Recobro de deudas cuando se carece de dinero

Si hay algo que podemos decir en el recobro de deudas es que no siempre se puede contratar el cobro de impagados cuando no se tiene dinero.

Es decir, aunque en España se da por hecho de que todas las empresas de recobro trabajan a comisión siendo en consecuencia una opción contratar sin asumir ningún gasto esto no es cierto.

De hecho cada vez son menos las empresas de recobro las que trabajan 100% a comisión, e incluso las que dicen que pueden contratar el recobro de deudas a comisión luego en la práctica suelen cobrar iniciales a los clientes.

En Grupo Recobro como empresa que también oferta el cobro de deudas de ambas maneras queremos darte nuestra opinión acerca de esto.

Por lo que estamos viendo y tras los últimos cambios creemos que el recobro de deudas a comisión va a quedar para el olvido.

Hoy día quien más y quien menos en el recobro extrajudicial de deudas está cobrando a sus clientes solo por contratar con ellos.

Sobre todo cuando de lo que hablamos es de empresas de recobro dedicadas al cobro extrajudicial de deudas, esto es, al recobro presencial.

Porque está claro que hay otro tipo de empresas dedicadas a cobrar deudas como son las que llevan a cabo el cobro telefónico en donde todo esto es diferente.

Estas segundas empresas por el tipo de servicios que realizan si se pueden permitir llegado el momento trabajar sin cobrar nada.

La clave está en entender la diferencia en cómo trabaja cada una de estas empresas.

Así como la empresa que lleva el recobro presencial tiene que asumir una serie de gastos como son los de desplazamiento, gestión (los cuales además en la mayoría de ocasiones son superiores a lo que cobran) la empresa de recobro telefónico no asume prácticamente gasto.

El único “gasto” podría ser el gasto en tiempo de los gestores de cobro algo que también se da en el cobro presencial.

Son las empresas de cobro que pueden llevar el cobro de deudas sin necesidad de tener que salir de oficina las únicas que pueden llegar a trabajar a comisión.

Y en la mayoría de casos por no decir siempre solo aceptaran el recobro con empresas grandes que les contraten.

No veras a muchas de estas empresas de cobro telefónico contratar con clientes particulares o empresas que luego solo les envían una única operación o varias en el mejor de los casos.

Estos negocios suelen funcionar por volumen de ahí que su cliente potencial sean las financieras y grandes multinacionales.

A todo esto también tienes que entender que no es el mismo cobro que se consigue por teléfono que aquel realizado en persona.

¿Qué hay del recobro judicial de deudas?

Pasa que aunque haya empresas como la nuestra la cual solo cobra en caso de cobrar la deuda también es cierto que es imposible contratar sin coste.

No con nosotros pero si por aquellas otras cosas que implican el cobro judicial como son las tasas, procurador…

Y por supuesto los gastos por desplazamiento que también pueden llegar a darse en caso de que el abogado se tenga que desplazar a juicio.

Como ves contratar el recobro de deudas si no cuentas con nada de dinero es prácticamente una misión imposible.

Cobro deudas y cobro impagados

Cadena de impagos en el cobro de impagados

Es frecuente que en el cobro de impagados nos encontremos con que la deuda se ha originado por un impago anterior al producido por parte del deudor.

Sobre todo esto es algo que podemos ver en sectores como el de la construcción aunque no es el único sector en la que ocurre de vez en cuanto esto.

¿Qué es lo que queremos decir con cadena de impagos?                                                              

Lo que queremos decir es que no todos los impagos son debidos a una mala gestión por parte del deudor o incluso por la voluntad de este de no pagar sus deudas.

A veces el impago se debe un impago anterior  llamado este normalmente como cadena de impagos.

¿Qué es una cadena de impagos?

Una cadena de impagos es una serie de impagos que a medida se van produciendo van arrastrando a otras empresas a deber dinero y en consecuencia a generar un nuevo impago.

Ponemos un ejemplo en Grupo Recobro para explicarlo mejor.

Pedro encarga un trabajo a Manuel valorado en unos 10 000€.

Debido a problemas de tesorería Pedro no puede pagar a Manuel por lo que Manuel tampoco puede pagar a sus proveedores.

A su vez estos proveedores debido al impago sufrido no pueden pagar a terceros (empleados, otros clientes) causando una cadena de impagos.

Generalmente la longitud de la cadena depende sobre todo del volumen de impagos.

Seguramente para el impago del que estamos hablando (unos 10 000€) no sea esto muy elevado, por el contrario en impagos donde la deudas es de cientos de miles de euros o incluso de millones de euros como te puedes imaginar esto puede causar una situación problemática en el sector.

En empresas de la construcción por ejemplo debido a algún impago por parte de un ayuntamiento esto ha ocasionado no solo el cierre de la principal empresa acreedora sino también la de decenas de otras empresas proveedoras de estas las cuales se quedaron sin cobrar debido al impago del cliente principal.

Se supone que el resto de empresas proveedoras no deberían de verse perjudicadas por el impago del ayuntamiento al no ser este su cliente, sin embargo es algo que siempre sucede.

Cuando el acreedor principal no cobra alguna factura este luego lo traslada al resto de proveedores y empresas afectadas.

Casi nunca veras un acreedor que se ha quedado sin cobrar su factura pagar a las subcontratas aun pudiendo hacerlo.

Lo hemos visto no una ni dos veces sino muchas.

En el sector del recobro por cierto cuando se detecta una cadena de impagos es frecuente que la empresa de recobro deje el expediente a un lado.

Porque intentar cobrar de un deudor al cual también le han dejado a deber es algo que por lo menos por la vía del recobro extrajudicial no es fácil llevar pues como empresa sabremos que el impago realmente lo ha generado otro.

Sera a través del recobro judicial donde los acreedores que quieran reclamar la deuda tendrán que actuar. Eso o bien actuar únicamente contra el deudor principal y no contra el resto de deudores fortuitos cuyo impago está motivado por el impago principal.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Clientes en el extranjero y deudores en España

¿Es habitual encontrarnos en una situación de este tipo? No, la verdad que no es habitual que un cliente extranjero se decida a contratar una empresa de recobro en España para cobrar deudas a su deudor el cual también se encuentra en nuestro país.

Pero no es habitual no porque los clientes no quieran contratar el recobro sino porque para empezar no es habitual que se den impagos entre empresas en el extranjero.

Normalmente cuando una empresa vende a otra y esta se encuentra fuera de España suele escoger medios de pago seguros pues saben de la problemática en caso de que el deudor no pague la deuda en el tiempo previsto.

Recobro deudas con clientes fuera de España

Para que compares con los clientes de aquí en España cuando uno de estos han intentado contratar con nuestra empresa de recobro y hemos visto que el deudor se encontraba fuera de nuestro país hemos preferido dejar el cobro para otras empresas en lugar de contratar nosotros.

Y aun así sabemos que el resto de empresas que se dedican al cobro de impagados actúan igual, si ven que el deudor al que tienen que reclamar la deuda se encuentra en un país fuera de España directamente no hacen nada.

Aquí con las empresas en el extranjero pasa algo parecido con una diferencia.

Así como en el extranjero no hay empresas de recobro que actúen por la vía del recobro extrajudicial como podemos hacer nosotros las empresas extranjeras si tienen la posibilidad de poder contratar con empresas de este tipo en España.

Por tanto a una empresa en el extranjero le resulta más sencillo intentan conseguir el cobro que no una empresa de España el cual tiene que intentar contratar una empresa de este tipo en el extranjero (no hay)

Porque las empresas de recobro que hay en el extranjero no llevan a cabo el recobro extrajudicial de deudas sino que aplican el recobro telefónico a lo sumo.

A nosotros mientras el deudor se encuentre en España nos da igual si la empresa acreedora se encuentra o no fuera de nuestro país pues no es lo importante, lo que tenemos que tener en cuenta es donde se encuentra el deudor.

Así pues las empresas en el extranjero también pueden contratar con Grupo  Recobro siempre que sus deudores se encuentren en nuestra zona de actuación, esto es España.

En cuanto a las tarifas aplicadas serán exactamente las mismas a las que aplicamos al resto de clientes.

En ese sentido no hay diferencias, la diferencia puede estar en la toma de contacto con la empresa en cuestión.

Si quieres poder contratar con nuestra empresa tendrás que desenvolverte en castellano pues aunque algunas personas de nuestro despacho hablan en otros idiomas el contrato al estar en español solo es posible ser firmado de esta manera.

En caso contrario siempre puedes intentar contratar el recobro con empresas de este tipo que funcionan a nivel internacional, aunque por lo que sabemos no es para nada frecuente ni tampoco eficaz al hacer todas sus gestiones estas empresas por la vía telefónica nada más.

Cobro deudas y Cobro Morosos

¿Tienes problemas para que te paguen tu deuda?

Si te haces esta pregunta desde Grupo Recobro solo diremos una cosa, coche rotulado.

Si como empresa/particular has sufrido impagos y ya no sabes que hacer para que tu deudor te pague tus deudas desde Grupo Recobro te damos el mejor de los consejos que como empresa de recobro podemos darte en la reclamación de deudas, realizar el recobro de deudas mediante coche rotulado.

No os imagináis la diferencia existente entre cobrar deudas por las buenas amistosamente siendo el acreedor quien reclama la deuda que cuando es una empresa de recobro profesional como podemos ser nosotros la que se encarga de esta gestión. Sabemos que esto es algo que ya hemos repetido en otras ocasiones pero insistimos en ello para que el acreedor no pierda tiempo cuando tiene algún deudor a quien reclamarle la deuda, si quieres conseguir resultados lo mejor es que acudas a una empresa de recobro.

¿Qué aporta el coche rotulado a diferencia de lo que aporta el acreedor?

Lo que aporta este coche rotulado es un mensaje claro al deudor, si no pagas tu deudas vas a tener que lidiar tanto con coche rotulado que va  estar persiguiéndote día tras día en el cobro de impagados como con el gestor de cobros, el cual como bien sabes también puede ir uniformado.

Y eso ya sabe lo que significa el deudor, el no poder trabajar con normalidad al temer que se le realice una visita en el momento mas inesperado con todo lo que eso significa…

Porque cuando llegamos a este punto de recobro amistoso nada, aquí ya todo pasa al recobro extrajudicial de deudas que es cuando comprobamos como el deudor lo único que ha hecho es dar largas por no decir otra cosa en el pago de sus deudas.

Nosotros cuando vemos que el deudor nos ha mentido sintiéndolo mucho actuamos con el objetivo de provocar en el deudor que sea el mismo quien quiera pagar sus deudas. Si tenemos que visitar al deudor justo cuando está reunido con clientes así lo hacemos. Nuestra idea aquí es sencilla, si te has permitido el lujo de comportarte así para no pagar tus deudas luego no te quejes cuando procedamos al recobro extrajudicial.

Por ejemplo, cuando es un deudor fortuito el que ha dejado alguna deuda a deber enseguida esto lo comprobamos y por supuesto que decir tiene que ni tan siquiera nos planteamos el enviar ningún gestor de cobros uniformado para cobrarle. Solo actuamos en el recobro extrajudicial de deudas bajo esta forma cuando sabemos el deudor no tiene intención de pagar aprovechándose del sistema…

Muchos deudores piensan que no pagar sus deudas no tiene consecuencias, y es verdad si es insolvente, ahora bien, eso siempre y cuando tu acreedor solo acuda judicialmente porque como contrate una empresa de recobro ya te puedes olvidar de la tranquilidad, hay un dicho muy cierto en el recobro, descansa quien paga sus deudas.

Por último decir que si eres acreedor y estas pensando en contratarnos tienes que saber que tenemos presencia con gestores de cobro en toda España incluida Portugal, dicho. esto, no tienes más que ponerte en contacto y en el menor tiempo posible empezaremos con la gestión.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Cobrar deudas a través de una declaración jurada

Dentro de las deudas que todos los días nos podemos encontrar en Grupo recobro existen algunas en donde por una razón u otra el acreedor no dispone de la documentación necesaria para reclamar el impago de la manera legalmente correcta.

Esto en ningún caso significa que la deuda sea incobrable entre otras cosas porque existen varias formas en las cuales un acreedor puede reclamar su deuda a pesar de no poder demostrar la misma a través de facturas impagadas

Hay que decir eso si que no es lo habitual ni mucho menos, sin embargo se han dado casos en los que una empresa de recobro ha cobrado el impago mediante la declaración jurada.

Cobrar deudas mediante declaración jurada

Ahora bien, es importante no confundir entre lo que es una declaración jurada para reclamar una deuda la cual en su día estuvo documentada que una deuda originada por una venta sin declarar. En una venta sin declarar (se hace todo en b) el acreedor no puede reclamar la deuda a través de una declaración jurada pues entre otras cosas se estaría tirando piedras encima de su propio tejado. Eso es así.

Si por el contrario lo que ha pasado es que el acreedor a perdido las facturas que originaron el impago pero la deuda es REAL, entonces, bajo su propia responsabilidad podrá emitir una declaración jurada mediante la cual en su propio nombre jura que la deuda existe, es real y esta vencida.

Con ese documento la empresa de recobros puede reclamar la deuda y de hecho lo normal es que el propio deudor reconozca la existencia de dicha deuda. Ahora bien,

¿Qué pasa cuando el deudor se opone a la reclamación de la deuda, es posible esto?

Por supuesto que es posible, es más, el deudor puede negar la deuda y en consecuencia tener que paralizar lo que es el cobro del impago. El deudor para empezar puede exigir que el acreedor demuestre la documentación de la deuda y en consecuencia al no poder hacerlo tener que paralizar todo el proceso. Por suerte para el acreedor en la práctica esto no es lo habitual ya que difícilmente el deudor va a saber que el acreedor ha perdido al documentación, es por esto que luego el deudor no pone ningún tipo de impedimento en la reclamación.

Hay que partir del hecho de que aunque se puede reclamar un impago bajo esta forma no es la forma legalmente correcta, pues se supone que para poder cobrar una deuda impagada esta tiene que estar 100% documentada y se debe poder demostrar.

Evidentemente la opción de la declaración jurada solo es válida para el recobro extrajudicial de la deuda, nos tenemos que olvidar de intentar el cobro judicial mediante esta forma pues directamente el juez lo que hará será denegarnos la solicitud. Desde Recobro en ese sentido este tipo de cobro solo lo podemos llevar con las tarifas con iniciales entre otras cosas porque cobrar este impago es diferente al habitual y en previsión de posibles riesgos ocasionados en la gestión.

Cobro Impagados y Cobro deudas