¿Un moroso solvente es posible?

¿Un moroso solvente es posible? 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Cuando hablamos con empresarios acostumbrados a vender a crédito comercial nos fijamos como la mayoría de ellos piensan que solo pueden dejarles a deber aquellas personas que son insolventes o no tienen suficiente capacidad de pago cuando normalmente pasa lo contrario.

Al menos eso es lo que vemos desde Grupo Recobro. Porque impagos está claro que siempre van a  existir y el deudor puede ser de diferentes tipos, ahora bien, lo que no se puede decir es que aquellos deudores que pueden pagar sus deudas siempre lo harán pues en la práctica no pasa eso.

De hecho, en el artículo de hoy vamos a hablar de un tipo de deudor similar al moroso profesional pero con una diferencia, que este si es solvente. Es decir, este moroso tampoco paga porque no quiere pero a diferencia del moroso profesional el cual normalmente sobre documentos es insolvente este en cambio si tiene solvencia más que demostrada.

¿Existen morosos solventes?

Si que existen a pesar de lo que algunos piensen. Puede que no sea lógica esta forma de actuar por parte del deudor pero estas situaciones se dan porque el moroso generalmente no se dedica profesionalmente a ello.

Recordar una cosa, un moroso puede tener inmuebles a su nombre …y ser administrador de una sociedad limitada con deudas y no pasar absolutamente nada. Y en parte estamos de acuerdo con eso a nivel mercantil pues una empresa puede verse en problemas no teniendo que responder el administrador personalmente por vía judicial.

 En la reclamación deudas al menos cuando se actúa a través de recobro judicial tenéis que entender que cuando se le reclama a una empresa es esta la que responde, no los socios ni el administrador de la misma.

Eso siempre y cuando se hayan hecho las cosas bien, porque todo hay que decirlo, una empresa con deudas tiene que llevar una serie de obligaciones que el administrador de la sociedad debe de cumplir, en caso de no hacerlo si podrá responder solidariamente de las deudas de la sociedad trasladando la responsabilidad por las deudas contraídas contra el mismo.

Sin embargo, aunque esto no pase (no es lo habitual porque casi ningún acreedor intenta trasladar la responsabilidad al administrador) hay que decir que en el recobro extrajudicial todo esto es secundario.

Cuando nosotros iniciamos el recobro extrajudicial de deudas también tenéis que entender que en la reclamación a una empresa tenemos que hablar con el administrador, la razón es simple.

Una persona jurídica (sociedad limitada) ¿Puede hablar, puede defenderse?

No, no puede y de hecho las deudas que ha acumulado la persona jurídica vienen por una gestión de una persona física siendo normalmente el administrador el responsable.

¿Por qué entonces un moroso solvente deja deudas a deber?

Si este moroso tiene bienes a su nombre y no paga sabe que le pueden embargar fácilmente.

¿Por qué entonces pasa esto? Pues en primer lugar porque los acreedores normalmente cuando actúan por su cuenta no investigan a su deudor y en consecuencia ni siquiera se enteran de si tienen o no propiedades.

Ese es uno de los errores habituales del acreedor cuando actúa por su cuenta. Y el moroso esto lo sabe no teniendo que esconder sus bienes ni nada.

Cobro deudas y Cobro Impagados

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 + 12 =