemos entonces combatir al morosidad el resto de las empresas?

❶ El primer punto y quizás el más importante es hacer labores de prevención. Como hemos dicho si queremos reducir al máximo las posibilidades de sufrir un impago es aconsejable dedicar tiempo y recursos en este punto. Aquí podemos hacer dos cosas, podemos dejar a uno de nuestros empleados esta labor o bien podemos delegar en una empresa profesional que se encargue justamente de esta labor.

Si nos decidimos por la primera opción tenemos que entender que no es tan fácil leer un informe y entender la situación patrimonial de una empresa con lo que al empleado habrá que guiarle previamente sobre cómo realizar su trabajo. Si por el contrario escogemos la segunda opción lo dejaremos todo en manos de la empresa encargada y será  ella a la que tendremos que consultar cuando queramos vender a un cliente…y esperar a ver lo que nos dice.

❷ En caso de haber sufrido un impago tenemos también varias opciones. Pero eso sí, hay que actuar desde el primer momento ya que de nada sirve esperar demasiado tiempo a que el tema se solucione por sí solo. Ya sea actuando por nuestra cuenta, contratando a un abogado o bien por la vía extrajudicial mediante la empresa de recobro tenemos que movernos desde el principio. Cuanto más tiempo dejemos pasar más difícil será cobrar la deuda.

Es decir, desde Recobro siempre aconsejamos primero prevención seguida luego de acción en caso de que sea necesario.

Cobrar deudas y Cobro Impagados

Que tasa de impagados se espera para esta navidad

Si hay una fecha que las empresas suelen aumentar sus ventas es normalmente la de Navidad (regalos, festivos…) Es la combinación perfecta para las empresas y pymes para vender más, ahora, así como venden más también suelen aumentar los impagos. Es una cuestión de lógica y esto no debería de preocuparnos demasiado, si una empresa vende 100 000€ y sufre un 2% de impagos, si la cantidad aumenta a los 150 000€ en épocas navideñas y se mantiene la tasa en el 2% la cantidad aumentara pero será proporcional a las ventas.

Es algo normal que se sufran más impagos y por tanto haya mayor cantidad a reclamar. De hecho, las empresas de recobro es en estas épocas cuando más movimiento generan , pues tras los impagos sufridos los acreedores siempre intentan cobrar la deuda de varias de las maneras que permite la ley, siendo una de ellas la contratación de una empresa de recobro.

De todas maneras, si nos fijamos en la evolución vemos como cada vez se producen menos impagos en nuestra economía, síntoma claro de que las empresas que actualmente sobreviven tienen una mayor fuerza y mayor capacidad de aguante. Tampoco decimos nada nuevo. Con la crisis, a medida que pasaban los años fueron cerrando miles y miles de empresas, empezando por las más débiles económicamente hablando, pasando por otras pymes con problemas en el sector, por impagos sufridos,…Es normal que después de muchos años con esta crisis a cuestas las empresas que queden sean más fuertes haciendo posible por tanto pagar a tiempo y así que se produzcan menos impagos.

A pesar de todo esto, ¿qué pasa si en épocas navideñas sufrimos un impago?

Pues realmente pasa lo mismo que pasaría en cualquier otra época del año. Nosotros como acreedores podremos actuar como creamos conveniente, unos intentaran negociar con el deudor, otros directamente externalizaran el cobro ya sea en un gestor de cobros profesional como puede ser un abogado o bien intentaran otra de las vías existentes en el mercado. Lo importante es ser previsores y tener en cuenta que así como en esta época se vende más también es muy posible que suframos un mayor nivel de deudas.

Es importante tener en cuenta esto pues así nuestra empresa puede estar preparada para afrontar estas situaciones de la mejor manera posible gracias a la planificación.

¿No crees que deberías de planificarte como empresa? ¿Cuál es la tasa de impagados en tu negocio?

Cobro deudas y Cobro Impagados

Impagos en servicios de pago mensual

Cuando una empresa vende a plazos (da financiación a su cliente) sabemos que cada sector maneja unos plazos de pago diferentes a otros. Por ejemplo, en el sector de la construcción y en sectores industriales en donde se manejan importantes cantidades de dinero es habitual que esta ventas a crédito tengan plazos superiores a los 90 días, por el contrario, hay otros sectores en donde se vende con plazos muy cortos o incluso inexistentes (normalmente empresas de servicios) al ser ventas continuas y mensuales.

El mejor ejemplo de esto lo tenemos en las asesorías fiscales.

El cliente que contrata una asesoría fiscal paga mes a mes a cambio de recibir ese servicio. Hoy día todas las asesorías suelen exigir contado para realizar los servicios pues este también es un sector en donde los impagos han causado pérdidas entre los empresarios del sector.

Ahora bien, no es de esto de lo que queremos hablar, sino de las típicas situaciones que el acreedor tiene que enfrentar cuando a pesar de se supone cobrar mes a mes al final tiene que aceptar cobrar más tarde pues así el deudor se lo pide. Que aconsejamos desde nuestra empresa:

❶ Si nuestra factura la enviamos a primeros de mes es ahí cuando tenemos que cobrarlas. Si nuestro cliente nos pide más tiempo es mejor perder al cliente que seguir trabajándole gratis. Este ha sido precisamente uno de los grandes errores de los asesores fiscales en España y una de las razones por las cuales al final muchas asesorías tuvieron que cerrar. Sus clientes les empezaron a no pagar las cuotas y por mantener al cliente continuaron prestándolo durante bastante tiempo…hasta que al final la situación es tan mala que no pueden continuar.

Algunos diréis, ” pero y si es verdad que mi cliente me paga un mes más tarde, si dejo de prestarle el servicio lo perderé como cliente”

Tenéis toda la razón en esto, pero también puede pasar lo contrario y cuando pasa al final la asesoría no solo ha trabajado gratis sino que ha tenido pérdidas. Luego si resulta que tenéis que cerrar el negocio debido a impagos no nos podremos quejar…y más en un sector como este donde el acreedor al cobrar mes a mes puede protegerse bastante bien de los impagos.

❷ ¿Qué pasa si la competencia si ofrece plazo de pago? No te tiene que importar la competencia piensa solamente en tu empresa. Si la otra empresa ofrece plazo es posible que pueda captar a aquellos clientes que buscan eso pero no te quepa duda de que también sufrirá impagos…Todo depende de la tasa de morosidad de tu negocio, si es baja, quizás puedas aceptar trabajar dando crédito a tus clientes.

Dicho esto, ¿eres de los que das plazo a tus clientes? ¿En qué sector servicios estas?

Cobro deudas y Cobro Impagados

 

 

Impagos y devoluciones de mercancía

En los impagos, a veces las cosas no son lo que parecen. Cuando un cliente contrata con una empresa de recobro se supone que lo hace porque hay una deuda real e impagada detrás que busca ser cobrada. Sin embargo, desde nuestra experiencia vemos como hay un nivel de expedientes de cobro que nos llegan en los que realmente el querer reclamar la deuda no esta justificada y por tanto no se realiza esta gestión.

¿Qué tipo de expedientes de cobro son estos?

Para explicar de la mejor manera posible el tipo de deuda a la que nos estamos refiriendo vamos a poner un ejemplo.

La empresa Acreedores SL acude a nuestra empresa de recobro para gestionar un impago. Una vez recibida la documentación comprobamos que la deuda tiene como origen el impago de unas mercancías.Sin embargo, al luego querer analizar más detenidamente la situación vemos como realmente no se ha producido esa deuda ya que las mercancías fueron devueltas.

En este expediente concretamente las mercancías fueron devueltas porqué según la empresa compradora estaba en mal estado, pese a eso el deudor considera que el contrato ha sido incumplido (la venta ha sido realizada) y aunque es cierto ya tiene en su poder las mercancías vendidas ( y además se encuentran en el mismo estado en las que las vendió) considera que debe reclamar esta deuda.

Ahora bien, aunque esto el lo piense la realidad es que ninguna empresa va a gestionar una deuda de este tipo ya que pese a ver contrato de por medio no se considera una deuda exigible y mucho menos como para ser contratada mediante una empresa de recobro.

Casos así son varios los que nos hemos encontrado desde nuestra experiencia.

Un caso similar a este fue un constructor el cual reclamaba la deuda por el impago de unas obras que habia realizado en unas instalaciones, pero luego, al entrar en contacto con el supuesto deudor comprobamos como la deuda se creo porque el constructor no había realizada el trabajo, y de hecho causo destrozos que luego tuvo que pagar el acreedor contratando con otra constructora.

Ese “impago” en consecuencia no puede ser reclamado, y aunque en este caso lo dejamos pasar aquellos acreedores que contraten con nosotros deuda que no sea real ni exigible una vez comprobado esto puede pasar que le reclamemos honorarios por contratar deuda falsa.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Efectos impagados en el transporte

Uno de los sectores más tradicionales en España es el del transporte, y como no podría ser de otra forma también se ve afectado por los impagos. Esto no es ninguna novedad realmente, ya que no hay sector que se salve de los impagados hoy día, sin embargo, lo que sí es cierto es que las deudas que se dejan a deber son proporcionalmente al tamaño de la industria superior a la media.

No es que el importe de los efectos impagados sean grandes ya que no lo son, de hecho una de las características que nos podemos encontrar en este sector es que los impagos no suelen ser superiores a 30 000€, de hecho lo normal son deudas de un par de miles de euros no más. El problema está en la cantidad de impagos que se realizan en el mismo.

Los transportistas evidentemente son los grandes perjudicados normalmente ya que la mayoría de ellos son autónomos trabajando con su propio camión con lo que los impagos generados por las empresas contratantes pueden provocarles grandes pérdidas.

¿Qué empresas son las que normalmente dejan a deber en el transporte?

Normalmente aunque parezca mentira no son las pymes o las pequeñas tiendas a pie de calle las que no cumplen con sus compromisos de pago sino que más bien son las distribuidoras. Y es que el principal cliente para una empresa o autónomo dedicada al transporte son las distribuidoras las cuales como su propio nombre indica se encargar de distribuir las mercancías en diferentes territorios.

En estos casos cuando una de estas empresas deja a deber lo recomendable es siempre que el acreedor actué lo antes posible para recuperar la deuda. Ya sea por la vía amistosa, la opción judicial a través de abogado o con empresas como la nuestra o bien con la opción extrajudicial es necesario que intente cobrar la deuda.

Cobro deudas y Cobro Impagados